Esta mañana después del descanso de ayer tocaba sufrir en la treboltrail, una carrera en Becerril de 18 kilómetros con 1000 metros de desnivel de subida y en total 2000 acumulados.

La salida era a las 10:00 y allí estábamos Pop, Ekaitz y yo. Hemos pecado de bastante globeros, quedándonos en el coche calentitos hasta la hora de la carrera.

La carrera se presentaba dura. Era mi primera carrera trail y la verdad es que me estaba gustando. Gran dureza y desde los primeros kilómetros con subidas. A eso del kilómetro 5 he coronado una de las subidas en la que me he encontrado bastante bien pero de repente al bajar, “zas” dolor en el muslo derecho, al principio pienso que no es nada, pero en sólo 3 pasos más ya no me deja correr el dolor. Se acabo la carrera, además esta no es una carrera para arriesgar.
Bajo como puedo andando, cada vez más dolor, y al llegar al avituallamiento de abajo entrego el dorsal y me voy hacia la meta.

Al final troto un poco y aunque noto dolor creo que no me he lesionado y que he parado a tiempo.

El deporte es así y las carreras también, nunca sabes cuando puede llegar la lesión o el día malo.

Mañana a seguir.

20130428-120011.jpg

Anuncios