Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

presente

FELIZ AÑO Y DÍA

woman holding firecracker
Photo by Murilo Folgosi on Pexels.com

Feliz año a todos.

Realmente un día como hoy, no es más que un día más, y como todos, es una hoja en blanco que podemos completar y rellenar con las experiencias que queramos, pero si es verdad, que en días así señalados, la conciencia colectiva actúa un poco más sobretodos, y pensamos que el cambio de año, el empezar un año nuevo, puede generar un cambio de ciclo, de vida, o de oportunidades.

Hoy, que coincide con el comienzo de un nuevo año, me he propuesto las siguientes cosas:

  • Ponerme más al servicio de los demás, apartar cosas que considero importantes, por poder estar más cerca de la gente cercana, o que me requiere.
  • Fuera posesiones, cosa que he aprendido en el viaje a Nepal, no necesito ni una décima parte de lo que tengo.
  • Aceptar las cosas como vienen, sin juzgarlas, y sabiendo que todo tiene un sentido, y un por qué en la vida.
  • aceptar errores sin arrepentimiento, saber que son aprendizajes y no condenas, dejar de lado el pasado.
  • Huir de la queja, de la mía y de la de los demás, que son ladrones de energía.
  • A partir de ahora, me fiaré mucho más en mi criterio, siempre que esté conectado, y en paz conmigo mismo.
  • Vivir el presente con intensidad, sin miedo al pasado ni al futuro, sólo existe el ahora mismo, el resto, es perder tiempo y energía.

Os deseo un feliz año a todos.

 

Anuncios

Meditación y deporte

Muchas me habéis preguntado por cómo podéis empezar a meditar, o qué libro podéis leer que os ayude.

Yo hace tiempo, antes de que empezara a meditar, topé con un libro que me llamó mucho la atención, se llama el juego interior del tenis.

Este libro habla del juego exterior, que es contra un rival, y del juego interior que es contra tu mente.

Posteriormente me leí la biografía de Nadal, y pude entender como todos los tics nerviosos y manías que tiene, se asociaban con lo que indicaba el libro el juego interior del tenis.

Rafa Nadal, cada vez que termina un juego, o un set, tiene todas esas manías, que el único fin que tienen es centrar la atención en esas manías, para no pensar en nada más.

El libro se centra mucho, en que cuando fallas o ganas un punto, no debes volver a pensar en ese punto, si no que tienes que pensar en el siguiente, y basarte en el momento en el que estás, no pensar si el siguiente punto va a ser bueno o malo, si no en centrarte en hacer las cosas basadas en tantas y tantas horas de entrenamiento.

Es como la vida misma, siempre pensando en el pasado y en el futuro, y nunca en el momento presente…, con las horas que hemos dedicado en nuestra vida a entrenarnos, y a aprender, seguimos sin confiar en nosotros mismos, siempre condicionados con recuerdos del pasado, o condicionantes, y siempre pensando en un futuro catastrofista, pocas veces optimista.

Este gran libro, puede ser el comienzo para la meditación para mucha gente, y encima lo encontrarán atractivo aquellos que hacen deporte, ya que el hilo conductor es la meditación en el deporte.

Si quieres empezar a meditar, dedícate unos minutos al día, empieza hoy, no lo dejes para mañana…, realmente no necesitas leer nada, la meditación es inherente al ser humano, lo que pasa es que hemos dejado de practicarla, con poco que hagas, volverá a ti.

ball court design game
Photo by Pixabay on Pexels.com

Ser yo mismo

Hoy he pasado un momento por casa. Cuando sales por la mañana a toda velocidad para ir a trabajar, no te das cuenta de los detalles, pero al llegar a casa, y estar sólo, es un buen momento para parar el tiempo y disfrutar de estos pequeños detalles.

Nada más mirar hacia la mesa, me he encontrado la escena de la mesa, un dinosaurio, y la taza de archiconocida por todos los padres de niños de menos de 5 años “La Patrulla Canina”.

Lo normal hubiera sido pensar el desastre de casa en el que vivo, con dos niños pequeños (5 y 2,5 años) la casa es todo menos orden, hasta tenemos las paredes y los sofás llenos de grafitis de estos renacuajos.

Pero no he pensado esto, me he parado, y he disfrutado del presente, he vivido este momento con gran intensidad, sin juzgar, simplemente disfrutando de lo que supone ahora mismo tener estas dos criaturas tan maravillosas enseñándome a diario lo que es la vida…, por que la vida es su vida, pronto crecerán, y se meterán en la “no vida”, pero de momento viven la vida disfrutando cada momento….,  como el de dejar el dinosaurio perfectamente colocado, para que sea lo primero que se encuentre cuando llegue a casa, y pueda seguir con su rutina de juegos de antes de salir, como si nada hubiera pasado durante el tiempo que ha estado fuera, aunque si han pasado cosas, aprendizaje, que le irá llegando a ráfagas.

Este momento me ha servido para pensar en mi mismo, y hacer una pequeña meditación mirándome desde fuera, y viendo si lo que soy ahora mismo es lo que quiero que mis hijos aprendan de mi. NO, pero no pasa nada, por que estoy en el camino de ser Yo, mi Yo, el que quiero ser.

Pienso trabajar día en día en encontrar mi auténtico Yo, ese Yo que te hace feliz. Una de las cosas por las que voy a empezar es por el deporte. Después de Lanzarote me he obsesionado un poco, perdiendo mi Yo, en que tengo que entrenar y entrenar y entrenar para luchar contra la distancia Ironman, cuando yo realmente no soy así. Mi mayor capacidad es mi cabeza, no mis entrenamientos, aunque hay que hacerlos, y hay que seguir, pero no voy a poner como centro de mi preparación las horas de entrenamiento, si no las horas que dedicaré a ser quién yo quiero ser en el deporte.

Poco a poco iréis viendo los cambios, yo os los contaré, y si crees en mi, sube que te llevo, jejejeje, y sobretodo, empieza a disfrutar el momento presente, sin juzgarlo, todo lo que te rodea es maravilloso.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑