Se acabaron las vacaciones, en cuanto a lo laboral. Hoy he vuelto a trabajar al Hospital, y retomo poco a poco la rutina.

He estado estas dos últimas semanas sin escribir en el blog, más que nada por temas de cobertura, por que donde he estado no tenía muy buena señal, y también por que me lo pedía el cuerpo, y he seguido activo en el resto de redes sociales para que pudierais ver lo que iba haciendo.

La primera semana fue de recuperación activa del Half de Riaza, el lunes no entrené por que viajé, pero el resto de semana si, haciendo sobretodo kilómetros en la bici por la zona de Málaga cerca de Nerja, donde se puede entrenar bastante bien, ya que con 3 horas de bici que hacía al día, metía bastante montaña. Sólo corrí dos días, porque sabía que la semana siguiente iba a ser la de concentración de carrera a pie, eso si. los dos días que corrí estuvieron bastante bien, uno con una tirada larga, y otro con otra tirada larga con Chema Martínez, en la que fuimos a un ritmo normal, menos al final que otro chico con el que íbamos se puso a tirar como si le fuera la vida en ello 😉

En resumen, esta semana fue de vuelta a la normalidad y de sumar kilómetros en bici.

La semana pasada, la que estuve en Cádiz, si que fue de entrenamiento de calidad, sé que mucha gente no apoyará mi forma de entrenar, pero yo estoy muy contento con los resultados, ya que no sólo entreno la parte física y de rendimiento, si no que tambén el esfuerzo, el sacrificio, la constancia, y la resistencia al sufrimiento. La semana pasada hice de lunes a viernes 8 sesiones de entrenamiento, con 4xcarrera contínua, 1x farlek cuestas, 1x16x400, 1×12 cuestas de 1´ y 1x8x1000.

Después de esta semana tenía las piernas mejor de lo que pensaba, a mitad de semana pensé que hasta me podía lesionar, pero medí muy bien lo tiempos, los ritmos, las intensidades y no sólo no me he lesionado, vamos a tocar madera, si no que pienso que he hecho un buen trabajo. El sábado, me apunté a un acuatlón en Torrox, ya que estaba por allí, era sprint 2,5, 1.000 y 2,5, era lo peor que podía hacer, una distancia explosiva cuando lo que estoy entrenando es la larga distancia, y encima 1.000 metros en el agua cuando llevaba 2 semanas sin tocar el agua, y con lo mal que se me da. El resultado fue mucho mejor de lo esperado, era una prueba federada, ya que puntuaba y había nivel. La carrera a pie se me dio muy bien, llegando el primero, en el agua, pues lo normal, me debieron pasar unas 30 personas, y en la segunda carrera a pie volví a hacer el mejor tiempo, y adelante a 10 personas.

Me quedo por tanto con el entrenamiento de calidad en carrera a pie que he hecho durante estas vacaciones, junto con los kilómetros que he sumado en bici, unos 500, pero de calidad, con mucha subida y trabajando un poco la potencia.

Ahora a seguir, hacia dónde, no lo sé, pero a seguir disfrutando, seguro!!

Vaaaamooooossssss

Anuncios