Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

dolores

Autotratamientos

Por que hablar de autocuración es un tema bastante complicado, pero si podemos hablar de cuáles son las formas en las que podemos tratarnos, para curarnos.

Sabemos, y estáa bastante aceptado en la sociedad, que tenemos ciertos dolores provocados por diferentes hábitos, y que no tienen relación entre si, no?

No hablo de dolor de tripa, por que como rápido, eso es fácil de detectar y de solucionar, hablo de dolores de tripa, por el estrés, de úlceras, por el estrés, y del abuso de omeprazol, por el estrés.

Hablo de dolores de cabeza, motivados por carga emocional, o dolores de espalda, por lo mismo, hablo de patologías mucho más complejas, que asociamos a hábitos de vida no saludables, provocados por el intento de adaptarnos con calzador a este modelo de vida actual.

La sociedad actual es “enferma” y hace que nosotros nos convirtamos en seres “enfermos”.

Estamos en la era de la información, y hemos abierto un canal de dimensiones exageradas, por donde nos entra en nuestro cerebro, tanta información que prácticamente nuestro consciente no puede procesar, por si las capas más profundas de él.

Y la mayor parte de la información todos sabéis cuál es, sólo tenéis que ver vuestro facebook, vuestro instagram, vuestros canales de televisón, de radio, y empaparos de los que os llega.

Guerras, luchas y diferencias sociales, violencia, violencia y violencia, entre seres humanos, y entre seres humanos y animales, por motivos que en la mayoría de los casos, responden a ideales políticos o religiosos, ambas cosas creadas por el ser humano, para generar diferencias entre nosotros.

Ante toda esta situación, existe la terapia más potente de todas, terapia que supera con creces la tecnología actual y las que nos viene, la cuántica, por que nosotros ya eramos cuánticos antes de que se descubriera el átomo, o es que nadie ha tenido por ejemplo un episodio de telepatía?

No has pensado en alguien e inmediatamente te ha llamado o te ha mandado un whats app? No has pensado en una canción y al poco ha sonado en la radio?

Esto ha pasado, pero aún dudamos del poder de la mente, y de su capacidad, cuando aún a penas somos capaces de explicar lo que son los recuerdos, y lo que son los sueños.

Hay una herramienta que salvará la humanidad, si aún hay posibilidades…, esa herramienta, es recuperar al ser humano, como era en su origen.

Buen día y tengan cuidado ahí fuera.

Meditación

shallow focus of clear hourglass
Photo by Jordan Benton on Pexels.com

O la práctica de parar el tiempo.

En ocasiones me preguntan cómo iniciarse en la meditación.

La repuesta que normalmente doy, es que ya meditas, lo que pasa es que tienes que fijar tu atención en el acto.

Es muy difícil que pasemos un día sin meditar, lo que pasa es que lo asociamos a alguna actividad, como caminar, correr, hacer deporte, o a cualquier actividad de ocio, como coser, o ir a teatro, o lo que sea.

En estas situaciones, conseguimos quitarnos el ruido que tenemos en la cabeza y fijar nuestra atención en la actividad que estamos realizando, por lo que entramos durante un rato, y/o a ratos en estado meditativo.

Favorecemos más una meditación completa, cuando encima no la asociamos a una actividad, si no que nos regalamos ese tiempo a nosotros mismos, es decir, buscar un espacio, para parar el tiempo, durante unos minutos, lo que consideremos, para principiantes, 5 o 10 minutos, y a partir de ahí, ir avanzando.., lo que necesites, o te pida el cuerpo.

Lo primero que te darás cuenta cuando meditas, es que no eres tan imprescindible, ya que inexplicablemente, jejeje, el tiempo sigue pasando, y la vida de cada persona sigue, con independencia total a la tuya.

Según vayas integrando esta actividad en tu vida normal, colaborarás a recuperarte la plasticidad cerebral que perdiste hace años…, y no, no desaparecen los problemas, los problemas siguen allí, pero esta plasticidad, te ayudará a resolver más fácilmente discusiones, crisis, dolores, a programar mejor tu día, tu reunión, o tu actividad, y los problemas que tenías antes, saber relativizarlos, buscar la mejor solución, o darle la importancia que realmente tiene.

En una sociedad que tiende a la autodestrucción, la meditación nos ayudará a encontrar nuestro sentido de la vida, saber por qué estamos aquí, y para qué, y finalmente conseguir en un estado de bienestar interior, que cambiará las reglas del mundo exterior.

#namasté

Ayuno de 76 horas

Hola a todos.

Durante esta semana varios me habéis preguntado que por qué ayuno, y por qué ayuno tanto tiempo.

Os voy a dar las explicaciones de por qué lo hago, y por su puesto, no intenten hacer esto en su casa, jajajaja. Yo simplemente cuento lo que hago, y lo que me funciona, lo que no me funciona también lo cuento, pero no todo.

Hace 3 años, cuando empecé a competir un poco más en serio, terminaba las carreras de 10 km destrozado, con ganas de vomitar y con descomposición. Lo daba como algo normal, por el esfuerzo, y por la intensidad a la que me obligaba.

Comentándoselo a un amigo, me dijo que por que no ayunaba un día a la semana, que podía ser por el hígado. No busqué más explicaciones, simplemente cuando me lo dijo, me encajó, y empecé a hacer ayuno.

El primer día, me costó, pensaba demasiado en la comida, ese día pasé hambre, pero lo aguanté. Pensaba que me iba a despertar al día siguiente con ganas de comerme una caja entera de cereales, pero no fue así, me despertaba con menos necesidad de desayuno que otros días.

Poco a poco, fui notando como el día de ayuno no me alteraba mi día a día, ya no se me hacía duro, y era capaz de hacer entrenamientos con normalidad durante ese día, y durante el día posterior.

No sé si por esto, o por otra cosa, pero ese año que ayunaba todos los martes, fue el año en el que mejor me encontré, y en el que mejores resultados tuve.

Dejé de hacer ayunos, me metí en el Mundo Ironman, y parece que todo es poco. Come todo lo que puedas, entrena todo lo que puedas, se intenso todo lo que puedas….

Este verano me ha hecho reflexionar sobre la batalla que he tenido los dos últimos años contra los Ironman, y he decidido volver a mis métodos, los que me funcionan.

Llevaba cosa de dos meses, en los que me encontraba cansado, fatiga constante, dormía mal, y me despertaba cansado, incluso durmiendo más de lo que duermo normalmente, y tenía dolores musculares y tendones, cosa que por suerte no suelo tener, y este domingo, tras una comida familiar, lo vi claro, quería ayunar, y quería ayunar lo que el cuerpo me pidiera, necesitaba una cura…, y así ha sido.

Una de las explicaciones que doy, es que cuando tienes u a comida copiosa, el cuerpo te pide echarte una siesta. Si llevas una temporada comiendo mal (todos, comemos mal aunque queramos comer bien, los alimentos están manipulados ;-)) el cuerpo tiene esa sensación constante de necesitar siesta, de no descansar, de no llegar….

Por otro lado, cuando te encuentras mal, tienes gripe, o estás enfermo, y no tiene por que ser de tripa…, el cuerpo pide no comer, parece que el no comer ayuda a recuperar el cuerpo.

Por estos motivos hago el ayuno, y a mi me funciona. Mucha gente me dice que no aguantaría ni saltarse una comida, pues que no se la salte, y que no haga ayuno.., no hay que enfrentarse a las cosas por que otro lo haga y te diga que es bueno, aquí no hay nada ni bueno ni malo, somos todos diferentes, y lo importante es que lo que hagas te ayude y te aporte.

Por otro lado, a mi me ayuda a desarrollar mi parte espiritual, no lo hago por perder peso, y más que una desintoxicación, lo considero una curación.

Para cualquier duda, a vuestra disposición 😉

Vaaaaamoooooosssss

Por qué lo llaman running cuando realmente quieren decir…

…, por ejemplo, meditación, si, meditación.

Parece que hay un mundo entre la meditación y el running, no? dos actividades que en principio deberían ser muy diferentes, ya que la meditación parece que invita más al reposos, a una actividad con un poco de música zen de fondo, y a dejar la mente en blanco.

Pero seguro que habéis hablado con algún Brunner, y habéis oído cosas como, “es que es mi momento del día…”, “salgo a correr y me olvido de todo…”, “me pongo la música, y no pienso en nada…” o cosas parecidas, y por su puesto no sólo con el running, sino que seguro con muchas otras actividades deportivas.

Pues parece ser que esto es la meditación, y se puede lograr de forma independiente a la actividad que realices, lo puedes hacer tumbado, de pie, andando o corriendo.

Incluso puede ser que practicando una actividad deportiva, puedas alcanzar mejor el estado de meditación. En la meditación, empiezas a fijarte tanto en tu respiración, como en tu cuerpo, empezando por los pies y recorriendo tu cuerpo. Cuando haces deporte, fijarte en tu respiración es mucho más sencillo, por que al estar más agitada es mucho más fácil de percibir, e incluso puedes trabajar el ritmo, e intentar bajar un poco la intensidad.

Lo mismo pasa con la conciencia corporal, cuando corres o pedales, o haces otro deporte, tienes mayor capacidad para reconocer tu cuerpo, y fijarte en el, reconocer cada parte de tu cuerpo, cada articulación, y fijarte en los dolores que te genera la actividad deportiva, y al igual que la respiración, bajar la intensidad del mismo.

Así que ya ve, meditación y running va de la mano, puedes probarlo hoy mismo, o si ya has hecho algo de deporte, pues mañana.

Vaaaaaaamoooooossssss

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑