Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

meditar

Cuándo despertaremos?

Photo by Szabu00f3 Viktor on Pexels.com

Este 2020 ha sido un año que nos ha marcado a todos.

A mi personalmente me ha servido para aterrizar muchas cosas que llevaba tiempo trabajando, y que he visto la necesidad de empezar a compartirlo con mi círculo, y no sólo el cercano, si no intentar llegar a cuanta más gente mejor, por que creo que ha llegado un momento en la vida, en la que tenemos que vivir la vida de otra manera, no inmersos en este estilo de vida que se nos ha creado, para que no podamos crecer ni desarrollarnos como personas, donde tenemos una estructura en nuestra cabeza en base a creencias instaladas y pegadas con fuego, que hace que no seamos capaces de ver el mundo de maravillas que nos rodea, y que nos limita a la hora de creer que somos realmente capaces de conseguir lo que queramos y de vivir una vida que siempre hemos deseado.

Por un lado vivimos en la cultura del miedo, durante años se han creado conexiones en nuestra cabeza, para que vivamos con temor, y los efectos que esto genera, la ansiedad, la inquietud, la incertidumbre, la tristeza, la depresión, y que como máxima aspiración tengamos en mente un “Virgencita Virgencita que me quede como estoy”, ya que toda la información que nos llega es sobre tragedias.

La doctrina del shock se basa en esto, se ha aprovechado alguien, algún orden y que no es el universal, algún orden humano, que maneja mucha información, de que tengamos miedo por:

  • crisis económicas
  • guerras
  • terrorismo
  • salud
  • desastres naturales

Y el último invitado

  • biología

Con esto no quiero decir que exista una teoría conspiratoria, tampoco que no, simplemente quiero decir que hacen uso de todas las cosas que pasan para instalar el miedo en nuestras mentes y de esta forma dominarnos y dirigirnos.

Aún pensamos que tenemos algo de libertad, que en algún momento decidimos algo, qué hacer en el fin de semana, qué hacer en verano, tener hijos o no…, pero realmente estas decisiones las tomamos en base a las creencias que tenemos instaladas y al círculo de información que nos rodea, poca capacidad de libertad tenemos.

Por otro lado, no somos conscientes del mundo en el que vivimos, de un mundo lleno de contradicciones y falta de contacto con la realidad.

Llega este último invitado biológico que hace que cambiemos nuestro estilo de vida, y que parezca que alguien está haciendo algo por salvarnos, gobiernos, industrias farmacéuticas, cuando realmente son estos los que nos están matando lentamente con sus luchas internas, y permitiendo con sus políticas de control el que se desarrollen otras enfermedades que tendrían una digna solución, pero que el poder económico lo impide., por no hablar que vivimos en un mundo en el que 1 tercera parte vive en la hambruna, mientras otra tercera parte padece de obesidad, que cosa más espeluznante verdad?

Y de repente, en este caos, el ser humano recuerda que tiene una arma, una arma secreta que es capaz de acabar con los miedos, con la ansiedad, con el temor, la tristeza y que le permite tener consciencia de lo que pasa, de abrirle los ojos, y de empezar a buscar una vida mejor, fuera de estas creencias, y que le permita creer, y que esta arma es sanamente contagiosa de unos a otros, y que encima esta arma, al hacerte más consciente del mundo en el que vives, hace que respetes más al medio animal y ambiental, por que lo sientes realmente como algo tuyo, por lo que no sólo ayuda a sanarte a ti mismo desde el interior, si no que ayuda a cuidar el mundo en el que vives.

Y este arma es gratuito, nacemos todos con él, lo tenemos desde nuestro origen, es como respirar, es MEDITAR, tener tiempo para nosotros mismos, dedicar tiempo a observar nuestro interior, para poder mejorar el exterior, y es un trabajo bello y pleno, que te lleva a conocerte, respetarte y quererte un poco más, y a crecer en la vida, haciendo las cosas con consciencia, sabiendo que no te puede alterar el orden político, por que son parte de un guiñol, son un espejismo de una realidad que no existe.

La MEDITACIÓN, nos puede ayudar a todos a crear una vida en la que estemos cómodos, en la que encontremos nuestro propósito, en la que trabajemos para nosotros, en la que podamos crecer, compartir y amarnos los unos a los otros, por mucho que quieran crear diferencias entre nosotros, por que te das cuenta que no sólo no existe tal diferencia, si no que realmente todos somos uno, el mismo ser.

El despertar ya ha llegado, tenemos toda la información que necesitamos para empezar a hacerlo, sólo hay que hacer buen uso de ella.

Te espero.

Es un comienzo

Esta semana he podido ver en el colegio de is hijos, que tienen un panel en la entrada, iluminado y reclamando atención, en el que se muestran diferentes “tips” que forman parte de la educación, y del modelo de educación que trabajan en este colegio.

Independientemente de si estoy de acuerdo en uno u otro modelo de educación, si se está educando bien a nuestros hijos o no, de si, aún sin saber cómo va a ser la vida en 20 años, cómo podemos educarlos hoy en día, uno de los puntos que me ha llamado la atención, que se ve en rosa, y que está muy centrado es el de “MEDITAR”.

Me parece muy interesante que se promueva la meditación en colegios de educación cristiana, hay curas que meditan, conocido es el caso de Pablo D´ors y su biografía del silencio, donde habla de las paradas para meditar hasta que un año después consigue entrar en meditación.

Ojalá no fuera un simple “tip” y se le diera la importancia que tiene, y que formara realmente parte de la educación, y que pudiésemos ver en diferentes puntos del Mundo, lo pasado en Tailandia, donde 1 millón de niños meditaron por la Paz Mundial.

Destacar quiero, que meditar no es parar para reflexionar sobre cómo hacer las cosas, o planificar cosas a futuro, o pensar en cosas sucedidas en el pasado, meditar es parar, dar tiempo para dejar la mente en blanco, o por lo menos frenar el ritmo frenético que lleva, y si pensamos que los niños no llevan este ritmo frenético, estamos errando.

Pasen buen día y tengan cuidado ahí fuera.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑