Da gusto salir a entrenar con gente maja y agradable. 

De vez en cuando me uno a algún grupo de corredores, o clubs de running, para ver lo que se respira por estos ambientes. Hay un común denominador a todos estos grupos, y es el buen ambiente que se respira, ambiente sano, divertido, que aunque seas nuevo, te reciben como si fueras todos los días, te invitan para que vuelvas otro día, fotos, alegría y entrenamiento. Todavía estoy buscando el grupo de corredores en el que haya mal rollo, piques insanos, y malos gestos, pero me parece a mi que me va a costar mucho encontrarlo, lo normal es lo que me encontré ayer en el club de running del gimnasio Virgin Active Capitán Haya.

Salimos a las 20:15, hacía calor, pasando como podemos esta ola de calor, me parece que ya la cuarta de este verano que no iba a tener verano. La ruta organizada por el Mr, Javier Rodríguez, era bastante bonita, algo de cross peatonal al principio, pero bonitsa, saliendo de Capitán Haya, para llegar justo a la puesta de Sol en el templo de Debod. Y la vuelta desde allí hasta llegar al gimnasio. En total 1 hora.

Fue un entrenamiento tranquilo, de 1 hora 30´ ya que sumé a este recorrido 30´ de ida hasta el gimnasio desde casa y vuelta. Aunque fue tranquilo, me vino muy bien, para recuperarme de la paliza de spinning del día anterior, y además encajaba con el plan de entrenamiento que me ha marcado Brian. Eso si, a partir de ahora y hasta el miércoles de la semana que viene, el entrenamiento va a ser duro.

Gracias Javier, por presentarme al grupo tan agradable, y ya sabes que en cuanto pueda volveré.

Buen día a todos y a seguir entrenando!!

 

Anuncios