Los días pasan, y la semanas caen rápidamente, y sin darnos cuenta estamos metidos en las Navidades y en cuanto alcemos la vista otra vez estamos en el año 2016, un año que va a ser espectacular, os voy avisando para que toméis asiento.

Estos días en los que el entrenamiento está siendo más suave, me ha prometido Jaime que en enero nos ponemos más en materia, estoy aprovechando para trabajar todo lo que no es entrenamiento.

Por fin he conseguido empezar a cuidarme algo la alimentación, gracias a Nutrien3 y su forma de trabajar, muy parecida a cómo soy yo, y por eso hemos conectado bastante bien, y he de reconocer que he vuelto a los ayunos semanales, ya sabéis, 1 día a la semana no se come nada. La semana que viene os contaré más sobre las amigas de Nutrien3 😉

Lo más importante para mi del No entrenamiento son los trabajos mentales, la meditación, la visualización, y la observación.

Sigo meditando a diario, intentando así desconectar de lo que me frena, eliminando barreras, y creciendo personalmente, estoy encantado. Sigo visualizando, no sólo la natación, si no la carrera a pie y la bici, y observo, y tiro de las nuevas tecnologías para ver todo, todo lo que está a mi alcance y que soy una esponja, me siento como un niño pequeño que se empapa de todo lo que tiene a su alrededor.

Poco a poco nos acercamos al objetivo, de hecho ya estamos allí, y antes de que nos demos cuenta, miraremos hacia atrás en el tiempo, y todos estos meses de entrenamiento se reducirán al tiempo que dura una sonrisa de éxito 😉

Vaaaamooooosssss

 

Anuncios