Parece que el 7 de abril está lejos, que queda mucho para ICAN Málaga, mi primer Half, pero de eso nada, está a la vuelta de la esquina, y sobretodo pinta que los entrenamientos se van a hacer duros. 

Ahora hay unas semanas en las que tendré que entrenar volumen, algo que nunca he hecho, ya que va a suponer entrenar más de una hora al día, algunos días entre semana posiblemente dos horas, empezando a las 6.00 de la mañana, para a las 8.30 poder estar trabajando en el Hospital.

Hasta hora mis entrenamientos eran, me levanto a las 5.00 de la mañana, tomo un café, veo prensa, organizo el día, y mientras hago estas cosas, veo que me va a apetecer entrenar, si trotar un poco, o un poco de estática, o lo que nunca me apetece que es nadar.

Ahora la cosa ha cambiado, para cada día tengo un plan de entrenamiento, que a no ser que me quede dormido tengo que cumplir, aunque me de pereza, tengo que hacer lo que el plan dice, y salirme lo menos posible.

Esta semana aún es al tran tran, saliendo poco a poco de la gastroenteritis, preparo a medias una carrera de 10 kilómetros que tengo el sábado en el barrio del Pilar. 

Esta mañana he podido hacer carrera continua durante 40´, y luego soltar las piernas en la estática durante 20´. No he tenido ganas de hacer más, aunque tampoco habría tenido tiempo, el despertador y yo esta mañana no nos hemos sincronizado mucho.

Mañana, será otro día.

#vamosahacerdeporte

Anuncios