Son unas sensaciones nuevas las de este lunes. Acostumbrado a competir casi todos los fines de semana, el lunes suele ser un día de recuperación, de descanso activo, de entrenamiento, pero muy suaves. Después el martes, día de ayuno, vuelvo a entrenar suave, y el miércoles, empiezo a volver a la normalidad, aún renqueante de la competición del fin de semana.

Este fin de semana como no he competido, hoy no va a ser de descanso, hoy haré sesión doble con series corriendo, un 8×1.000, para ver que tal van esas series, luego un poco de bici, metiendo fuerza, con fatiga. Y mañana, aunque ayune, intentaré hacer 90´ de carrera continua, para ir preparando al cuerpo a hacer una tirada de media maratón, con pocas reservas de energía.

Y así seguiré avanzando en la semana, y repetiré la semana que viene.

El objetivo, Riaza, llegar en plenas condiciones a este Half que tengo muchas ganas, y que si respeta todo, puede ser un día importante, en el que sin duda, habrá epectáculo.

Vaaaaaaamooooooooosssss

Anuncios