Aquí estoy, un lunes laborable y disfrutando más o menos del primer día de vacaciones real. Me refiero a más o menos, por que estar de vacaciones no significa que los problemas pasen ni que esté con media cabeza en Madrid pero es verdad que la distancia hace algo. No han faltado llamadas y correos durante todo el día, pero disfrutando del sol, y escuchando las olas del mar parece que todo es más llevadero.

Ayer hice carrera continua, fui de Torrox a Nerja por la carretera, unos 1 kilómetros tranquilo, para soltar piernas, y haciendo esfuerzo en concentrarme con cada zancada, fijándome en dar zancadas cortad, como serán en el Half de Málaga, ya que 21 kilómetros corriendo no se pueden hacer con la potencia de zancadas largas a no ser que quiera reventar en el kilómetro 5…, quizá me ha pasado esto en otras ocasiones y por eso ahora lo se….

Hoy ha sido un gran día. Lunes, día de trabajo normal y y haciendo una ruta de 115 kilómetros por la sierra de Cómpeta.

Salí pronto, a las 8:30, fui a Nerja, y de ahí subir y subir sin parar, pasando por Frigiliana, de aquí a Torrox, sin parar de subir, de aquí, más subida a Cómpeta, un poco de bajada y a Archez, Corumela, Arenas, y terminando en Vélez-Málaga, lo poco que hay de bajada es bajada difícil y con algo de viento por lo que tengo que bajar despacio, tengo pocos minutos de poder llanear.

De Vélez-Málaga más subida a Algarrobo, Sayalonga, y Cómpeta, casi terminada la etapa hay que bajar de nuevo a Torrox, en total 115 kilómetros, con una media ridícula por el desnivel acumulado, y disfrutando de casi 5 horas encima de la bici, con sol, y con mucho aire.

Ya no queda nada, mañana martes, quedan pocos entrenamientos, que ya casi todos son para preparar la carrera, más que para ganar nada, ahora es más fácil perder que ganar, por lo que hay que entrenar con mucho cuidado.

Buen día a todos, o lo que queda de día.

Anuncios