Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

capitán haya

VIRGIN ACTIVE CAPITÁN HAYA, HASTA PRONTO

No es una despdida, es un hasta pronto…

Este gimnasio tiene parte de culpa de todo lo que estoy haciendo de deporte ahora mismo.

En febrero del año pasado abríamos una clínica en la calle Orense, y pocos meses después, a mediados de mayo abre el gimnasio Virgin Active en Capitán Haya, que buena excusa la proximidad de la clínica para apuntarme a este pedazo de gimnasio.

Unas instalaciones espectaculares, todo a estrenar, y pasado un año y medio todo sigue igual de nuevo.

El personal encantador y muy buenos profesionales todos, con el que más relación he tenido es con Javier, ya compañero de triatlón y buenos momentos, que hoy mismo hemos abandonado una grabación por estar una hora larga tomando un café, aprovechando el buen día que hacia hoy en Madrid.

Por no comentar los momentos que he compartido con Salinas, preparando Half y Ironman durante este año.

Me quedo con muy buenos recuerdos de esta instalación, pero ahora me veo obligado a abandonarlo durante una temporada. Ya no tengo que ir a la clínica de Orense, y dentro de poco me voy a encargar de llevar a Álvaro a la guardería, por lo que no tiene sentido hacer 40´ de bici para ir y volver, teniendo un gimnasio, peor, pero un gimnasio a 5´ de casa.
Otra cosa será cuando vuelva la temporada de preparar triatlones, donde podré volver a disfrutar de la piscina del Virgin, piscina que me ha visto crecer en el agua, ya que he pasado de no aguantar ni 10´ en el agua, a pasar 60´ dentro y casi como si nada.

Dejo por tanto una gran instalación, por problemas de tiempo y desplzamiento, ahora entrenaré en el gimnasio de al lado ed casa y con Spoortool 😉

Muchas gracias por esos buenos momentos de entrenamientos, Virgin Active, pronto nos volveremos a ver.

MUY CONTENTO EN EL TRIATLÓN HALF DE GUADALAJARA

Llegó el día, otro Half más que afrontar, pero este era diferente, era el 7 de septiembre, después de un mes de agosto en el que he salido a montar un día, en el que se me rompió el radio, y otro día con el club de Boadilla, y en el que no he nadado, menos en la última semana que nadé 4 días, en agosto sólo nadé un día con el club de triatlón de Virgin Active Capitán Haya.

Lo que si he hecho ha sido correr, no todo lo que me gustaría, ni con la intensidad que quería, debido al calor, las cervezas, y los excesos veraniegos, pero si ha sido lo que más he trabajado, y noto que va teniendo sus recompensas, aunque aún me falta mucho para estar al 100%.

El día empezó bien, subimos Pablo Casas y yo a Guadalajara, eramos de los pocos que aún teníamos las bicis en Guadalajara, el resto ya las tenía en Pareja, y listas para la salida. Subimos al autobús de la organización, con prisa, y sin comer, la salida era a las 13:30, y sólo llevaba puesto el desayuno, pero fue un buen desayuno.

Cuando llegamos tuvimos tiempo de prepararlo todo y colocarlo. La salida era en Pareja, ahí se nadaba, luego 87 kilómetros en bici hasta Guadalajara, y allí los 20 kilómetros.

Los primeros metros de la natación fueron bastante pestosos, y eso que no eramos muchos, menos de 400, pero durante los primeros 500 metros me dieron palos por todas partes, y yo ante estas situaciones, aún me paro, que pasen y sigo nadando, que no quiero nadar con agobios. Sólo a partir de los 500 metros aprox pude encontrar mi ritmo y hacer el sector natación a mi bola. Salí en algo más de 31´ muy contento, ya que no he nadado nada en las últimas semanas, y es buen resultado para mi.

Empieza el sector bici, esta vez voy sin acople de triatleta ni nada, voy con bici de ruta «minimalista» y paso de las supercabras que me rodean, bueno, paso o me muero de la envidia, no sé….

La bici fue bastante dura. Víctor me dijo que me machacara en la bici y así ver qué tal hacia la media maratón con fatiga, y fue lo que hice, fuerte desde el principio, con subidas y bajadas, con mucho viento, un recorrido pestoso, mucho más que Ecotrimad, pero me machacaba, no guardaba nada, en las subidas pasaba a mucha gente, en las bajadas y en el llano me adelantaban a toda leche las cabras, pero volvía a subir y volvía a pasar, siempre pasando a gente, sufriendo y disfrutando, y nuevamente pensando…, si yo tuviera una cabra….

Salí del agua en posición 93, en la bici hice el 58 mejor tiempo, no es una maravilla, ni mucho menos, aspiro a más, pero he de entrenar más, está claro.

Llego a la carrera a pie machacado, tal y como me dijo Víctor, he hecho lo peor, lo que menos llevaba preparado, y lo he hecho lo más fuerte posible, llego a la carrera a pie muy desgastado, pero empiezo con fuerza, en esos momentos es una incertidumbre, no sé lo que va a pasar, o aguanto así o peto en algún momento. Al poco de salir tengo que hacer un «pis stop», si, paro para mear, debo ser un triatleta raro, pero no jugándome nada, soy incapaz de mearme encima. Sigo corriendo y me noto bien, me noto fuerte, voy con ganas, los 10 primeros kilómetros los hago bien, los otros 10 también, paro en los avituallamientos a beber, puedo perder 15″ en cada avituallamiento, por lo que calculo que pierdo unos 3´ pero me da igual, me viene bien parar, caminar, beber y seguir, en un futuro lo podré hacer del tirón, pero hoy no, llego petado de la natación y la bici.

A pesar de todo marco el 14 mejor tiempo de la carrera, joder, que subidón, me notaba que iba bien, pero no sabía que iba a quedar así, que alegría, y sobretodo llegando destrozado de la bicicleta. Puestos a ser fantasiosos, si no hubiera parado a hacer pis, y no hubiera parado en los avituallamientos podría haber estado entre los 5´, pero no pasa nada, estoy más que contento.

Ahora a seguir con los entrenos, a seguir disfrutando, esta mañana ya he hecho spinning y 20´de TRX, gran experiencia, me ha destrozado, pero me va a venir bien, necesito fortalecer un poco para seguir avanzando.

Mañana más y mejor, vamoooooosssss!!!

FATIGA

En este estado me encuentro hoy…, y me he cogido el día de descanso, merecido descanso. La culpa la tiene el calor que está haciendo estos días en Madrid. 

Ayer a mediodía fui a spinning, una clase que estuvo bastante bien en el Virgin de Capitán Haya, pero desde que salí, estuve bebiendo agua toda la tarde, con sensación de sed constante y sin  asimilarla, por que bebía y sudaba, bebía y sudaba.

Por la noche había quedado con Jorge Benito del club de corredores, y fuimos a correr al Retiro, hicimos una tirada suave de casi 55 minutos, y después de ducharme más de lo mismo, calor, sed, un par de cervezas que no me quitaron la sed, y he pasado toda la noche con mucho calor, y con los gemelos muy cargados, como si me fuera a dar un calambre en cualquier momento.

Esta mañana me he despertado para ir a entrenar, aunque más que despertarme, el tema es que no estaba durmiendo bien, y he decidido levantarme. he ido al gimnasio a entrenar, y a los 20´de carrera continua, he decidido parar, estaba cansado, molesto, y no me iban las piernas, podía haber nadado, pero he decidido darme el día de descanso, pocos son los que tengo así durante el año, pero hoy he visto que era obligatorio.

Mañana seguro que estoy recuperado para hacer unas series. 

RUNNING CON EL CLUB VIRGIN ACTIVE CAPITÁN HAYA

Da gusto salir a entrenar con gente maja y agradable. 

De vez en cuando me uno a algún grupo de corredores, o clubs de running, para ver lo que se respira por estos ambientes. Hay un común denominador a todos estos grupos, y es el buen ambiente que se respira, ambiente sano, divertido, que aunque seas nuevo, te reciben como si fueras todos los días, te invitan para que vuelvas otro día, fotos, alegría y entrenamiento. Todavía estoy buscando el grupo de corredores en el que haya mal rollo, piques insanos, y malos gestos, pero me parece a mi que me va a costar mucho encontrarlo, lo normal es lo que me encontré ayer en el club de running del gimnasio Virgin Active Capitán Haya.

Salimos a las 20:15, hacía calor, pasando como podemos esta ola de calor, me parece que ya la cuarta de este verano que no iba a tener verano. La ruta organizada por el Mr, Javier Rodríguez, era bastante bonita, algo de cross peatonal al principio, pero bonitsa, saliendo de Capitán Haya, para llegar justo a la puesta de Sol en el templo de Debod. Y la vuelta desde allí hasta llegar al gimnasio. En total 1 hora.

Fue un entrenamiento tranquilo, de 1 hora 30´ ya que sumé a este recorrido 30´ de ida hasta el gimnasio desde casa y vuelta. Aunque fue tranquilo, me vino muy bien, para recuperarme de la paliza de spinning del día anterior, y además encajaba con el plan de entrenamiento que me ha marcado Brian. Eso si, a partir de ahora y hasta el miércoles de la semana que viene, el entrenamiento va a ser duro.

Gracias Javier, por presentarme al grupo tan agradable, y ya sabes que en cuanto pueda volveré.

Buen día a todos y a seguir entrenando!!

 

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: