Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

montaña

Scott 7 Estrellas Villalbilla

Este fin de semana ha tocado MTB, facilita, ya que los problemas que genera medio ambiente a la hora de organizar carreras, hizo que los organizadores tuvieran que cambiar varias veces de recorrido, y al final acortar la distancia de la carrera larga, que se quedó en poco más de 50 km.

El terreno fue de pista total, muy fácil, pero la verdad es que pasando por unas zonas preciosas.

El mayor inconveniente de la etapa fue el viento, en momentos hacía mucho viento de cara, pero si es verdad que cuando daba de culo, a poco que moviésemos las piernas, nos poníamos a velocidades que superaban los 40 km/h.

El circuito Scott 7 estrellas, es un referente en Madrid, de organización y de diversión, y allá que fuimos el equipo Scott-Ilunion.

Yo personalmente me lo pasé de lujo pedaleando con Alex, deportista del equipo con una discapacidad superior al 50%, como consecuencia de un accidente en moto que le dejó un brazo prácticamente inmóvil, pero que me dio un par de lecciones de cómo había que hacer un descenso.

Fuimos muy bien en los llanos, yo tirando de él, y tapándole en lo que podía, y sufriendo un poco en las subidas, pero disfrutando de un paisaje verde y con mucha amapola.

No llegamos de los primeros, pero lo que si pudimos ver durante toda la etapa, es que no había ningún resto de ningún gel, ni barrita, ni nada parecido, los deportistas que nos gusta la naturaleza, y que nos apuntamos a eventos de MTB y de trail por la montaña, somos muy conscientes de lo que es la naturaleza, y es una pena que medio ambiente ponga los problemas que pone para poder organizar eventos en la montaña, esperemos que vaya cambiando poco a poco, ya que la tendencia social es ir a la montaña a hacer deporte.

 

 

EL mensaje es más que claro

20120814-232607.jpg

Esta imagen es para mi una de mis grandes motivaciones. No permitas que nadie te diga que no puedes hacerlo, si tienes un sueño lucha por él. Posiblemente esa sea mi profesión ahora mismo, o me gustaría que fuera como mi descripción. Qué eres? a qué te dedicas? Soy soñador, me dedico a soñar y a cumplir mis sueños.

Este domingo pude dar un paso más hacia delante en la lucha conmigo mismo hacia el objetivo de conseguir mis sueños.

Aunque todo empezó el viernes tocando el infierno, jejeje.

El viernes por la noche tenía la doble legua nocturna que organiza el club corredores. Veía que iba a ser una carrera complicada, hacer un casi 10k a estas alturas de la temporada en la que no me encuentro rápido iba a ser difícil, además llegaba con el recuerdo del año pasado que me paso lo mismo y que no me salió bien.

Este viernes además me había quedado dormido durmiendo a Alvaro, y se me había echado la hora encima, me tomé un Red Bull para ver si espabilaba, pero parece ser que no llegué a espabilarme.

La carrera empieza en subida, el primer kilómetro pica hacia arriba, y fue el único km que hice el intento de hacer algo. nada más salir no me vi alegre, ni cómodo, y me encontraba bastante mal de sensaciones, incluido dolor de estómago, así que volvía a no ser el día.

Me dejé llevar, por lo menos para trotar y hacer un pequeño rodaje.

Es un gusto poder coincidir en una carrera con toda la familia del club corredores, gente 10 sin duda.

El domingo llegaba al Trail de Where is The Limit, primera experiencia y a ver qué pasaba.

Con el recuerdo aún de no tener las patas muy preparadas, empecé la carrera poniendo siempre detrás del primero, para que me marcaran el ritmo de la carrera y no ser yo el que lo pusiera, no fuera a ser que de venr del asfalto se me fuera el ritmo y luego pudiera petar.

Seguí con los dos primeros, hasta que la subida en el km 9 aporro se empezó a poner más exigente, y fue cuando seguí corriendo a mi ritmo. En pocos metros saqué algunos segundos de distancia al segundo y el tercero, por lo que a partir de este momento, mi único objetivo fue correr lo más rápido posible y no perderme.

Fui a tope, o más bien #aputotope, en las bajadas pasé auténtico miedo, sin control de mis piernas, bajando a ritmos por empedrado de 3:15, y retorciéndome de vez en cuando los tobillos, y con miedo de que en una de esas se me fuera por completo…..

Llegué a los últimos 2 kilómetros exhausto, sin fuerzas para más, y llegué como pude, siendo finalmente el primero de la carrera.

Una gran sensación, una alegría luchar para ir mejorando poco a poco y en el camino poder ganar carreras, eso sí, esto acaba de empezar. y la lucha por los sueños sigo activa y al 100%.

Vaaaaaaaaaamooooooooossssss

ENTRENANDO POR RASCAFRÍA

A menos de dos meses de ser padre por segunda vez, necesitábamos Celia y yo la que posiblemente sea la última escapada de “novios”antes del nacimiento de Mara.
Son miniescapadas de una noche por que entre otras cosas nos cuesta separarnos de Alvaro, y en esta ocasión escogimos el Monasterio del Paular en Rascafría.

Esta mañana bien prontito, a las 8:30, aunque hubiera salido antes por que ya llevaba un rato despieto, pero me imagino que sólo habría pingüinos a esas horas, salí a entrenar, tocaba un entrenamiento duro, pero me apetecía, me apetece mucho seguir entrenando, creo que voy a llegar con fuerzas a la San Silvestre, ya que me encuentro cada día con más ganas de entrenar. Bueno, pues hoy tocaba un entrenamiento duro, 15×500, muchas series, y 500 metros es una distancia en la que se sufre haciendo series.

Cuando he salido del Hotel he notado el frío que hacía, más del que me esperaba, pero es una auténtica pasada poder entrenar por la montaña, a tan sólo una hora de Madrid parece que estás en los pirineos.

No sé cómo me habrán salido las series, por que me olvidé en casa el garmin, pero desde luego que he terminado machacado, y deseando ir a tomar un merecido desayuno.

Que disfrutéis todos del domingo.

Vaaaamoooooooooosssss

BUEN RESULTADO AYER EN CERCEDA

Ayer por la tarde fui a Cerceda a la carrera de 15 kilómetros por la sierra. Era un tramo bastante exigente, sobretodo para mi, que no entreno en montaña, y que no estoy acostumbrado a tanto desnivel.

Fui con el club de corredores, un club de gente maja, ayer conocí a algunos de los miembros del club, que me presentó Jorge Benito, y quedaba claro que era gente agradable, y además en un buen estado de forma.

La carrera empezó a las 19:30, los primeros 4 kilómetros eran bastante tendidos con algún repecho, y falso llano. Salí cogiendo mi ritmo, tranquilo, y cómodo, fui pasando gente hasta quedarme en la primeras posiciones, aunque la cabeza de carrera ya en los primeros kilómetros estaba bastante alejada.

Llegó la subida, bastante dura para mi, además hubo un momento que no sé por qué me salí del camino, fueron sólo unos metros, pero me trastocó mentalmente. Se me hizo bastante dura, pero al final todo llega y se terminó la subida, y empezó la bajada. Notaba que volaba, bajé a toda leche como si no hubiera mañana, iba cómodo, no quería forzar, pero era el ritmo al que me llevaban las piernas, pasé a más personas, debía estar entre los 10 primeros ya, más o menos, pero cuando llegamos a los últimos 4 kilómetros, donde había un falso llano constante y algunas subidas noté que se me hacía larga la carrera y tuve que bajar el ritmo. Me pasaron unas personas, pero me daba igual, no quería machacarme, mañana tengo la SanseRunin y quería reservar.

Al final llegué, cogí al peque que estaba con Celia y entre en la meta, es friki, lo sé, pero me encanta entrar con mi peque en la meta. Cumplir el objetivo de cruzar la meta con mi hijo en brazos me llena todos los rincones 😉

Al final hice un tiempo de 57 minutos, una media de 3:50, que para la dureza del recorrido quedé bastante contento, y marqué una posición 14, 9º de la categoría senior. 

Esta mañana he ido a soltar piernas al gym, 60´ de estática, para limpiar las piernas y dejarlas como nuevas para mañana la SanseRunin.

Ayer por la tarde pude ver el final de etapa de La Vuelta, donde pudimos ver lo desagradecido e injusto que es este deporte. Después de una escapada de 160 km Tony Martin, que hizo una exhibición de fuerza y potencia, fue rebasado por el pelotón en los últimos 3 metros. Qué dolor y qué pena!! Hubiera sido mítico que hubiera ganado la etapa aguantando al pelotón que lo tenía a escasos segundos, pero no fue así, y por desgracia, caerá en el olvido de muchos, desde luego no en el mío.

Buen día a todos y a seguir entrenando

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑