Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

vomero

ASCENSIÓN A MONTE PERDIDO CON NIKE VOMERO 8

Fin de semana espectacular, fin de semana  de los que pasarán a la historia, fin de semana tremendo, una aventura que nunca me hubiera imaginado que fuera así, salió todo perfecto, desde la salida, hasta que llegamos arriba, buen tiempo, y lo mejor de todo es que volvimos sanos y salvos, que no es poco, por que aunque lo hice, NO RECOMIENDO SUBIR A MONTE PERDIDO CON ZAPATILLAS DE DEPORTE, para que quede claro.

Nos levantamos unos minutos pasados las 6:00 de la mañana, yo pude dormir perfectamente a pesar de que eran las fiestas de Broto y hubo música durante toda la noche, pero como la semana fue dura, me pudo más el sueño, y pude dormir sin problemas.

Poco antes de las 7:00 ya estábamos subiendo hacia la pradera, Julius, Salinas, Omar y yo. Nada más llegara  a la pradera, primera sorpresa, nos hemos olvidado de las luces, y sólo tenemos una lucecita de bici para los 4. Suficiente por que en media hora va a amanecer. así que empezamos sin problemas.

Empezamos, y en seguida empezamos a correr. Os recuerdo que el objetivo del reto era subir y bajar Monte Perdido en un día. Es una etapa que la gente la suele hacer en dos, incluso en 3 días, y queríamos hacerla en un día, y así hicimos, jeje.

En la salida de la pradera hay un cartel que marca un tiempo estimado de 5 horas 30 minutos para llegar al refugio. Nosotros empezamos a correr y a ver qué pasa. De noche escuchábamos el río, veíamos poco, lo suficiente para no torcernos un tobillo o pisar un charco, pero intuía que el espacio era espectacular.

Poco a poco fue amaneciendo y pude ir disfrutando de la zona, qué maravilla, espectacular Ordesa y sus paisajes, qué sitio tan espectacular, es la primera vez que paso por allí. Omar se queda ya que su objetivo es otro, llegar hasta el refugio, y aunque no está muy preparado seguro que lo hace en menos de 5 horas.

Nosotros seguimos corriendo, y corriendo, paramos poco, vamos a un ritmo tranquilo, y podemos disfrutar de las vistas, qué pasada, según vamos subiendo todo parece más espectacular.

Sin darnos cuenta estamos en cola de caballo, una cascada preciosa, hemos tardado menos de 1 hora y media, vamos muy muy bien. Nos hacemos unas fotos, comemos un poco y seguimos, y en dos horas nos plantamos en el refugio de Goriz.

Tomamos un café, comemos un poco más y seguimos, ahora empieza lo complicado, lo complicado de la montaña aunque nos complicamos también nosotros un poco ya que nos equivocamos de camino y regalamos unos kilómetros, volvemos al refugio y ahora si que cogemos el camino bueno, para arriba, aquí ya lo de correr poco, a subir y a subir, terreno duro y empinado. Llevamos unas 2 horas y paramos para agruparnos los 3, para hacer lo último que nos queda.

Llegamos a una zona peligrosa, a la escupidera, joder, se hace realidad todas las historias de miedo que había contado Omar la noche de antes, que si muere gente, que si está helado, que con zapatillas de deporte no…., efectivamente, las nike han aguantado y se han portado bien hasta ahora, pero esto es otra película, aquí hay hielo, no agarran nada y empieza a ser peligroso….

Subimos poco a poco, buscando piedras entre el hielo para que agarre un poco, y de repente llegamos a un paso de pocos centímetros, con hielo, y con una caída vamos a decir…, peligrosa…. Salinas raspa un poco el hielo, para que podamos apoyar con menos peligro, y pasamos pegados a la pared…, joder, qué ratito…. El resto más subida, más hielo, y cada vez más cuidado, hasta que nos vemos arriba…., 3.300 metros, hemos subido 2.000 metros de altura en unas 5 horas, qué pasada…, fotos, bocata y risas, pero se empieza a nublar…., ahora toca bajar.

Al principio peligro de nuevo, es peor bajar que subir, bajar de espaldas hace que te marees y que pierdas estabilidad, pero conseguimos bajar y pasar de nuevo por la zona peligrosa. 

Pasado lo chungo la bajada es rápida, jugándonos los tobillos, las rodillas y lo que haga falta, pero bajamos. Llegamos al refugio, nos dicen que Omar, que ya le conoce todo el mundo, ha estaod por allí y ha ido tirando hacia abajo, qué crack, también ha conseguido su objetivo

Descansamos un poco en el refugio, queda aún bajada, y seguimos. Llegamos a cola de caballo pasando por clavijas, una zona muy chula para bajar con cadenas, donde nos flipamos un poco creyéndonos escaladores, jeje, más fotos y a seguir bajando.

Pasada cola de caballo vemos a Omar, las piernas empiezan a sentirse cansadas, o a no sentirse, y bajamos el ritmo, vamos andando, y corremos algún ratito, hasta que vemos a las chicas, y hacemos lo que queda andando.

Ese día no nos dimos cuenta de lo que hicimos, hoy, pasadas 48 horas empiezo a ser consciente de la hazaña, subimos a 3.300 metros de altura, muy cerca de Dios, subimos con zapatillas de deporte, la gente con la que nos cruzábamos no salían de su asombro, íbamos con ropa como si fuésemos al Retiro, y no a Monte Perdido, mallas, camellback y poco más, nos jugamos la vida, que también hay que decirlo, y aunque las nike se portaron de lujo…, no es el calzado idóneo.

Ha sido un fin de semana espectacular. Gracias Celia, Julia, Laura, Ale, Salinas, Julius y Omar por un fin de semana inolvidable…, dentro de poco a por el siguiente reto…, quizás Soplaoman…., puede ser….

Vaaaaamooooosssss

20131007-112453.jpg

PREPARANDO LA SANSERUNIN

Ultimo día en Zahara y siguiendo con el planing de Brian Treacy.

Hoy sin duda ha sido el entrenamiento más duro de las últimas semanas, ha sido un entrenamiento de calidad, y pensaba mientras lo hacía… “se le habrá colado este entrenamiento a Brian??!!”
Menuda paliza…, hoy tocaba un poco de trote, unos 15´ y después ni más ni menos que 18 series de 400 metros a ritmo de 75″. Han sido 2x8x400.

Aunque salgo a entrenar por la mañana pronto, no son las 5:00 de la mañana, ya que estoy de vacaciones, suelo salir a eso de las 9:00/9:30, y ya a esas horas el calor pega que da gusto, y aunque por zonas parece que hace un poco de aire, la verdad es que paso bastante calor y me pego unas sudadas importantes, lo que es bueno, por que así ayudo a eliminar las cervezas del día anterior…., que para eso están las vacaciones.

La primera serie de 8×400 ha sido duro, ya que la zona por la que he corrido es la carretera que va de Zahara a Atlanterra, y que llega a la zona de chalets empotrados en la montaña, zona espectacular, seguro que muchos la conocéis, y los que no, pues os recomiendo este sitio, que aunque posiblemente muchos nunca pisemos estos chalets, simplemente ver su fotografía en la montaña hace que se grabe en el recuerdo.
Bueno, pues como os decía, esta zona es de subidas y bajadas constantes, y hacer series de 400 ahí se ha hecho duro, siendo más dura la ida que la vuelta, pero los 8×400 de vuelta, se han hecho duros, debido a la intensidad del entrenamiento, y a que el tiempo iba avanzando y el calor cada vez era más intenso.

Yo creo que estos entrenamientos me van a venir bien para el test de la san Silvestre que será la Sanserunin de San Sebastián de los Reyes que se hace el 31 de agosto, y que deberías hacer todos los que estéis por Madrid por esas fechas, ya que se va a hacer durante las fiestas de esta localidad pasando por las zonas de encierros, eso si, sin toros, y en dos modalidades, 5 y 8 km.

Buen día a todos y a seguir entrenando.

HA LLEGADO EL MOMENTO. A FALTA DE UN DÍA

Por fin lo veo cercano, ya no queda nada, a media tarde empezaré las vacaciones, y mañana por la mañana pondremos rumbo a Vitoria.

Allí ya estarán parte de los amigos y la familia, Nino y Salinas van a hacer algo de turismo gastronómico esta noche y mañana entrenarán por allí un rato. A mi ya me queda poco entrenamiento, esta mañana he nadado unos 2.000 metros, me parece increíble el balance de esta semana, si va todo bien, y el domingo hago el sector natación, habré nadado esta semana unos 12.000 metros…, me parece increíble, cuando no hace ni un año nadar 750 metros me parecía un mundo.

Como os dije ayer, esta tarde iré a por la bici, que la tengo en el taller haciendo una puesta a punto, e iré a probarla durante un par de horas, poca cosa, simplemente ver que los cambios van bien, y que no pincha, jeje, sería una gran faena terminar ese día por un problema mecánico en la bici, espero que los de bike room hagan muy buen servicio, seguro que si.

Sigo sin estar nervioso, quizá por que pienso más en las vacaciones que en el Ironman, y en las ganas que tengo de ver a mi peque, que cuando le vea el martes tendrá 2 añazos ya, y yo con un poco de suerte le podré regalar mi medalla de finisher.

Bueno, ya está todo hecho, aunque parezca mentira ha llegado el momento, preparado más mental que físicamente para hacer mi primer Ironman, esa prueba de la que todo el que hace triatlón habla, y lo bonito que sería que el domingo seamos los 3 finishers!! ánimo nino y Salinas, confío plenamente en vosotros, en vuestras capacidades físicas y en vuestra capacidad de sufrimiento, dentro de muy poco seremos finishers y estaremos pensando en el siguiente reto!!

A FALTA DE 3 DÍAS…., DISFRUTANDO

Ya estamos a miércoles, esta semana eterna la vamos liquidando, y cuando llegue el viernes sólo quedará el esperado fin de semana, y el comienzo de las vacaciones, y  qué gran forma de empezar las vacaciones, en Vitoria, con familia, amigos e Ironman.

De momento sigo sin ponerme nervioso, a pesar de que constantemente me lo están recordando…, casi todos mis conocidos saben que este es el fin de semana, y me preguntan qué tal el tendón, que si estoy nervioso… A todos contesto lo mismo, que no estoy nervioso, lo que estoy es impaciente por que llegue el día y descubrir y vivir en mis carnes lo que es un Ironman.

Esta mañana he salido a correr, con las nike vomero, las seleccionadas para la prueba, estoy seguro que son con las que más cómodo me voy a encontrar, y además aunque no son minimalistas, son rápidas, aunque tampoco voy a ir muy rápido…

Como os decía, esta mañana he salido a correr, con Pablo Casas, que me ha contado de nuevo su experiencia en Lanzarote, para que tuviera referencias, me ha dado muchos ánimos, la verdad es que es muy fan mío, y se agradece, en estos momentos en los que hay tantas dudas.

La pierna me molestaba un poco, pero no era un dolor concreto en el tendón, era más una molestia de  estar demasiado pendiente del pie, y hasta me he alegrado cuando al rato me ha empezado a doler el otro pie igual, son los dolores normales de una persona que corre, y  sobretodo de una persona que se ha tirado todo el mes de julio lesionado, sin correr nada.

La clave, para cuando llegue a la maratón, si va todo bien, que espero que si, es que aparezcan los dolores normales de la maratón en piernas, para que así me olvide de las posibles molestias en el tendón.

A mediodía volveré a la piscina para nadar, y mañana un poco más de natación y bici. e reservo el viernes para hacer lo que me apetezca, y que la siguiente parada sea el 28 domingo a las 8:10 en la salida del Ironman Challenge Vitoria, PERO QUÉ GANAS!!

NIKE VOMERO 8. MUY RECOMENDABLES

Ayer probé las nike vomero 8, por fin, tenía muchas expectativas con estas zapatillas. Salvo alguna excepción, prácticamente toda la ropa que uso es de nike, es la que me parece más cómoda, pero tenía muchos problemas con las zapatillas, quizá ha sido mala suerte, pero todos los pares que había probado me habían generado problemas, hasta que me hablaron de las vomero, pues vamos a probarlas. Me las dieron antes de ayer y ayer por fin las pude probar.

No era el mejor de los días, he estado toda la semana malo, con falta de fuerza, y me tocaba hacer series en pista…., a ver como me encontraba.

Empecé por correr 15′ en la pista, qué cómodas son, parece que no llevas zapatillas, son como un guante para tus pies, pero después de trotar quedaba lo peor, las series, a ver cómo responden.

Tenía que hacer 6×1000 en pista de 400 metros. Empiezo la primera serie y me encuentro a gusto, floto, cuando paso la primera vuelta me dice Javi que voy 7″ más rápido de lo que debería, aflojo un poco, pero me encuentro muy muy a gusto. La idea era hacer las series a 3:20, dudaba de si iba a poder hacerlas a este ritmo ya que no estoy corriendo rápido y llevo toda la semana malo.

Termino el primer 1000 y descanso 1′. No sé a cuánto lo he hecho por que al ser la pista de 400 los 1000 quedan justo en la otra punta de Javi. Pasa el minuto y me da la salida de nuevo. Paso por el una vez y me dice que voy bien. Termino el segundo 1000 y ahora si termino al lado de Javi, me dice que el primero lo he hecho a 3:14 y el segundo a 3:17, me sorprende lo cómodo que he ido sin dolor en las piernas, las zapatillas estas son la bomba, lo único el cansancio por el virus.

Empiezo la tercera serie y se empiezan a torcer las cosas, me vuelve el dolor en el hígado que tuve a principios de semana y que no me dejaba correr, a duras penas hago la tercera serie a 3:22, en la cuarta serie me duele bastante, la hago a 3:23, y en la quinta serie lo tengo que dejar, aunque estaba marcando el mismo ritmo el dolor es ya insoportable.

Esta mañana me levanto con ganas de probar las nike de nuevo, pero esta vez por Madrid, ir al retiro, vuelta al retiro y a casa, 55′ aprox, quería confirmar que la comodidad no había sido por correr en pista, y así es, la sensación de comodidad y firmeza es la misma en pista, en asfalto, y por arena.

De momento las nike vomero 8 son las mejores zapatillas que he tenido, espero que me ayuden a conseguir grandes cosas.

20130511-093050.jpg

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑