ImageImage

Lo dicen los fisioterapeutas, y no es de extrañar. Ponemos la tele y vemos a estos fuera de serie haciendo deporte como si fuera la cosa más fácil del mundo, y es que la televisión engaña, pero lo que más nos engaña es nuestro cerebro, y como vemos el deporte, y cómo nos imaginamos nosotros en esas carreras.

El mayor problema es que no llevan el mismo ritmo nuestro cerebro que nuestro cuerpo, vemos cercanas esas imágenes de cuando éramos jóvenes y hacíamos deporte un día si,y otro también, sin lesiones y con excesos, y llega el veranos y vemos a otros que hacen deporte, y que tiene unos cuerpos espectaculares, y pensamos, “pues me voy a poner así este verano”, sin más, y al día siguiente nos tiramos a la calle, con la ropa de deporte de hace 10 años, o con el bañador y las zapatillas de paseo, venga, a correr!!!

Si tenemos suerte y llegamos a casa, es decir, hemos burlado el infarto, es cuando empezamos a darnos cuenta de que han pasado algunos años desde que dejamos de hacer deporte, y que debemos empezar poco a poco, aún así, el poco a poco, nunca es tan poco, hacemos demasiado deporte en verano respecto a lo que hacemos durante el año, y además en situaciones de calor y humedad a las que no estamos acostumbrados, y por tanto llegan las lesiones que posiblemente nos impedirán hacer deporte durante el resto del año, más que nada por que nos han quitado las ganas.

Esta historia es real, y pasa en muchos casos.

Si vas a hacer deporte, en cualquier momento, busca asesoramiento, tanto de personal de inef, como de fisioterapia, para evitar lesiones, y hacer una adaptación adecuada al deporte, tu cuerpo, y tu familia te lo agradecerá.

Anuncios