Ayer por la tarde tenía pacientes toda la tarde, pero tuve la buena/mala suerte de que uno de ellos me falló, la verdad es que prefiero que no me fallen los pacientes, por que ya que me mentalizo para estar toda la tarde trabajando, me sienta mal cuando me falla alguno y me parte el ritmo de trabajo, pero como era a las 20.00, y aún me quedaba otro de 21.00 a 22.00 me metí en un hueco que había por suerte a esa hora en la clase de pilates.

Qué bueno es el pilates como complemento para cualquier actividad deportiva!! Llevaba 3 meses sin recibir una clase de pilates, y lo echaba mucho de menos, gran trabajo de abdominales, de brazos y de piernas, salí que parecía que había crecido 3 centímetros.

Esta mañana tocaba un poco de bici y natación.

Cuando he salido de casa, hacía mucho frío, y he agradecido que el entrenamiento de hoy sea todo en el gimnasio. 

He rodado 40´ en la estática, a buen ritmo, y luego he nadado 30´. Ha sido un entrenamiento que ha estado bien, ni muy intenso, ni muy tranquilo, reservando un poco para el entrenamiento de mañana de series corriendo.

Siento que en el agua voy mejorando, pero sigo con mi preocupación de la bici, necesito meter más horas de bici, el sábado si hace bueno, intentaré montar unas 4 horas, siento que ahora mismo es el punto más débil para afrontar el Half del 7 de abril, sólo quedan 2 meses y poco más. Los días pasan, parece que queda lejos, pero antes de que me de cuenta estoy en la playa con el neopreno para empezar la carrera.

Ahora a seguir con el día, con mucho trabajo en el Hospital, reuniones de Spoorttool por la tarde y más pacientes, si me falla alguno de nuevo, desde luego que me meteré en otra clase de pilates 😉

Buen día a todos y #vamosahacerdeporte

Anuncios