Ha sido lo primero que he hecho cuando ha sonado el despertador, conectarme a internet para ver que había hecho Nadal, sabiendo que si había ganado iba a ser un subidón y una motivación para entrenar hoy, y si hubiera perdido a lo mejor me daba media vuelta y seguía durmiendo o no…, pero no hubiera sido lo mismo.

Quién no admira a Rafa Nadal? Yo le he admirado siempre, pero más desde que leí su biografía, y pude leer cómo se forma, desde el lado de la familia a un campeón.

Por mi parte, otro días más de entrenamientos, ahora con la vista puesta en la Madrid-Lisboa de Powerade que se disputa el fin de semana del 22 de septiembre, y que hago con un compañero de trabajo. Es una carrera que dicen que es la más dura del mundo en modalidad non-stop, es hacer 750 kilómetros, por relevos, en nuestro caso dos, desde Madrid hasta Lisboa en MTB, me apetece mucho, esperemos que las bajadas no sean muy técnicas, me preocupan mucho más que las subidas.

Esta mañana según el plan marcado he corrido 40´ suaves, para terminar de recuperar del Half de Guadalajara, y después he hecho una clase de Body Pump, con vistas a ir fortaleciendo las piernas para la San Silvestre.

A mediodía volveré a nadar, ayer 2.000 metros con pull, hoy 1.500 con lo mismo, que pena que ahora que termina la temporada de triatlones, me encuentre cada vez más a gusto en el agua.

Buen día a todos, gracias Rafa por alegrarnos el día, y vamooooosssss!!

Anuncios