Por fin terminó la semana pasada, una semana de esas en las que física y anímicamente no eres tú, no te encuentras bien ni física ni mentalmente y una cosa no ayuda a la otra. Al final pasó lo que podía esperar, catarrazo al canto, y mal cuerpo durante el fin de semana, por suerte me ha durado poco, sólo el viernes y el sábado. Ayer ya estaba un poco mejor, y hoy aunque aún con algo de mocos, mi estado no tiene que ver nada con la semana pasada.

La semana pasada fue dura también en los entrenamientos, cuando tienes una semana en la que no estás bien, y encima en los entrenamientos te tienes que machacar, hace que todo sea más difícil, he de reconocer, que sin perder la motivación, he tenido un bajón importante.

Por eso hoy empieza una semana nueva, semana de descanso activo, menos intensidad en los entrenamientos que las últimas semanas, para coger fuerzas y seguir hacia delante. En esta semana nos metemos sin darnos a penas cuenta en el mes de noviembre, y ahora si que empieza la cuenta atrás.

En octubre no me han acompañado los resultados tal como esperaba, primero en la carrera del BBVA, el tiempo fue superior al que esperaba hacer, y este sábado en la Beerrunner, el catarro me impidió hacer los 10 km , y me tuve que conformar con hacer la de 5km, que salieron 6 al final, por lo que fue una medio prueba.

En esta carrera empecé bien, aunque sin a penas calentar, me puse en primera línea de salida, donde me encontré a los hermanos Silva, grandes personas y mejores deportistas, o al revés, no sé, jeje.
Dieron la salida y salí bien, me encontraba bien, y sin darme cuenta estaba en la primera posición, me encontraba extrañamente bien, no era el día, no había descansado bin, estaba acatarrado, y no había calentado, cómo es que he salido tan bien.
Durante los 3 primeros kilómetros seguía así, a mi ritmo, y bien, pero a mitad de carrera empecé a encontrarme mal, dificultades para respirar, mal cuerpo, y muy cansado, me pasó un corredor, y cuando giré en una curva, vi que los dos siguientes que venían detrás eran precisamente los hermanos Silva, qué bueno.
Primero me pasó Ismael, me diste buena cera, y buena venganza de Rivas, y luego Manuel.
Cuando llegué a mitad de circuito me fui hacia la meta, pasé de hacer los 10 kiilómetros, con la mitad tenía bastante, estaba cansado, me encontraba mal, con mucho calor por que fui demasiado abrigado, y me imaginaba que el recorrido iba a estar impracticable después de que lo pisaran 4.000 personas.

Al final cuarta posición, bonita carrera, mal mes, pero a seguir entrenando para alcanzar la meta, y por cierto, buena carrera y buenas cervezas al llegar a la meta!!

Ya queda poco!!! qué ganas de seguir entrenando!!!

Anuncios