EL Ironman de Lanzarote era mi 4º Ironman, y 4ª vez que me pasa lo mismo, y a la misma altura de carrera.

Han sido 4 carreras diferentes, 3 años diferentes, y en los 4 casos, la experiencia ha sido la misma, llegadas las 5 horas de carreras, me vacío, se me va la vida, aparece un agujero de gusano, y viajo a otro multiverso, en el que no soy yo, en el que no me funciona nada, ni las cabezas, ni las piernas…, entro en emergencia, y no me encuentro…, y me viene un único pensamiento a la cabeza…, cruzar la meta, aunque sea a arrastras.

Después de reflexionar levemente sobre lo que pasó en Lanzarote, y con la ayuda de que sólo una semana después haciendo un Half me volví a encontrar a mi mismo, creo que tengo definido qué es lo que me pasa en los Ironman.

Probaré en septiembre si he encontrado la fórmula.

Sé que el problema está en mi interior, y que en Lanzarote fallé yo, por que tenía toda la ayuda externa…, Jaime, Nutrien3, Drink6, TomTom, Retrocycling, Poc, y un largo etcétera de personas que me han ayudado…, hasta Salinas que me dejó, de nuevo, su bici.

Aunque parezca lo contrario, en ningún momento me he obsesionado con la carrera, sigo viendo esto como una diversión, y me sigue divirtiendo mucho, pero mucho mucho.

Quizá me despisté bastante con los Universos, y me confié, falté un poco el respeto al destino, y por eso mínimamente voy a hacer un trabajo de vuelta a lo terrenal…., y voy a buscar un nuevo pequeño hobby,…., sin tener que levantarme 30´ antes todos los días…, voy a empezar a jugar en bolsa…, qué hay más terrenal que eso…?!?! y con 30´ al día, a ver que consigo…, de momento me voy a formar…, voy a asistir a un par de cursos, y os seguiré contando….

Pues nada.., os diría que a seguir, pero no, es a empezar, por que cada día nuevo es un comienzo.

Qué seáis felices y gracias!!!!

Anuncios