Todos los días son importantes, esto es una carrera de fondo en toda regla, y sobretodo cuando queda tan poquito para el primer objetivo de la temporada, una semana más de este mes de febrero, y nos metemos en marzo, donde ahí si que empieza la recta final para el Half de Málaga. 

Realmente a día de hoy no tengo ni idea de cómo se dará ese día, pero con lo nervioso que me empiezo a poner ya, sólo de pensarlo, seguro que los nervios estarán presentes antes de la carrera.

Esta mañana no pude entrenar, madrugón del peque, que amenazaba ayer con ponerse malo, por lo que he tenido que cambiar planes de entrenamiento por dibujos y peque. La verdad es que se ha despertado pronto pero feliz, por lo que lo de ayer fue un amago de ponerse malo.

He conseguida sacar un hueco a mediodía para ir a spiining, con el monitor del gimnasio que nos da la clases de natación. Han sido 50´de buena buena paliza, sobretodo cuando empieza y termina la clase con una grabación de la película 300, y su famosa convocatoria a Los Espartanos!!

A partir de ahora empiezo una preparación más en serio, no es que hasta ahora no haya sido serio, que de verdad que si que lo he sido, y no os imagináis el trabajo y el esfuerzo que supone esto, pero a partir de ahora, voy a darme un punto de rigor más en la alimentación, ya os iré contando qué tal se me da, y si realmente es necesario quitarse el vino y la cerveza para ir mejor en las carreras, qué pensáis?

 

Abrazos y hasta mañana.

Anuncios