Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

humana

Tecnología humana o tecnología informática

Una vez superada la era de la información que ha ido desde el año 2000 hasta el año 2020 y en la que se pueden definir dos fases, una primera de acceso a toda la información, donde se crearon las bases para que todos y cada uno de nosotros pudiésemos tener acceso a toda la información que necesitemos para ampliar nuestro conocimiento hasta el límite que nuestro tiempo y cerebro lo permita, que duró aproximadamente entre el año 2000 y el 2010, y una segunda fase, donde se llegó a temer por dar demasiada información a la humanidad, y hubo que cambiar el rumbo, donde si se ha mantenido el acceso universal al conocimiento, pero controlado, despistado y distraído, a base de desinformación, “fake news”, y horas y horas delante de pantallas, en la que llega un momento que no sabemos ni cómo empezamos, ni como hemos llegado a estar viendo videos de gatos pero que no podemos desengancharnos.

Llegado este momento, nos encontramos en la era del cambio humano, que va a dividirse en dos paradigmas.

Mientras por un lado, las pandemias, el cambio climático, las guerras, las diferencias sociales, y algo ajeno a este mundo conocido va a ir mermando la población, y la actividad humana, por otro lado se va a ir avanzando en dos sentidos.

  • La tecnología informática. Que las empresas tecnológicas que más dinero tienen y manejan estén invirtiendo en los viajes a otros planetas, no es fruto de la casualidad, y que estás mismas tecnológicas estén obteniendo cada vez más control y poder, a pesar de que a veces los gobiernos (juguetes a los que les queda poco tiempo de existencia) piensen que los controlan con ridículas multas, nos dicen hacia donde apunta nuestro futuro. En este futuro, se vivirá en pequeños cubículos rodeados de una realidad aumentada en el que pensamos que estamos viviendo algo, mientras que la realidad será que estamos cumpliendo algún tipo de tareas y funciones sociales, y suministrados, abastecidos, o atendidos por estos grandes tecnológicos, google, facebook, apple, amazon…. (te da igual llevar comida, ropa,…, lo que necesites a casa que a Marte…)
  • la tecnología humana. La gran incógnita del ser humano sobre el envejecimiento celular y la enfermedad tendrá un gran cambio. Niveles de consciencia superiores harán que seamos capaces de vivir una vida plena, sin envejecimiento y sin enfermedades, en el que sabremos que estamos en esta vida para cumplir unas funciones sociales de ayuda y servicio, en un entorno social en el que estará dirigido por el perdón, la compasión y la gratitud.

La capacidad de controlar nuestros pensamientos, libres de dogmas, culturas y aprendizajes erróneos, en pro de crecimiento, creatividad, desarrollo, conocimiento, sin que nuestro aspecto físico sea una preocupación, si no un motivo de alegría, gratitud y disfrute será el cambio más disruptivo desde que el humano es humano.

Parece mentira que este cambio esté “a la vuelta de la esquina” viendo lo que estamos viendo ahora mismo por la ventana de nuestra consciencia, pero debemos de dejar de pensar en tiempo y espacio tal y como lo tenemos concebido hasta ahora mismo, ya que hace 100 años nos hablaron de la relatividad de estos conceptos.

Saber que pensamos que la vida está yendo demasiado rápido, quizá es por que está siendo así por que ya no vivimos días de 24 horas si no de 16, y por eso, las eras ya no duran 100 años, la última la hemos levantado y la hemos hundido sólo en 20 años, la siguiente en la que estamos metidos, ya es un equilibrio entre la construcción y la destrucción de la misma.

Es el momento de despertar, de dejar el letargo, la siesta, el despiste y empezar a vivir como ser humanos universales que somos, dejar de pensar que nuestra vida es lo que estás viendo alrededor, si no que nuestra vida es lo que ves cuando se pone la luz del Universo, las estrellas que nos rodea, que el Universo no entiende de lo físico que tenemos a nuestro alrededor y sobre lo que hemos creado nuestra existencia desde hace miles de años, que el Universo sólo entiende de energía, emociones y vubraciones.

Es el momento de volver a sentirnos nosotros, seres totalmente conectados, y desconectar para conectar, vivir con consciencia, sin abandonar este teatro, por que nosotros como el cambio climático, llegamos tarde, es empezar, a través de la meditación y la consciencia plena, dejar un Mundo en el que los niños del ahora, tendrán un gran peso en el futuro, ellos van a ser la generación que lo cambie todo, no nos enfoquemos en que sean los mejores directores de multinacionales, centrémonos en que sean buenas personas, y que tengan unos valores firmes de solidaridad, amor, gratitud, compasión, alegría, felicidad, y entorno social (familia y amigos) de relaciones de crecimiento.

Espero que os haya gustado mi película de ciencia ficción, que paséis un feliz día.

CONCIENCIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA O VICEVERSA

La conciencia es un viaje que empieza en el momento de nuestra llegada y que termina cuando dejamos de evolucionar.

Durante nuestra estancia en este lugar, pasamos por diferentes fases, unas mejor y otras peores, pero todas entran dentro de un plan establecido para aportar a nuestro crecimiento personal y a nuestra conciencia.

Alcanzar la plenitud es un privilegio que sólo se concede a personas que dedican su vida a la ayuda y la entrega a los demás, encontrando su sentido y aceptando todo lo que cada día acontece, sin juzgarlo, sabiendo que si es así, es por que es lo mejor que puede pasar en ese momento, y que está orquestado en el universo para que así suceda.

Aceptar estas situaciones es complicado, por que vivimos en una pandemia constante.

Ha llegado un virus, para hacernos ver, lo que normalmente nos rodea, pero que no somos capaces de ver.

Pero este virus no es la única pandemia, hay pandemias en cada uno de nosotros, en cada hogar, en cada ciudad, en cada país, en cada continente y este lugar llamado mundo, hace muchos años que lo convertimos en una pandemis, y de este virus, que nos ha abierto los ojos, podemos aprender.

Pandemia es el hambre que existe en el mundo y que el ser occidental no mira ni de reojo.

Pandemia es el odio y la violencia hacia nosotros mismos con motivo de género, religión, política o deporte.

Pandemia son los pecados capitales de los que vivimos rodeados, envidia, avaricia, pereza, gula, lujuria, ira y soberbia, unos en mayor medida que otros, y que nos tienen atrapados.

Pandemia es perder el tiempo, en cosas que no nos aportan.

Pandemia es no disfrutar de las cosas buenas y de la gente buena que nos da la vida, por que perdemos tiempo en buscar riqueza.

Pandemia es querer vivir esta vida, en un formato no preparado para este Mundo.

Ha llegado una pandemia nueva en forma de virus, para decirnos que nos tenemos que quedar en casa, pero no en el hogar, en nuestra casa que es nosotros mismos, en nuestro interior, nuestra casa es el cuerpo que hemos elegido para vivir, y el trozo de mundo donde hemos elegido vivir, esa es nuestra casa, y este virus, nos dice que nos quedemos dentro de nosotros, para curarnos, de todos los daños que llevamos arrastrando años.

Nos ha dado tiempo, para crecer, y para estar con los nuestros, para ordenarnos y organizarnos, y ojos para ver la realidad de la vida, y creer en una nueva realidad.

La conciencia toma un papel fundamental en este proceso, en el que se distinguirán 3 perfiles.

  • El aventajado, que sabrá leer la situación, posicionarse, situarse, mirar hacia dentro, querrá aprender y ayudar a los demás.
  • El neutro, que ve esto, como una situación más en una vida que le ha tocado vivir, y que pasará, como pasa todo, pero que no dejará ni pena ni gloria.
  • El repetidor, el peor parado, el que en lugar de evolucionar, esta situación le ha hecho involucionar y encerrarse en sus miedos.

Cuando en diferentes puntos del mundo nace algo común y que puede contagiar a muchas personas, de nosotros depende que sea un virus, o que sea una enseñanza.

El movimiento a favor de la consciencia humana nació hace años en diferentes lugares del Mundo, por personas que no han tenido conexión ni relación entre ellos, en un momento en el que no existía internet, y que cada uno de ellos, lleva años trabajando en transmitirlo a su entorno cercano y a las generaciones que van llegando, hagamos que este movimiento se contagie en nuestro entorno.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑