El viernes de la semana pasada, tuve por fin la oportunidad de conocer en persona y poder entrenar con Carlos Llano. A pesar de su juventud tiene un CV en carreras de ultradistancia, que más le gustaría a muchas personas con muchos más años, es finisher de Marathon Des Sables, de Ultraman de Canadá, de Maratones de Madrid y Barcelona, varios Half, Atacama Crossing, Astromad, con sólo 29 años tienes muchos más kilómetros que Forrest Gump

Quedamos por la tarde en Torrelodones, a eso de las 16:30, pero como era la primera vez que iba a entrenar por esa zona me perdí bastante y no pudimos empezar hasta 20 minutos más tarde. EL iba con una mochila con 8 kilos, ya que está preparando el Gobi, 7 días de carrera por el desierto Asiático, con 5 jornadas similares a una maratón, una jornada de unos 90 kilómetros, y una de descanso de 20 kilómetros aprox, que para muchos ya sería un logro poder hacerlos…
Yo para no desentonar me puse una mochila con unos 2 kilos y medio, 3 kilos, me daba hasta vergüenza, pero como nunca había entrenado con peso, le tuve que preguntar que qué me podía poner en la mochila, al final lo solucioné con bidones de agua y sudaderas para que no se movieran mucho mientras trotábamos.

Empezamos a correr, y en seguida nos dimos cuenta de que teníamos muchas cosas en común, lo que más nos sorprendió es que habíamos tardado meses en ponernos de acuerdo para entrenar un día y conocernos, y resulta que trabajamos en el mismo sitio!!!! Yo trabajo en el Hospital La Paz, y el trabaja en la sucursal de Bankia que hay en este Hospital, llevamos coincidiendo durante muchos años, y nunca nos hemos conocido, de hecho, en el reportaje que os puse el otro día de cuatro, ví que salía de una sucursal, pero no me fijé que era la del Hospital, qué pequeño es el mundo.

Seguimos corriendo, y seguimos sorprendiéndonos, resulta que los dos tuvimos la misma lesión de rodilla, y a los dos fue lo que nos sirvió de excusas para hacer triatlones, y carreras. Y para colmo, los dos nos movemos en fixed por Madrid.

No parábamos de hablar mientras me acostumbraba a correr con la mochila, algo nuevo para mi, y sobretodo lo de meter peso, algo que había oído hablar de ello, se que hay atletas que entrenan, incluso que viven con una mochila, para que cuando compiten parezca que vuelan, pero este no era el objetivo del entrenamiento, el objetivo era que Carlos, como llevaba haciendo durante varias semanas, se fuera preparando para el Gobi, donde cada participante se encarga de llevar todo lo que necesita para la carrera, comida, y saco y aislante para dormir, ropa, etc…, el agua te lo da la organización, un detalle.

Habían pasado pocos minutos, y pocos kilómetros y me di cuenta en seguida del tipo de persona que es Carlos Llano, una persona que disfruta haciendo deporte, que es su vida, y su pasión, que no se fija en el reloj ni el pulsómetro, ya que va con un reloj muy normal, y sin pulsómetro, su objetivo no es hacer tiempos, es ponerse retos e ir superándolos, superando todas la barreras que se pone, y de momento no encuentra el límite, pero manteniendo su estatus de persona normal, de persona muy normal, mejor dicho, me maravillaba cuando escuchaba como en Ultraman era el único participante que iba con una bici de segunda mano, y que tuvo que comprarse un casco, que es el que usa en la actualidad, por que el otro que llevaba estaba tan machacado, que no se lo permitían.

Empiezo a alucinar cuando me cuenta cosas como que con el sueldo de becario compró un equipo de fútbol sala, en Torrelodones, donde vive, que tiene una tienda de deporte, como no podía ser de otra cosa, en Moralzarzal, que trabaja en la sucursal de Bankia, como agente y que tiene una ONG, con la que recauda dinero con sus retos, y el personalmente se encarga de llevar el dinero recaudado una vez al año a Burkina Faso, viajes que le han cambiado la vida, y que le han ayudado a ser la persona que es.

En resumen, ha sido un placer conocer a Carlos Llano, Carlos, ya tienes un amigo para toda la vida, un tipo comprometido con el deporte y con la vida, intentando ayudar a los que tiene cerca, y a los que no tiene tan cerca, pero, se me olvidó preguntarte una cosa Carlos, cuál será tu siguiente reto cuando vuelvas del desierto de Gobi??

Anuncios