Así es. Tengo que descansar dos semanas de natación. No me pasa nada, no hay lesiones, ni contratiempos, lo que hay es mucha falta de tiempo.

La semana pasada terminó mi hijo el mayor el cole, y ahora Celia se tiene que hacer cargo de los dos, hasta que el domingo se vayan de vacaciones, por lo que tengo que exprimir en lo posible el día.

Como también por el horario de julio, no puedo ir a nadar a las 22:00, ya que a esta hora no hay clases si no a las 19:00, me resulta imposible dejar empantanada a Celia por ir a nadar.

Sigo entrenando, la bici, y la carrera a pie, en mis horarios de siempre, y he decidido dejar pasar la natación estas dos semanas.

Podría haber renunciado a algún entrenamiento por ir a nadar, pero prefiero seguir trabajando lo que se ma da bien, para mantenerlo, o mejorar un puntito, que destinar tiempo a la natación, en la que lo único que voy a conseguir estas dos semanas es avanzar 1 segundo 😉

Así que esta semana así haré, y la semana que viene meteré 4 sesiones de natación en la semana, a ver si consigo no sufrir demasiado en Riaza.

Vaaaaaaamooooooossss

Anuncios