Masaru Emoto, posiblemente no sepas quién es, o si… Para mi desde que conocí su experimento, es un ídolo, y me ha cambiado la vida.

Este japonés, lo que hizo fue someter a moléculas de agua a diferentes palabras y sonidos. El resultado es increíble. Moléculas de agua sometidas a palabras y música agradable, adquieren una forma brillante y bella. Moléculas sometidas a palabras negativas su forma se oscurece y se deforma.

Es posible que los pensamientos modifiquen la estructura del agua?

Y el ser humano, de qué está hecho? 70% agua?

Pueden alterarnos por tanto las etiquetas que nos ponemos, o que nos ponen los demás?

Por su puesto que si. Como seres cuánticos que somos, estos pensamientos nos alteran, somos lo que pensamos, y somos lo que pensamos en lo más profundo de nosotros.

Y en el deporte? Los pensamientos sobre victoria, triunfo, logro…, como pueden modificar nuestra estructura respecto a palabras frustración, derrota y fracaso?!?!

Te atreves a probarlo?? Yo ya lo estoy haciendo… 😉

Anuncios