Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

felicidad

Por qué buscamos la felicidad?

pexels-photo-1054251.jpeg

Pero posiblemente la pregunta no sea por qué, si no dónde…, no?

Si pierdes algo, lo buscas donde crees que lo has perdido, si no has tenido ese algo, no sabes dónde buscar.

El comienzo sería, qué es la felicidad? es un concepto, una emoción, un estado, o es reto constante, una forma de mantenernos ocupados, buscando la estrategia en el día a día por buscar algo que no conocemos.

hay personas que se definen felices, pero quizá este termino, no sea el mismo que manejas tú, se definen felices, por ser seres conectados con la vida, o por haber encontrado el equilibrio…., es esto, o es un estado de satisfacción, de plasticidad cerebral que permite que las cosas no importantes no te afecten y que las importantes se relativicen, cada uno jugando con sus estrategias mentales?

Si dejásemos de perder el tiempo buscando la felicidad, y realmente nos diésemos cuenta de que ya somos felices, por que el estado que estamos viviendo, es el estado que nos hemos creado para estar en nuestro equilibrio, que es el que tenemos, y que por algún motivo lo hemos deseado así.

Si no pensásemos tanto, en lo que podría ser, y pensáramos más en lo que es, dejaríamos de luchar con nosotros mismos, y entenderíamos que la felicidad no existe, por que nada realmente existe, ni el equilibrio entre las cosas buenas y las malas, por que la balanza somos nosotros, somos creadores y destructores.

Si quieres ser feliz, construye, no pienses, crea a tu alrededor, no destruyas, edifica sobre escombros,  y planta en tierra muerta, es el único camino al que llaman felicidad, transmitir tu información al mundo que te rodea, sea del tamaño que sea.

Genéticamente creados para ser felices

Aunque muy difícil que parezca es así, y además tenemos la posibilidad de resetearnos cada noche para empezar de nuevo, y afrontar un nuevo día con la única posibilidad de hacer lo que queramos, o en lo que creamos, y de ser felices.

Pero el genero humano y su inmensa capacidad de autodestrucción lleva otro camino. Desde el momento en el que pones el pie en el suelo, empiezas a llamar a los recuerdos de ayer, y de antes de ayer, pero no a los buenos, llamas a los recuerdos que te destruyen, y poco después pones la tele, o escuchas la radio, tu equipo de fútbol ha perdido, o ha ganado, la política, los sucesos…, discusiones familiares desde primera hora muchos días, y sales a la calle con muchas posibilidades de que ese coche te haga una pirula, o de que pierdas el metro o el autobús, y si empieza así el día…., como irá sucediendo, y al final del día, lo acabas, que gusto, no? que he hecho hoy!?! pasar por esta vida de puntillas…, que nadie se entere que estoy aquí, no vaya a ser que….

Y si empezamos por cambiar nuestro pequeño mundo? Las pequeñas cosas que tenemos alrededor? Desde que leí a Wayne Dyer cada mañana, nada más levantarme, antes de empezar a pensar digo «gracias, gracias, gracias» por lo que ha pasado, y por lo que va a pasar ese día.

Empiezo a gestionar mis emociones, qué nada me altere mi micromundo, y de esta forma, podré ayudar yo a mi micromundo, y quién sabe, a lo mejor ese micromundo va creciendo poco a poco, y sin darte cuenta, tu actitud ayuda a muchas personas.

Como decía Mafalda, paren este mundo que me bajo…., no más vidas pasajeras, necesitamos pilotos.

Súbete que te llevo 😉

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: