Spoortool no existe aún, nadie lo conoce, a excepción de algunas personas que durante los tres últimos años han tenido que aguantarme, y escuchar mis charlas sobre una red deportiva que va a revolucionar el mundo del deporte.

Así es, otra red deportiva de deporte, ya debe ser la 1.000.000, y ahora es muy frecuente oir hablar de redes sociales de deporte, pero os aseguro que cuando empecé a hablar a ciertas personas sobre esto, todos me ponían la misma cara de “ya está el imaginativo de Luis con sus locuras”.

Aunque en marzo de 2012, aún no he podido lanzar mi producto, ara mi ya es una satisfacción personal, el hecho de que lo que estaba hablando hace tres años, y que parecía un proyecto imaginario, parece ser que es una realidad por que hay mercado, y que si lo hay, hay cientos de miles de redes sociales relacionadas con temas de deporte, pero Spoortool no será una más, será la que unifique todo este trabajo y la que de más valor a sus usuarios.

En estos tres años, el destino ha querido que pasen cientos de cosas, que han aportado en mi una experiencia y un conocimiento, que si o me hubiera aventurado en este proyecto no hubiera conocido.
Al final estas circunstancias han hecho que lleve mi modelo de trabajo normal en otros negocios que tengo a Spoortool, que es crear el mínimo producto viable, el cuál una vez lanzado al mercado me dará un feedback sobre los usuarios, o no usuarios, y sobre ese producto podré ir avanzando hacia lo que tengo planeado que sea Spoortool,y que cambiará lo que hasta ahora conocemos como Fitness.

La idea de este producto mínimo viable, es una primera fase, con gastos mínimos, y que dará el servicio mínimo que el usuario necesita para empezar a conocer mi producto.

Ya queda poco, al final, el tiempo pasa, los días terminan y empieza el siguiente, el sol, gracias a Dios, sale cada mañana, y sin quererlo, han pasado tres años, y veo que ya queda poco para lanzar Spoortool producto mínimo viable.

Gracias a los que me habéis escuchado, a los que me habéis aguantado, y a los que me habéis engañado, por que todos habéis sido un estímulo para mi, una motivación para terminar mi proyecto.
No tengo sed de ventaja con los que me habéis engañado, quiero que simplemente funcione el producto, para que os arrepintáis de no haberme escuchado, y que veáis como se os ha escapado un producto del que podíais haber sido parte.

Ya queda poco….

Anuncios