Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

tendinitis

Síndrome del pasillo

Photo by Wallace Chuck on Pexels.com

El confinamiento ha creado entre otras muchas cosas una nueva patología en el mundo de la traumatología y la fisioterapia.


Se ha denominado “síndrome del pasillo” y viene motivada por los runners que no han aguantado sin correr durante el confinamiento, y han corrido en el pasillo de su casa, o haciendo circuitos en el salón y por diferentes rincones.


El ritmo de carrera al que obliga este espacio, junto con los constantes giros, provoca muchas lesiones articulares, sobretodo en rodilla, pero también afecta a tobillos y caderas.


Los meniscos posiblemente sean los más afectados por estos giros constantes, pero también se han observado lesiones musculares y tendinosas.


Correr en el sitio ha sido otra tendencia que hemos podido observar. Este método, puede afectar más a tobillos, y huesos del tarso, aunque al ser un gesto muy repetitivo, con poco recorrido articular en caderas y rodillas también afecta a estas articulaciones.


El problema de estas pequeñas o grandes lesiones, que a lo mejor no han presentado aún una gran clínica, en otros casos si, será el examen que tendrán que pasar a partir del 2 de mayo, si se permite salir a correr, ya que el haber entrenado y acostumbrado al cuerpor a esta actividad, con la sobrecarga que ha provocado en estas articulaciones, es una bomba de relojería, y podrá ser un buen momento para traumatólogos y fisioterapeutas.


Un 35% de la población ha reconocido que ha hecho más ejercicio durante el confinamiento que en su vida normal, en muchas ocasiones sin control.
Veremos como el desconfinamiento afecta también a nuestro aparato locomotor, por si acaso, fisioterapeutas, vayan abriendo sus clínicas.

PROGRESA ADECUADAMENTE (QUEDAN 16 DÍAS)

A pesar de la inflamación, de las roturitas, y de todo, mi sensación es de progresión y de mejora en el tendón.

Ayer pasé mala tarde, pero me aplique lo que cuento yo a mis pacientes, las nubes y la amenaza de tormenta genera un cambio de presiones que altera las cicatrices recientes y los procesos inflamatorios, y por eso ayer me molestaba más de lo normal.

Me he despertado bien, sin dolor, al dar los primeros pasos por la calle me ha dolido, pero me he subido a la elíptica a hacer 1 hora, y no me ha molestado nada. Al bajarme he notado el tendón cargado y con dolor, pero al poco se me ha pasado.

Esto es así, es muy difícil y se me está haciendo duro, pensar que en estos momentos me tenía que estar dando la paliza, ya que esta semana y la que viene eran semanas de entrenamiento duro, y no puedo hacer más que una hora de elíptica, o hacer un poco de estática…

Quedan 16 días, en 16 días pueden cambiar mucho las cosas, lo que tengo claro es que no me voy a volver loco ese día, y si no me veo en condiciones de acabar no terminaré, hay muchas carreras y la temporada es muy larga.

Mil gracias a todos por los mensajes de ánimo, me ayudan mucho, y seguiré luchando hasta el último momento para intentar terminar el Ironman de Vitoria

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑