Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

optimismo

Meditación y deporte

Muchas me habéis preguntado por cómo podéis empezar a meditar, o qué libro podéis leer que os ayude.

Yo hace tiempo, antes de que empezara a meditar, topé con un libro que me llamó mucho la atención, se llama el juego interior del tenis.

Este libro habla del juego exterior, que es contra un rival, y del juego interior que es contra tu mente.

Posteriormente me leí la biografía de Nadal, y pude entender como todos los tics nerviosos y manías que tiene, se asociaban con lo que indicaba el libro el juego interior del tenis.

Rafa Nadal, cada vez que termina un juego, o un set, tiene todas esas manías, que el único fin que tienen es centrar la atención en esas manías, para no pensar en nada más.

El libro se centra mucho, en que cuando fallas o ganas un punto, no debes volver a pensar en ese punto, si no que tienes que pensar en el siguiente, y basarte en el momento en el que estás, no pensar si el siguiente punto va a ser bueno o malo, si no en centrarte en hacer las cosas basadas en tantas y tantas horas de entrenamiento.

Es como la vida misma, siempre pensando en el pasado y en el futuro, y nunca en el momento presente…, con las horas que hemos dedicado en nuestra vida a entrenarnos, y a aprender, seguimos sin confiar en nosotros mismos, siempre condicionados con recuerdos del pasado, o condicionantes, y siempre pensando en un futuro catastrofista, pocas veces optimista.

Este gran libro, puede ser el comienzo para la meditación para mucha gente, y encima lo encontrarán atractivo aquellos que hacen deporte, ya que el hilo conductor es la meditación en el deporte.

Si quieres empezar a meditar, dedícate unos minutos al día, empieza hoy, no lo dejes para mañana…, realmente no necesitas leer nada, la meditación es inherente al ser humano, lo que pasa es que hemos dejado de practicarla, con poco que hagas, volverá a ti.

ball court design game
Photo by Pixabay on Pexels.com
Anuncios

EL SER HUMANO SATISFECHO

Se empieza a hablar, se  rumorea, y no es un programa de Iker Jiménez, que empieza a haber un núcleo, cada vez más numerosos de personas satisfechas.

Las reconocerás por que desprenden cierto optimismo. Son personas que a diferencia del resto, no les gusta alardear del deplorable día de trabajo que han tenido, ni critican a los compañeros, ni al jefe, ni critican su trabajo, si no que es una especie que disfruta del trabajo, que les gusta su trabajo, independientemente de la riqueza económica que este le pueda aportar, simplemente hacen lo que les gusta, por que les ha tocado, o por que algunos lo han elegido.

Empieza a haber gente que elige llevar un modo de vida, que empieza a trabajar en vivir la vida como ellos quieren, pero esto no es un trabajo de un día para otro, es un trabajo de muchos días, pero hay gente que nunca empieza por el día 1, sabe que la vida que tiene no es la que quiere, pero puede el conformismo, les da pereza empezar, sabiendo que el camino es largo, no se crean un mapa, pero esto hay que hacerlo, y hay que trabajarlo día a día, y las recompensas al trabajo llega, pero no se regala nada, todo cuesta, pero cuando llega, como TÚ sabes lo que te ha costado, te sabrá de una forma que nunca podrás olvidar.

Pero ojo, que te guste lo que haces, no significa que no te canses, quizá te canses el doble, por que pones más ilusión y entusiasmo que a los que no le gusta, pero sacas fuerzas de donde no las hay, o de donde no se quieren sacar.

Si te cruzas por la vida con uno de estos seres satisfechos, acércate a ellos, abrázales, por que te puedes contagiar, y huye de los que atraen pesimismo y tristeza a tu vida.

Esta es mi reflexión de hoy, en ayunas, claro.

Vaaamoooooooooosssssss 

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑