Hoy es un día importante, ha nacido Mara, mi segunda hija, y hoy concedemos el título de hermano mayor a Álvaro, dos acontecimientos importantes que no puede desmerecer uno al otro.

Una persona hace tiempo, me dijo, cuando aún no era padre, que hay dos tipos de persona en la vida, los que tienen hijos y los que no. En ese momento se me pasó por la cabeza, los cansados y los que no, por que la idea de los no padres, es que los padres viven en un caos constante de agotamiento.

Pero no era eso, y me di cuenta cuando nació Álvaro. En el momento en el que tienes a TÚ criatura en brazos, se despierta en ti el gen de amor incondicional, un amor del que nunca debes esperar nada, y es mejor que sea así, por que si no será una frustración constante. Este amor es en el que tú das por que si, dejas de ser tú, para ser otra persona, y esto te da la vida, te llena todos los rincones, y dices “ahora sé para que he nacido…, para cuidar de esta criatura hasta que me muera, hasta en el momento en el que crea que no me necesita” y es cuando empiezas a valorar el papel que han tenido tus padres en la vida.

Y sobre el cansancio que te produce tener un hijo…, a mi Álvaro me dio la vida, me dio fuerzas, fuerzas superiores a las que pensaba que tenía, había dejado de hacer deporte, y fue Álvaro, el que como el espíritu de Peter Pan me dijo que tenía que volver a hacer deporte, y aquí me veis como un loco, con fuerza y vitalidad para enfrentarme cada día a trabajo, a entrenamientos, y a cuidar de mi hijo, por que soy un padre de los que quiere ser padre.

Y hoy lo que he sentido cuando he cogido a Mara, ha sido otro subidón de fuerza, de energía, y ahora si sé que me voy a comer el mundo, y que no tengo límites. Esto es lo que te hace ser padre, creer que eres un superhéroe.

Esta mañana a las 8:30 de la mañana salía Mara, tras 5 horas de parto, acto en el que Celia ha podido ver la fuerza que tiene el ser humano y el aguante, cuando sin a penas anestesia, ha sido capaz de dar a luz a empujones a un bichito de 4,260 gramos, y 54 centímetros, acojonante tu fuerza, TE QUIERO.

Para terminar quiero decir que esto es lo que pienso yo, no tiene por qué ser compartido por otras personas, cada uno afronta la paternidad como quiere o como puede, que no siempre puedes hacer lo que quieres.

Hoy empieza otra nueva vida para mi.

Graciasssss

Vaaaaamoooooooossssssss

Anuncios