Llegó el día, otro Half más que afrontar, pero este era diferente, era el 7 de septiembre, después de un mes de agosto en el que he salido a montar un día, en el que se me rompió el radio, y otro día con el club de Boadilla, y en el que no he nadado, menos en la última semana que nadé 4 días, en agosto sólo nadé un día con el club de triatlón de Virgin Active Capitán Haya.

Lo que si he hecho ha sido correr, no todo lo que me gustaría, ni con la intensidad que quería, debido al calor, las cervezas, y los excesos veraniegos, pero si ha sido lo que más he trabajado, y noto que va teniendo sus recompensas, aunque aún me falta mucho para estar al 100%.

El día empezó bien, subimos Pablo Casas y yo a Guadalajara, eramos de los pocos que aún teníamos las bicis en Guadalajara, el resto ya las tenía en Pareja, y listas para la salida. Subimos al autobús de la organización, con prisa, y sin comer, la salida era a las 13:30, y sólo llevaba puesto el desayuno, pero fue un buen desayuno.

Cuando llegamos tuvimos tiempo de prepararlo todo y colocarlo. La salida era en Pareja, ahí se nadaba, luego 87 kilómetros en bici hasta Guadalajara, y allí los 20 kilómetros.

Los primeros metros de la natación fueron bastante pestosos, y eso que no eramos muchos, menos de 400, pero durante los primeros 500 metros me dieron palos por todas partes, y yo ante estas situaciones, aún me paro, que pasen y sigo nadando, que no quiero nadar con agobios. Sólo a partir de los 500 metros aprox pude encontrar mi ritmo y hacer el sector natación a mi bola. Salí en algo más de 31´ muy contento, ya que no he nadado nada en las últimas semanas, y es buen resultado para mi.

Empieza el sector bici, esta vez voy sin acople de triatleta ni nada, voy con bici de ruta “minimalista” y paso de las supercabras que me rodean, bueno, paso o me muero de la envidia, no sé….

La bici fue bastante dura. Víctor me dijo que me machacara en la bici y así ver qué tal hacia la media maratón con fatiga, y fue lo que hice, fuerte desde el principio, con subidas y bajadas, con mucho viento, un recorrido pestoso, mucho más que Ecotrimad, pero me machacaba, no guardaba nada, en las subidas pasaba a mucha gente, en las bajadas y en el llano me adelantaban a toda leche las cabras, pero volvía a subir y volvía a pasar, siempre pasando a gente, sufriendo y disfrutando, y nuevamente pensando…, si yo tuviera una cabra….

Salí del agua en posición 93, en la bici hice el 58 mejor tiempo, no es una maravilla, ni mucho menos, aspiro a más, pero he de entrenar más, está claro.

Llego a la carrera a pie machacado, tal y como me dijo Víctor, he hecho lo peor, lo que menos llevaba preparado, y lo he hecho lo más fuerte posible, llego a la carrera a pie muy desgastado, pero empiezo con fuerza, en esos momentos es una incertidumbre, no sé lo que va a pasar, o aguanto así o peto en algún momento. Al poco de salir tengo que hacer un “pis stop”, si, paro para mear, debo ser un triatleta raro, pero no jugándome nada, soy incapaz de mearme encima. Sigo corriendo y me noto bien, me noto fuerte, voy con ganas, los 10 primeros kilómetros los hago bien, los otros 10 también, paro en los avituallamientos a beber, puedo perder 15″ en cada avituallamiento, por lo que calculo que pierdo unos 3´ pero me da igual, me viene bien parar, caminar, beber y seguir, en un futuro lo podré hacer del tirón, pero hoy no, llego petado de la natación y la bici.

A pesar de todo marco el 14 mejor tiempo de la carrera, joder, que subidón, me notaba que iba bien, pero no sabía que iba a quedar así, que alegría, y sobretodo llegando destrozado de la bicicleta. Puestos a ser fantasiosos, si no hubiera parado a hacer pis, y no hubiera parado en los avituallamientos podría haber estado entre los 5´, pero no pasa nada, estoy más que contento.

Ahora a seguir con los entrenos, a seguir disfrutando, esta mañana ya he hecho spinning y 20´de TRX, gran experiencia, me ha destrozado, pero me va a venir bien, necesito fortalecer un poco para seguir avanzando.

Mañana más y mejor, vamoooooosssss!!!

Anuncios