Pues eso es lo que he pensado yo esta mañana cuando me he puesto a entrenar, y he visto que estaba destrozado.

Ayer pude descansar, pero creo que el problema ha sido, que al no ser un descanso programado, si no obligado por las causas familiares y laborales, no lo pude aprovechar como descanso real, y eso que como me falló un paciente, insana costumbre de algunos de dejarme tirado en la consulta, pude aprovechar para que me dieran un masajito en las piernas en El Árbol de Corazón de María.

El tema es ese, si te programas un día de descanso, seguro que te viene bien, por que sabes que ese día toca descanso, pero si descanso, por que, o me quedo dormido, o el peque pasa mala noche, o cualquier coas que no sea programada, me provoca mas trastorno que recuperación.

Y eso es lo que yo creo que me ha pasado hoy. He empezado corriendo media hora a buen ritmo, y notaba las piernas cargadas, también por que la media maratón es reciente, pero he notado que no estaba bien, cuando me he metido en la clase de spinning, y en vez de 45´ pensaba que estaba durando un día y medio. Se me ha hecho eterna, por que tenía las piernas cargadas, y me encontraba cansado.

El peque hoy ha vuelto a pasar una mala noche, y el no dormir del tirón me afecta mucho en el proceso de recuperación…

Pero todo son excusas, ya os lo he comentado en otras ocasiones, al final, el que quiere ir bien, tiene que ir bien, y no poner excusas.

Lo bueno es que en días en que no me encuentro bien, estoy deseando que llegue el día siguiente para volver a entrenar y volver a ver las sensaciones.

Además mañana hago mi primer entrenamiento con un “pro”, con Javier, que por lo visto me va a dar una buena paliza, así que más me vale descansar hoy.

Buen día a todos y #vamosahacerdeporte.

Anuncios