Soy un tipo normal, y normal en todos los sentidos, y como a muchas personas afectado por la crisis, una inversión en una clínica nueva que está costando arrancarla, unido a una desaceleración en la que ya tenía, y Spoortool que aún no está terminado, ha hecho que el 2012 me haya hecho pupita económicamente.

Ayer fue un día fatídico, revisando cuentas, deudas, y demás, y aunque estoy seguro que de esta saldremos, pero madre mía, cómo lo estamos pasando!!

Por qué os cuento esto?? No quiero dar más guerra con lo de la crisis, que ya lo conocemos todos, quiero contaros cómo ha afectado esto a mi entrenamiento de hoy.

Hoy tocaba un día tranquilo, un poco de estática, 30´y nadar. 

En la bici, me he encontrado mal, cansado, peo por que mi cabeza estaba en las facturas, no estaba en el entrenamiento, intentaba volver al entrenamiento y sacar de la cabeza los números, pero en seguida volvían a mi, me centraba en la respiración, para no pensar en nada más, pero me ha costado, para ser 30´ de rodaje tranquilo en la estática, las sensaciones han sido regulares.

Después me he metido en la piscina, otro 30´, lo bueno es que en la piscina no me encuentro cómodo aún, tengo que pensar cada brazada, cada movimiento, cada respiración, y por eso he conseguido sacar de mi cabeza ciertas preocupaciones, por que pensaba constantemente en situar mi cuerpo debajo del agua.

Muchas veces nos preocupamos del descanso, de la alimentación, de los entrenamientos, para conseguir un buen objetivo, pero tenemos que trabajar más la mente para entrenar sin ruidos molestos en la cabeza.

Hoy se puede decir que la cabeza me ha jugado una mala pasada, aunque he recuperado un poco al final, y por eso un empate técnico.

El deporte me ayuda a despejarme de las preocupaciones del día a día, y ya estoy deseando volver a entrenar mañana con la cabeza despejada.

Buen día a todos, y #vamosahacerdeporte

Anuncios