Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

soñar

Y si entrenar no es sólo entrenar?

selective focus photo of buddha statue
Photo by Sayantan Kundu on Pexels.com

Qué es lo que hace ser grandes campeones a los campeones? Sólo el entrenamiento? entrenan más los mejores? entrenan mejor los mejores? o es que el estado de la victoria, es un estado que también se puede trabajar, y no sólo con entrenamiento.

Volvamos a las teorías sobre la creación del Universo, parece que todo esto «Universo», se creo a partir del Big Bang…., pero y qué había antes del Big Bang? qué es todo esto a lo que llamamos Universo? Realmente existe todo esto? qué somos nosotros que nos creemos tan grandiosos, y somos tan «nada» dentro de este «TODO» inmenso?

Puede ser que realmente sea más creíble que el Universo no existe de fuera para dentro, es decir, que no es una realidad que nosotros vemos, si no que realmente existe de dentro para fuera, que es una realidad que nosotros creamos con nuestra mente.

A mi me gusta pensar más esta segunda opción, pero apruebo que tu pienses la primera, por qué no?

Pero aplicado esto al mundo del deporte. y si pienso que lo que hay fuera, no son herencias, estereotipos, cosas que me han dicho que son, y que van a ser, si no que realmente lo creo yo, o  es que no piensan así los ganadores?

Ya sé lo que estáis pensando…., que qué friki, no? que entonces por qué no eres campeón del Mundo en algo, no? o por qué no te van mejor las cosas? o por qué te retiras en carreras? o muuuchooosss por qué, verdad?

Pues esto es por que desde muy pequeñitos, nos «educan» con estas cosas, con estas limitaciones, y nos van creando un Mundo, limitándonos en las posibilidades de crear nuestras propias vidas, y muchas veces, «sufrimos» estas herencias familiares, por complejos o miedos de nuestros padres o familiares cercanos.

Esto no tiene por qué ser de por vida, podemos romper estos «lazos tóxicos» y liberarnos, como se dices, ser los capitanes de nuestra propia vida, y empezar a crear nuestro propio destino, en el que nosotros tenemos el control.

Nada es fácil, de todas formas, los cambios son lentos, el escaparnos de estas herencias son complicadas, pero estamos en le era de la información, y podemos recibir ayuda por todas partes, que nos indiquen y guíen  para crear nuestros objetivos.

Por tanto, y volviendo al entrenamiento…. entonces no se entrena? claro que se entrena…, pero hay más cosas…, entrenar también es crear, imaginar, soñar, volar, ver, visualizar, simular, decidir, confianza, y seguridad…, los resultados… llegarán.

Entrenar con la imaginación

_80_8173

Llamamos entrenamiento, a cada momento en el que nos ponemos la ropa de deporte y nos lanzamos a la calle o a nuestro sitio de entrenar o practicar deporte, para realizar el acto de entrenar.

Hemos empezado a oír cosas sobre el «entrenamiento invisible» haciendo referencia normalmente a la alimentación y al descanso.

Pero y si empezamos a hablar de «entrenamiento con la imaginación»?

Es una realidad que con la visualización y la imaginación activamos esas mismas zonas en nuestra corteza cerebral, que cuando hacemos el gesto físico real. Sobre esto ya no hay duda, por lo que «algo» podemos estar alterando o creando, cuando nos imaginamos algo relacionado con el deporte que practicamos.

Parece esto, mucho más fácil de creer cuando son deportes que llevan asociado algún gesto técnico, como la natación, el golf, el tenis…. Visualizar e imaginar el golpe perfecto, la brazada perfecta, parece que tiene efecto en nuestra corteza cerebral, y aumenta las posibilidades de que así lo hagamos.

Pero y por que no entrenar el entrenamiento perfecto, el objetivo, el ritmo perfecto, el estado perfecto…

Imaginarnos estas cosas, quita bloqueos de frustración, ya que muchas veces el entrenamiento se convierte en nuestro peor enemigo…, no conseguimos los ritmos que nos habíamos marcados, estamos cansados, agotados…, no podemos más, y encima, empezamos a actuar sobre el destino final, nuestro reto…, no lo voy a conseguir…

Y por que no dedicar algo de tiempo, a imaginarte que corres, casi volando, que tus pies prácticamente no tocan el suelo, por que te sientes ligero, liviano, con ganas de volar, que podrías estar así días, y días, que nunca has tenido unas sensaciones tan buenas, que todo lo que hay alrededor es espectacular, el tiempo acompaña, la brisa nos empuja, los árboles nos animan, y el sol o la humedad es la perfecta.

Si disfrutamos de este estado durante unos minutos, nuestro cerebro lo va a agradecer, el recuerdo de este entrenamiento que nosotros nos podemos crear como lo queramos, nos va a dejar un recuerdo imborrable,  nos va a motivar, y nos va a ilusionar.

Esto es todo lo real que tu quieras, por que no deja de ser imaginación….

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: