13244239_10154129018158686_7247823459196385191_o

Como escribir lo que ya está escrito…?! Cómo contar, lo que ya ha pasado pero no se ha vivido?
Este Ironman de Lanzarote empezó hace 20 años, cuando oí hablar de él a Mr Luarca…, ya en aquel momento, sin saber nada de visualizaciones, y de conflictos temporoespaciales, viajé a esa Isla. y me vi haciendo esa carrera.
Han pasado sólo 20 años, miras atrás, y 20 años no son nada, sólo ha sido construir un camino que me ha llevado hasta aquí, con cosas buenas, y con chispazos malos, para recordarme que estoy AQUÍ, que a veces se me olvida.
A 4 días, y metido e un despacho, noto el agua, noto las emociones de los minutos antes de la carrera, noto el olor a neoprenos en la salida, y como suena después del pistoletazo la lucha de 2.000 personas contra El Mar.
A partir de este momento, agradezco el haber nadado, las sensaciones no son diferentes a no nadar, pero noto ese fluir por el agua, y quizá me están dando golpes, quizá no puedo respirar como me gustaría, pero todo da igual, por que esto está trabajado, mueve los brazos, disfruta de lo que está pasamdo, de lo que estás viviendo, no juzgues nada, sé el protagonista.
Salgo del agua con las emociones correctas, alegría, felicidades, satisfacción, y es que el día no puede ser mejor, acompaña, todo está unido, todo está conectado, estoy enganchado.
Me monto en la bici, paisajes infinitos y contrastes de colores. Disfruto de la ruta en bici, me hace feliz, me hace vivir una vida que ya he vivido, me hace sentir libre, incluso noto que el viento me llena de energía, todo es conocido, nada es nuevo.
Emocionalmente estable, crecido, en los 180 km en bici he vivido 20 años de mi vida, de la otra vida, por que hoy empieza una nueva, como cada día.
Me bajo de la bici y empiezo a correr, o eso es lo que me dicen las piernas, por que yo me veo desde una 5ª dimensión, pero es en este momento cuando más me humanizo, cuando se que es el aquí y el ahora lo que importa, pero como me dijo un maestro, “mi corazón y mi mente cargan mi cuerpo, cuando mis piernas no pueden más” y doy gracias, y otra vez gracias, y otra vez gracias, por poder estar ahí, por poder vivir lo que soñé, y por que me lleva volando hasta la meta la ley del amor.
Os diría los tiempos, pero el universo no entiende de tiempos ni slots, sólo entiende de emociones, y la mía no cabe en este universo.
Gracias a todos!!!!

 

Anuncios