Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

MTB

Scott 7 Estrellas Villalbilla

Este fin de semana ha tocado MTB, facilita, ya que los problemas que genera medio ambiente a la hora de organizar carreras, hizo que los organizadores tuvieran que cambiar varias veces de recorrido, y al final acortar la distancia de la carrera larga, que se quedó en poco más de 50 km.

El terreno fue de pista total, muy fácil, pero la verdad es que pasando por unas zonas preciosas.

El mayor inconveniente de la etapa fue el viento, en momentos hacía mucho viento de cara, pero si es verdad que cuando daba de culo, a poco que moviésemos las piernas, nos poníamos a velocidades que superaban los 40 km/h.

El circuito Scott 7 estrellas, es un referente en Madrid, de organización y de diversión, y allá que fuimos el equipo Scott-Ilunion.

Yo personalmente me lo pasé de lujo pedaleando con Alex, deportista del equipo con una discapacidad superior al 50%, como consecuencia de un accidente en moto que le dejó un brazo prácticamente inmóvil, pero que me dio un par de lecciones de cómo había que hacer un descenso.

Fuimos muy bien en los llanos, yo tirando de él, y tapándole en lo que podía, y sufriendo un poco en las subidas, pero disfrutando de un paisaje verde y con mucha amapola.

No llegamos de los primeros, pero lo que si pudimos ver durante toda la etapa, es que no había ningún resto de ningún gel, ni barrita, ni nada parecido, los deportistas que nos gusta la naturaleza, y que nos apuntamos a eventos de MTB y de trail por la montaña, somos muy conscientes de lo que es la naturaleza, y es una pena que medio ambiente ponga los problemas que pone para poder organizar eventos en la montaña, esperemos que vaya cambiando poco a poco, ya que la tendencia social es ir a la montaña a hacer deporte.

 

 

Y por fin, una maratón

Hola a todos, y perdón por el retraso, por que ya ni me acuerdo de cuándo fue la última vez que pasé por aquí. Vuelvo a prometer que voy a escribir más a menudo, aunque no puedo asegurar nada.

Pero si quería contar en esta ocasión, lo que ha significado esta maratón.

De todas las pruebas que he hecho, para mi la maratón, y no sé muy bien por qué es la más especial…, es la más bonita, y la que resulta más dura, si, la más dura, los que me conocéis además sabéis que lo digo muy a menudo y que me reafirmo en la decisión, más dura que un Ironman.

Y tenía muchas ganas de hacer una maratón de nuevo, 4 años sin hacer ninguna, y 4 intentos de estar apuntado, y no haber aparecido, pero circunstancias son circunstancias, y cuando mentalmente no estás preparado para una maratón, mejor que no te pongas en la línea de salida.

Este domingo tenía mis dudas. He hecho deporte, si, pero no he preparado una maratón. No he hecho entrenamientos de calidad, salvo algún día que me he despistado, ni he hecho tirada larga, y no voy a hablar de la fuerza que es mi asignatura pendiente.

Por lo tanto, llegaba mermado, pero con ganas…, con ganas de hacer una tirada larga de 42,195 km.

y por fin llegó, el día, la línea de salida, el silbato de comienzo de carrera, y correr, un paso, otro paso, un km, otro km, primero kilómetros disfrutando, a mi ritmo, sabiendo que iba por encima del ritmo que debería, pero encontrándome cómodo, luego menos cómodo y al final incómodo…, como lo esperaba, aunque el incómodo apareció algo menos de lo esperado.

Pero maratón hecha, 4 años después he hecho mi carrera favorita, en un tiempo que yo creo que puedo mejorar y que intentaré mejorar en Valencia, ya que 2:52 en Madrid, y sufriendo, es para centrarse e intentar sacar unos buenos tiempos en maratón, no sin antes hacer algunas paradas en carreras en bici, MTB, y halfs…, que me gusta la fiesta oiga, jejejejeje.

Muchas gracias a los ánimos de todos los que me habéis animado y de los que no, a mis peques que me animaron en los km 9, 19,37 y 42, junto con mis padres, y al resto, por estar ahí siempre, y al grupo #WhyIrunMadrid de adidas, que sois unos fenómenos.

Ahora a seguir, deseando poder volver a caminar, para empezar a correr, jejejeje

Vaaaaaamoooooosss

Crónica de la @ion4nonstop Madrid-Lisboa

Desde que hice parte de la Madrid-Lisboa el año pasado, y viendo que este año daban la opción de hacerlo en solitario, no tenía ninguna duda en que mi intención era hacerla sólo.

Lo que por su puesto, no tenía contemplado era en hacerla en solitario.

Hice tarde la inscripción, y con un amigo que me iba a acompañar en algunas etapas. Tenía apalabrado el coche de apoyo, pero 3 días antes de la carrera se empezó a caer la organización, no mi amigo iba a venir a hacerme compañía en algunas etapas, no iba a tener coche de acompañamiento, así que empezaba la aventura.

Por su puesto no iba a renunciar a la carrera opero el objetivo cambió inmediatamente, ya no era llegar hasta Lisboa, si no ver hasta dónde podía llegar. Más se complicaba la cosa cuando el jueves por la tarde, la previsión del tiempo daba lluvias intensas a partir del sábado por la tarde.

Por lo menos conseguí a alguien que me llevará hasta la salida, gracias Pecos, por que por momentos me veía empezando la carrera desde mi casa. Y conseguí que alguien me guardara  una mochila con ropa para cambiarme, gracias Víctor y Ako.

La salida de esta carrera es espectacular, en el ambiente se palpa que es una carrera especial. La primera etapa es bastante cómoda, tuve la suerte de coincidir bastante rato con Jorge Estalella, qué buenos momentos.

Al final de la primera etapa, parada para cargar el teléfono y para comer, lo que la organización me daba por que no llevaba nada de geles ni comida (Andrés, me lo dejé todo en casa….)

Mientras estaba allí, vi cómo los que hacían la carrera sólos, llegaban, sus compañeros les daban bebida y comida y seguía…., así si…, veía que mi historia era complicada.

Cargué un poco más el teléfono, comí un poco más y a por la segunda etapa.

Esta etapa ya terminó de noche. Conocí a Miguel Angel, un gran tipo de Granada con el que iba a hacer las etapas nocturnas y su coche de apoyo me iba a llevar la mochila que por suerte encontré en el segundo avituallamiento.

Saliendo de la tercera etapa empezaba lo difícil, la noche, y 10 horas de noche por delante. La etapa 3 es muy dura y muy difícil además, se nos fueron casi 6 horas en hacerla, pero llegamos en tiempo de salir a la cuarta etapa.

Esta etapa es más cómoda que la anterior, y con la esperanza puesta en el amanecer. Miro la hora y veo que son las 4:00, me río al pensar que muchos días me despierto a esas horas, incluso que a lo mejor me suena el despertador, pero no, lo había quitado del móvil. A las 5:00 ya sólo pensaba que quedaban un par de horas para amanecer. Y a las 6:30, una última bajada chunga, en la que Miguel Angel y yo bajamos a pie un buen rato, hacia ver que estábamos cerca de la 5 etapa.

Pero no sabía lo que iba a pasar. De repente, a eso de las 7:00 y en una bajada de asfalto en la que íbamos rápido, Miguel Angel que va unos metros por delante, sale volando por encima de la bici y cae con la cara. Los primeros momentos son de mucho susto, de desconcierto, en seguida dice Miguel Angel que se ha partido el labio, pero se ha partido los dos, tiene el casco roto, y golpes en ceja y cabeza, la ropa rota, ha sido una gran torta.

Vemos que no hay nada roto, estamos cerca del avituallamiento, y tras estos minutos de desconcierto le digo si aguanta para ir en bici hasta el avituallamiento. Lo intentamos pero no puede. Llamo a la organización, enciendo el localizador, nos localizan y al rato llega la ambulancia, le atienden y me llama la organización, son las 8:00 más o menos y estoy fuera de carrera por que no llego al cierre de la estación, estaba previsto a las 7:30 aprox.

Aquí finaliza la carerra, una pena por que habíamos pasado la noche y teníamos 14 horas para hacer las dos siguientes etapas. Esto no quiere decir que fuera a llegar a Lisboa, pero si la 5 etapa la iba a empezar, y la 6ª yo creo que también, a partir de ahí iba a ser la cabeza la que decidiera, pero sólo y con lluvias, y sin el calor de alguien que te acompañe es difícil.

Fuimos al centro de salud y de ahí mandaron a Plasencia a Miguel Angel, a tenerle en observación y curarle.

A mi me vino a buscar Santi, quien hará conmigo la Madrid Lisboa en 2015 seguro.

Un 10 para la carrera y la organización, que siempre estuvieron atentos.

En menos de un año, vuelvo a esta carrera.

Vaaaaamooooooossss

CHEMA MARTINEZ, NAVALCARNERO AL LÍMITE, Y SALIDA EN BICI

Entre otras muchas cosas ese ha sido mi fin de semana.-

La cosa empezó muy bien el viernes, en el cross de Aldovea, donde pude compartir podio con Chema Martínez, y como os conté en el último post.

El sábado, tenía las piernas como palos de la paliza del día anterior, ya que el perfil del cross era duro, y seguía con catarro por lo que sabía que iba a ser un día duro, pero tenía muchas ganas de ir a Navalcarnero y de hacer Navalcarnero al Límte, ya que lo que veía por facebook que estaban liando parecía que iba a tener muy buena pinta y así fue.

Salí más fuerte de lo que pensaba que iba a poder, de hecho los 5 primeros kilómetros estuve rodando por debajo de 3:25, no me imaginaba que después de lo del viernes, iba a poder ir así, pero claro, quedaba lo mejor, a partir del km 6 empezaba lo duro, y fue cuando las piernas empezaron a petarme, sufrí como un maldito los últimos kilómetros.

El año que viene sin duda volveré por que me pareció un evento deportivo a tener muy en cuenta, e intentaré doblar conn la carerra el sábado y la MTB el domingo.

El domingo empecé la temporada de bici, una salida con Jorge Benito por la Casa de Campo de casi 3 horas, que me vino muy bien para volver a encontrarme con la bici, ya que desde septiembre sólo había montado en los duatlones.

Y ahora a seguir!!!!

Vaaaaamooooooosssss

CRÓNICA DE LA ION 4 POWERADE MADRID LISBOA

Espectacular carrera, espectacular ambiente y espectacular todo, por lo menos hasta donde llegamos Santi y yo.

la aventura empezó el jueves por la tarde cuando fui a la Rozas a recoger dorsales, y resto de material que la organización proporcionaba, a parte de verificaciones de App y control médico, todo muy bien, aunque a mi la app hasta el viernes, día en el que empezaba la carrera no me empezó a funcionar.

El viernes por la mañana para Las Rozas, después de dejar al peque en la guardería, y en la llegada a las Rozas alucinando con el ambientazo y la cantidad de gente se se congregó para esta carrera, más de 400 participantes para hacer esta locura!!

La primera etapa me correspondía a mi, recordar que la carrera la hacíamos Santi, compañero del Hospital, y yo, sin chófer ni nada, sólo los dos contra los elementos… Y así empezamos a rodar, como os digo, comencé yo con la primera etapa, bastante bien, hacía buena temperatura, y aunque nos equivocamos en viarias ocasiones como íbamos un grupo majo nos pudimos guiar, hubo alguna subida dura, pero por buen terreno. A ratos me parecía que íbamos demasiado fuertes, el resto de competidores con los que iba tenían dorsales que empezaban por 3 o 4 la mayoría por lo que eran equipo de 3/4 personas, éramos pocos los de 2, y desde luego a ese ritmo no llegábamos a Lisboa. Aún así terminé la primera etapa, bastante bien, en unas 3 horas, pasé el relevo a Santo y ahora le tocaba a él.

Yo llegué a Robledo, y de ahí en coche a Burgohondo, donde volvía a coger yo el relevo. Me dio tiempo a comer y descansar algo, me tocaba hacer la tercera etapa, me habían dicho que era dura, pero no quería ver el perfil, ya veré lo que me voy encontrando durante la etapa.

Flipé en colores, por decirlo de alguna forma con la etapa 3…, nada más empezar la etapa, curva a la derecha y a subir, y a subir, y a subir más y más, aquello parecía interminable, subiendo todo el rato, y en algún tramo bajándome de la bici por que no podía subir de pie, fueron 20 kilómetros realmente duros, después de los 20 km, un tramo en carretera, pero subiendo más, otros 20 kilómetros de subida tendida por la carretera, dejamos la carretera y se hace de noche, mientras me abrigo me pasa Víctor Rodríguez como un tiro, quedan otros 20 kilómetros, algo más, y ya es de noche, se complica todo, hay menso subida dura, pero sigue habiendo algo de subida, y bajada y terreno roto, claro, esto debe ser MTB, ahora lo entiendo. Atravesamos un par de rios, pies mojados, frio, no mucho, por que podía ser mucho peor, pero si algo de frío. Por fin llego, son casi las 23:00, he salido a casi las 18:00, ha sido una paliza, paso el relevo a Santi, y me encamino hacia el coche a entrar en calor, e ir hacia el siguiente punto de relevo.

Llego a eso de la 1:00 de la mañana, tengo claro que hay que dormir, calculo que Santi llegará a eso de las 3:00, pero a las 3:00 yo no voy a salir, voy a dormir un poco más y pillar media etapa de noche y media de día. Santi llega a eso de las 3:30. le digo que voy a dormir un poco más, le parece bien. Me despierto a las 4:30, me preparo y a seguir.

Aquí empieza lo complicado. Voy a la salida para ver si puedo salir con alguien, y no ir sólo, me dicen que faltan unas 3 personas por llegar y que no saben si van a llegar y si llegan si van a salir. Hablo con ellos, no tengo GPS, me dicen de la organización que no me recomiendan ir sólo, pero yo quiero seguir, me dicen que coja la carretera y que avance hasta el siguiente punto. Me gusta hacer locuras, pero no tanto como para tirarme sólo por la montaña de noche y sin gps, sigo as recomendaciones de la organización, somos los últimos de la carrera y llegaremos los últimos, o nos descalificarán, pero llegaremos…

Llego hasta Palencia, y casualidades del destino me encuentro a Santi que iba hacia el siguiente punto, le cuento lo de la organización, que me ha aconsejado que vaya por carretera, me quedan 40 km hasta el siguiente punto, Santi me confiesa que no ha dormido nada, que no sabe lo que va a aguantar. Valoramos el estado en el que estamos…, perdidos, haciendo la etapa por carretera, cansados, y nos queda un mundo. Hacemos de tripas corazón, pensamos con la cabeza y no con el corazón, y decidimos poner fin a la aventura, y volver con nuestra familias, es sábado por la mañana, son las 7:00, tenemos tiempo para desayunar algo y volver a Madrid a aprovechar el fin de semana y así hacemos.

En casa, desayuno de campeones y me voy a dormir un poco, hasta la hora de la comida, estoy cansado, hacerlo entero hubiera sido una gran paliza, me despierto con rabia de no haber seguido, pero hay que ser realistas, posiblemente no hubiésemos llegado ni a Portugal, hay que pasar página y empezar a pensar en siguientes retos.

Ayer, para quitarme el mal cuerpo del abandono cogí la mochila, aún con los 2 litros del avituallamiento, y me fui a correr, casi una hora al trote con mochila para soltar piernas y que vuelvan a funcionar.

Hoy por la mañana algo más de descanso, y a partir del medio día, de vuelta a los entrenamientos, a seguir tirando hacia delante.

 

Esto lo escribí ayer, pero no sé por qué no se subió el post, por lo que lo publico hoy, añadiendo y actualizando los entrenamientos de ayer y de hoy.

Ayer a medio día un poco de gimnasio, para ir volviendo a la normalidad. 50´de running y 30´de estática. 

Este fin de semana no sé si nos vamos a ir a aprovechar del que parece el último fin de semana de buen tiempo a la playa, si es así, y si mañana que es cuando decidiremos estoy a tiempo, intentaré apuntarme al triatlón olímpico que hay en Alicante, si al final nos quedamos haré el duatlón de Mejorada al que ya estoy inscrito, y el sábado haré los 10.000 de la carrera del corazón. Mañana decidiremos que hacemos y qué carreras hago.

Esta mañana Body Pump de nuevo…, noto mejoría en sólo tres clases, la fuerza es algo que no he trabajado nunca, y lo estoy notando, lo malo, que con la facilidad que tengo para coger volumen, me noto algo más hinchado, pero me va a venir bien, seguro, luego me quitaré los kilos de más. Después de la clase 45´ de estática.

Mañana más y mejor!!!

Vamooooosssss

24 HORAS. I PARTE

Efectivamente, estamos locos, pero estas locuras son las que nos acercan a la felicidad.

Llevamos casi 10 horas de las 24 horas que tenemos que estar dando pedales en nuestras trek cedidas por bike room y runin para esta carrera.

Del día no nos podemos quejar, sol y calorcito. Hemos empezado a las 12.00, un rato antes hemos llegado y fieles a nuestro estilo globero hemos montado una carpa no sé para qué por que ahí la tenemos sin dar uso. Venimos Nino y yo sólos, al lado tenemos una carpa en la que hay 4 personas y solo corre 1, los otros 3 le asisten, jaja.

Ya tenemos todo preparado, son casi las 12 y la estrategia de equipo esta confirmada, no hay estrategia…

Empieza la carrera, 24 hora por delante y la primera vuelta nos sirve para reconocer el circuito, SUS MUERTOS, pero esto no iba a ser tranquilo??? Son las 22:12 y ya llevo 5 caidas…. , facilito. Bueno, a ver como me planteo estas bajadas para aguantar 24 horas y terminar la carrera y que pueda seguir siendo un ser humano con las 4 extremidades.

Pasamos por la linea de meta, donde esta el reloj, marca que llevamos algo más de media hora, esto esta hecho, giramos para dar otra vuelta y nos paran de la organización y nos dicen “pero que haceis? Sois el misml equipo y estais corriendo a la vez?” Claro contestamos, vamos a hacer la carrera juntos, “esto nos es así….” Nos dicen.

Tras explicarnos las normas que Nino había entendido mal, o fui yo? Bueno, da igual a estas horas, nos descalifican como equipo de 2 y pasamos a carrera individual de 24 horas cada uno, jajaja.

Con esta nueva modalidad damos 3 vueltas más y paramos a comer. Terracita y bocata, a disfrutar. Y vuelta a la normalidad.

Cuando llevamos una vuelta y pasamos por la meta vemos a Pecos que nos ha venido a ver, qué grande!!! Quedamos con él en la siguiente vuelta. Damos la vuelta y le saludamos, se preocupa por nuestra piel y se va a comprar crema, gracias Pecos!!!! Cuando estamos con él nos llama Tutor, que también ha venido a vernos. Nos saludamos y nos ponemos manos a la obra, a dar vueltas.

Cuando llevamos 9 paramos de nuevo, última parada antes del anochecer. Vamos a dar 3 vueltas antes de que anochezca. Pecos nos anima a cada vuelta, con Pilar, y de repente aparece Pop con bici de montaña y se une a nostros, de ilegal y da dos vueltas con nosotros.

En total 12 vueltas, 108 kilómetros muy duros, mucha subida y mucha caida peligrosa para mi, fácil para Nino que me saca 1 km en cada bajada que luego me toca remontar, menos mal que me espera, también he tenido como una bajada de tensión, después de la comida, las 5 caidas que me han magullado, ahora cenando, cuando termine voy a ir al puesto del samur a que me cure las heridas, pero feliz por esta gran aventura.

Mañana la segunda parte, la noche y el día.

20130525-222731.jpg

ENTRENAMIENTO CON RAÚL LLAMAZARES

Seguro que todos sabéis quién ha sido el que ha ganado la medalla de plata en triatlón en las últimas olimpiadas en Londres, verdad? Si, efectivamente, Javier Gómez Noya. Pero hasta que se ha llegado a este momento, han sido muchos los que han luchado por poner el duatlón y el triatlón en el lugar en el que se merece. 

Una de esas personas, y de forma muy destacable es Raúl Llamazares, quien fue primera medalla en un Mundial de Duatlón, bronce, cuando aún no era el triatlón deporte olímpico, corría el año 99 y también fue ganador de una San Silvestre, en el 94, cuando esta prueba se hacía dos días antes de la profesional, y con un recorrido totalmente diferente, estos dos éxitos entre otros muchos.

Hay deportistas a quien los resultados le juegan una mala pasada, se salen de forma, no consiguen llegar al máximo, pero son pocos a los que la salud les hace una mala jugada, y eso es lo que le pasó a Raúl, una malformación congénita en su cabeza de deportista bien amueblada, provoca que le tengan que hacer dos operaciones de 10 horas de duración en el cerebro, y le salvan la vida, pero tiene que dar por finalizada si vida como deportista de alto nivel.

Pero para él no termina el deporte en ese momento, empieza a recuperarse, y sabe qué es lo que le gusta, el duatlón y el triatlón.

La hemiplejia que le deja de secuelas las intervenciones no le permiten correr, sólo puede caminar lo más rápido posible, y en la natación pasa mucho frío, pero en la bici se encuentra cómodo, y de eso he sido testigo yo esta mañana.

A Raúl le conozco hace casi un año a través de un amigo en común, Nacho Cladero, quien me habla de él, y en seguida se me ocurre meterle en un programa de pilates, para ayudarle con sus problemas de espasticidad y de aparato locomotor.

Su fisioterapeuta me habla maravillas de él, de su afán de superación y de las mínimas mejoras, que en un caso como en el de Raúl son grandes mejoras.

Siempre he querido entrenar con él, y lo organizo hace un par de semanas para vernos este fin de semana.

Quedamos en el parking de la casa de campo, a las 10.00 de la mañana, y para lo que para muchos es algo cotidiano, como sacar la bici del coche y montarla, para Raúl es un auténtico ritual que le puede llevar más de 20 minutos. Sacar la bici y montarla con una sola mano, y abrigarse esa mano, hasta que parece la mano de Mazinger Zeta, le lleva un buen rato, pero viendo como se maneja, hace que cada vez sienta más admiración por Raúl, y no le veo como un deportista con una lesión de por vida, si no que le veo como el campeón que fue, y que será siempre por lo menos para mi.

Empezamos a montar, y pienso para mi, que después de la carrera de ayer, no pasa nada por que hoy tenga un día de bici de montaña tranquilo, que ingenuo!!! Nada más salir hay que afrontar una pequeña subida, de nada, pero Raúl la sube con una facilidad pasmosa, con un sólo brazo, y si poder ponerse de pie en la bici, es impresionante.

Durante 2 horas me da una vuelta por la casa de campo, que no olvidaré nunca, subiendo, bajando, por senderos, yo detrás de Raúl, el como una moto, hablándome y explicándome cada sitio por el que pasamos, y escuchando como su imaginación regresa a hace 15 años cuando él entrenaba por ahí.

Pasamos por el bosque, que buenos recuerdos me trae, estuve el jueves entrenando carrera a pie con Javier, y siento que el entrenamiento de hoy es diferente.

Terminamos de montar , un par de horas por la casa de campo, y tomamos un café antes de irnos, Raúl al ritual para montar la bici en el coche, y yo vuelvo en bici a casa.

Lo que más me asombra es la sonrisa que tiene Raúl constantemente en su cara, y como se refleja en sus ojos la pasión por el deporte, que la lesión tan grave le podía haber arrebatado, pero que a personas como él, no hay barrera que les impida alcanzar su límite. Impresionante fuerza por vivir, y afán de superación.

Otro ejemplo de lucha y de motivación.

gracias por una mañana inolvidable Raúl #vamosahacerdeporteImage

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑