Photo by Pixabay on Pexels.com

Ayer por la tarde iba en la moto, cuando un poco más adelante vi como cruzaba rápidamente una señora, pronto vi que algo estaba pasando, cruzaba rápido, por que en la acera, había una madre, con un carro, con una niña, y otra niña con unas mallas rosas tirada en el suelo, mientras la madre gritaba “socorro, que no respira, que se muere mi niña”

Frené en cuanto mi cabeza asimiló lo que estaba pasando, miré atrás subido en la moto, y dude si ir o no, no por ayudar, por su puesto que en estos casos hay que ayudar, y existe en mi profesión el deber de ayuda, dudé si ir o no, por que no quería ver morir a una niña.

No sé cómo subí la moto a la acera, la dejé en medio, y corrí, sin saber lo que me iba a encontrar y lo que iba a poder ayudar, pero en seguida me vino la imagen de mis hijos, y pensé que si alguno de mis hijos se está muriendo en medio de la calle, me gustaría que cualquiera que pudiera hacer algo lo hiciera.

Cuando me estaba acercando vi que la estaban haciendo RCP, un chico joven, llegué justo para ayudarle un poco, y en seguida empezó a coger color y hacer amagos de intentar respirar, la puse de lado, empezó a toser, parecía que reaccionaba, la cogí en brazos como si fuera mi hija, llevaba las mallas rosas con las que va a multideporte, con las que se viste los fines de semana, Dios, esa niña podría ser mi hija.

La madre estaba tan en shock que ni se podía acercar a su hija, yo la tenía en brazos, y preguntaba cosas, que si se había atragantado con algo, que cuanto llevaba parada, la madre no sabía contestar por que estaba en shock, el chico que la reanimó se fue, pálido como si hubiera estado el tumbado en el suelo, acaba de salvar una vida, quizá llevaba algo de muerte en el rostro, quizá es lo que tengo yo aún en la cabeza que no consigo quitarme.

La niña estaba bien, consciente pero aturdida, empezamos a llevarla a un centro de salud, tiene 20 meses, Dios mío, 20 meses.

Llegando al centro de salud, otra madre que apareció con 2 o 3 hijos me dijo que las llevaba ella, que vivía ahí al lado, ahí fue cuando la madre cogió de nuevo a la hija, dijo que la veía rara, la dije que la llevará rápido al centro de salud, ya estábamos al lado.

Recuerdo la experiencia, y no identifico muchas cosas, hay mucha gente que aparece y desaparece, pero no me quito la imagen de la niña en el suelo, Dios, no sé si me la quitaré, pero prefiero tener esa imagen de por vida, que no la de no haberme parado, y haber seguido en la moto como si no hubiese pasado nada.

Vivo rodeado de experiencias como estas, trabajo en un hospital, pero no es lo mismo vivirlo en ese entorno, que en la calle.

Llevo tiempo queriendo escribir algo como #simañanacaigoredondo qué pasa, dejamos muchas palabras sin decir, personas sin agradecer, y familia sin decir que las amamos.

Internet es algo que perdurará, y donde podemos dejar constancia de todo.

#simañanacaigoredondo Papá y Mamá, gracias por darme esta vida, ha sido maravillosa, me gustaría haber disfrutado más ed vosotros, pero ya sabéis como soy, inquieto hasta en la muerte prematura.

#simañanacaigoredondo a mis hermanos y sobrinos, teníamos que hacer repetido más experiencias como la de San Sebastián hace ya 6 años, por qué no hacemos una pronto?

#simañanacaigoredondo Belén, se fuerte, y entrena como yo lo haría 😉

#simañanacaigoredondo Álvaro, tu pasión por el fútbol es consecuencia de los regates que te ha obligado a hacer la vida desde tan pequeño, pero pronto serás un media punta directo y contundente. Fuiste el primero, siempre has sido especial para mi.

#simañanacaigoredondo Mara, me voy con la tranquilidad de que vas a ser una mujer que vas a hacer todo lo que te propongas, tú fuiste la primera chica, mi princesa, y siempre lo serás.

#simañanacaigoredondo Álvaro y Mara, ya os he explicado lo que es la muerta para mi, es como cuando vais al colegio, no estáis conmigo, pero sabéis que estoy, la muerte es lo mismo, ya no estoy, pero si estoy.

#simañanacaigoredondo Koldo, guerrero victorioso, llegaste para darme la última alegría, tienes una gran misión, cuida de tu madre, y no olvides que tienes dos hermanos, que siempre te van a amar.

#simañanacaigoredondo dicen que en la vida, al final los amigos los puedes contar con los dedos de una mano, pues yo tengo suerte, por que necesito los 20 que tengo, gracias a todos por tan buenos momentos, y tanta ayuda en estos años, no os puedo nombrar uno a uno, pero os acordaréis de mi una temporada cuando toméis un café o una cerveza ;-), la vida sigue y es maravillosa.

#simañanacaigoredondo Zuro, al final has sido el amor de mi vida, por que ya no tengo más vida. No hemos podido disfrutar esta como queríamos, pero ha sido una ed miles que nos quedan, en la siguiente tendré más tiempo, menos divorcios, y menos aficiones. Mientras te espero, disfruta de la vida, cuéntame como crece Koldo, y de vez en cuando, haz cosas como yo las haría.

#simañanacaigoredondo mi conclusión es que la vida es maravillosa.