Es una moda el ser positivo, por que lo hemos oído muchas veces, que si eres positivo atraes muchas cosas buenas a tu vida.

Pero pasan los días, los meses y los años, y parece que el Karma se ha olvidado de nosotros no? que realmente no llegan las cosas buenas, todo aquellos que estamos esperando.

Quizá el error es el concepto que tenemos de esta expresión.

Hay que se positivos, por que este estado, va a hacer que estés en armonía contigo mismo, y esto va a hacer que los que están a tu alrededor tengan tu influencia positiva, no vas a poder alterarles su estado emocional, por que ellos viven su proceso, pero si les va a invadir todo lo que tu desprendes.

Esto es lo que nos llega cuando somos positivos, o tenemos una actitud positiva, el agradecimiento de poder influir en los demás de una forma correcta.

Aún así, el ser positivo, no te libera de que te pasen cosas que no son las que te esperas, cosas que piensas y te preguntas, por qué me está pasando esto?

Esa es la otra parte, la aceptación, el saber que todo lo que pasa en nuestro camino tiene un sentido, y un por qué, y que si prestamos atención, con el tiempo miraremos hacia atrás y nos daremos cuenta.

Por tanto, la actitud de ser positivo, es un regalo para los demás, que hará que nos  lleguen cosas, buenas y malas, las buenas, bien recibidas, las malas, como proceso de un aprendizaje.

Estás de acuerdo?

#Namasté

man in red crew neck sweatshirt photography
Photo by bruce mars on Pexels.com
Anuncios