Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

runners

Síndrome del pasillo

Photo by Wallace Chuck on Pexels.com

El confinamiento ha creado entre otras muchas cosas una nueva patología en el mundo de la traumatología y la fisioterapia.


Se ha denominado “síndrome del pasillo” y viene motivada por los runners que no han aguantado sin correr durante el confinamiento, y han corrido en el pasillo de su casa, o haciendo circuitos en el salón y por diferentes rincones.


El ritmo de carrera al que obliga este espacio, junto con los constantes giros, provoca muchas lesiones articulares, sobretodo en rodilla, pero también afecta a tobillos y caderas.


Los meniscos posiblemente sean los más afectados por estos giros constantes, pero también se han observado lesiones musculares y tendinosas.


Correr en el sitio ha sido otra tendencia que hemos podido observar. Este método, puede afectar más a tobillos, y huesos del tarso, aunque al ser un gesto muy repetitivo, con poco recorrido articular en caderas y rodillas también afecta a estas articulaciones.


El problema de estas pequeñas o grandes lesiones, que a lo mejor no han presentado aún una gran clínica, en otros casos si, será el examen que tendrán que pasar a partir del 2 de mayo, si se permite salir a correr, ya que el haber entrenado y acostumbrado al cuerpor a esta actividad, con la sobrecarga que ha provocado en estas articulaciones, es una bomba de relojería, y podrá ser un buen momento para traumatólogos y fisioterapeutas.


Un 35% de la población ha reconocido que ha hecho más ejercicio durante el confinamiento que en su vida normal, en muchas ocasiones sin control.
Veremos como el desconfinamiento afecta también a nuestro aparato locomotor, por si acaso, fisioterapeutas, vayan abriendo sus clínicas.

APROVECHAR EL VERANO PARA ESCUCHAR TU CUERPO

Buenos días.

Comparto con tod@s este post que he subido a la web de adidas

“El verano tiene un punto negativo para los runners, que es el calor, y que nos obliga a entrenar en las horas que menos calor hace, o huyendo de los intensos rayos del sol.

 

Pero tiene otro aspecto muy positivo, que es, que en condiciones normales tenemos un poco mas de tiempo, bien por que estamos de vacaciones, por que los días son más largo, o por que en verano debemos tomarnos todo con más calma.

 

Si la dinámica normal durante el invierno es calzarnos las zapatillas a toda velocidad, salir, correr y volver rápido a la ducha, por que tenemos obligaciones, trabajos y demás, o por que hace frío…, en verano debemos aprovechar el pre y el post entrenamiento.

 

Dedícate tiempo, disfruta de cada momento, disfruta de elegir la ropa adecuada, la más bonita, la que mejor te siente, disfruta de ponerte las zapatillas, de cómo te sientan, visualiza el recorrido que vas a hacer, siéntete con energía y con ganas, cierra los ojos antes de empezar a correr, y haz un recorrido por todo tu cuerpo, desde los dedos de los pies, a los tobillos, pasando por la planta del pie, sube después a las rodillas, fíjate en su paso por los gemelos, sigue subiendo, cuadriceps, isquios, caderas, glúteos, piramidal, y así por todo el cuerpo, columna vertebral, etc.

 

Dedica el tiempo que quieras a esta práctica, y fíjate en esas pequeñas zonas con molestias, con dolores, observa cómo es ese dolor, y que te indica.

 

Una vez hecho esto, empieza a correr, disfrutando del espacio por el que estás corriendo, abre los ojos más que nunca, y los oídos, intentando escuchar lo que antes no escuchas, el viento en los árboles, otras zancadas de otros corredores, o simplemente el silencio.

 

Una vez terminado el entrenamiento, vuelve a sentir tu cuerpo, lo que ha cambiado respecto a la salida, y tú emocionalmente como has cambiado, disfruta de ese momento mientras incluyes una dinámica de estiramiento, sintiendo tu musculatura, como gana elasticidad, si sufrir, sólo alargando lo que te pide.

 

El verano es para disfrutar, y para disfrutar corriendo.”

 

IMG-20170423-WA0004

Lo hago por que persigo un sueño.

Mucha gente me lo dice, que por que me doy las palizas que me doy, que por que me levanto entre las 4.00 y las 5.00 de la mañana cada día, y la frase que más oigo es “yo no sería capaz” o “que suerte que puedes hacerlo”.

Quiero comentar que cuando me suena el despertador cada día a las 3.52 no pienso, que bien, por fin suena, llevo este rato que estaba durmiendo deseando que sonará el despertador!! No, no es así,  cuando suena el despertador me quiero morir, mi cabeza me dice que tengo sueño, que realmente lo que necesito es dormir una semana del tirón y después echarme una siesta de 3 días más,  mi cuerpo me dice DOLOR, cuando me despierto me duele casi todo, en breve se pasa y se olvida, pero los primeros movimientos no se si tengo 36 años o 122, y el corazón tampoco me saca de la cama a esas horas, dudo que pase de 40 pulsaciones en esos momentos y el corazón bastante hace  como para encima decirme que me levante.

Lo que realmente me saca de la cama a esas horas es, y espero que mi mama no lea esto, MIS COJONES, por que me levanto por huevos, me levanto por que llevo años trabajando para conseguir mis sueños y eso es lo que me motiva, eso y solo eso, por que si no tienes un sueño no tienes vida. Y con lo poco que duermo, sueño mucho despierto.

Gracias a todos y feliz día.

Busca tu sueño.

Vaaaamoooooossss

CRÓNICA DE CANILLEJAS

Ayer fue la clásica de Canillejas, era la primera vez que la hacía, y fui con el Club de Corredores, qué gran club, muy recomendable para todo aquel que quiera ser runner en compañía de otros runners.

Como os decía ayer fui a Canillejas, una clásica en el calendario de runners, y con mucho mucho nivel, de hecho había una salida independiente para participantes sub 31´ en 10.000, tela….

El día no acompañaba, y por eso de las 6.000 personas que en principio iban a ir, posiblemente se dieron de baja algunas en los últimos momentos, aún así una gran cantidad de gente reunida para mojarse y pasar frío mientras recorrían los 10.000, y eso si, cada uno como siempre sufriendo a su ritmo, pero en días como el de ayer, y en casi todos los días, todos sufrimos por igual, los que lo hacen en 30´ y los que lo hacen en 60´, eso es lo bueno del deporte, que a todos nos une el sufrimiento.

La carrera empezó bajo la lluvia y el frío, pero a una buena hora, a las 11:30 de la mañana, mucho peor hubiera sido hacer esto a las 9:00 como la mayoría de la carreras. La salida fuerte, como todas, estaba en primera línea, y el primer kilómetro a 3:01, eso indicaba lo que iba a ser la carrera, pero no estaba fino, no me encontraba bien de piernas, estoy cansado, no físicamente del deporte, si no mentalmente, tengo agotamiento y mucho ruido mental, y no por el deporte, no estoy quemado, ni necesito descanso deportivo, todo lo contrario, lo que necesito es ir cerrando etapas personales, o más bien laborales del pasado.

El 2º kilómetro se hizo muy duro, algo de subida, las piernas aún pesadas, y del calentón del primer kilómetro, pero tomo la decisión de no mirar el Garmin, paso de saber tiempos y ritmos, voy a coger un ritmo constante y voy a ver lo que puedo aguantar.

Sigo sufriendo aunque el terreno sea favorable, y llega el kilómetro de subida, del 6 al 7, más sufrimiento…

Habían dicho que era una carrera fácil…, qué es una carrera fácil? Existen las carreras fáciles? Posiblemente se pueden hacer carreras fáciles, cualquiera, pero cuando vas a tope de lo que puedes, aunque sea cuesta abajo, te digo y que no es una carrera fácil.

Termina el kilómetro duro, y ya del tirón hacia meta. Me ha pasado en este kilómetro la primera chica, y sigo con ella, a un poco de distancia pero es una referencia, y así hasta meta, me da tiempo hasta hacer el último kilómetro algo más fuerte, a 3:18, por lo que veo que puedo dar más de mi.

Tiempo final 35´ a 10″ de la primera chica. Debería estar en mejores tiempos, pero sé por lo que estoy pasando, y no me agobio por los tiempos, por que sé que voy a llegar al tiempo que quiero hacer en la San Silvestre, y este domingo otro test de 10km en Donosti, a bajar de los 35 si o si.

Muchas gracias al Club Corredores, a Jorge Benito y a su Presidente Aitor Retolaza por acogerme como me acogéis cada vez que voy con vosotros, sois un gran club, y es sin duda gracias a vosotros y al espíritu que transmitís, diversión, diversión en dosis altas y un poco de competitividad, mola mucho!!

FUTBOLISTAS TENÍAN QUE SER…

Ayer fue un día duro, otro día duro más, a sumar y a seguir…

La mañana en el hospital se me hizo complicada ya que llevamos una semana implantando un sistema informático, deshaciéndonos de los papeles, y está costando bastante, y mucho personal, con las complicaciones de cada uno….

Terminé en el hospital, ya cansado, y me fui pitando a grabar más clases de Spoortool, que empieza mañana, y que destinaré mi post de mañana a esto, por fin Spoortool.

Cuando terminé de grabar fui corriendo a por el peque, siempre en mi afán de no ser el último padre en recoger a su hijo, por que me da mucha pena pensar que me está esperando sólo, aunque la realidad sea que está jugando tranquilamente, y que no pasa nada, pero conseguí llegar en hora y no era el último niño.

Llegué a casa, estaba destrozado, un  poco mareado, y me tumbé…, no sé en qué momento perdí el conocimiento, y me quedé dormido. Me desperté al poco, 30´, que me vinieron bastante bien, pero aún así seguía mareado…

Me levanté de la cama, y me preparé para ir a entrenar, me tocaba paliza, 20×200 a tope…, no voy a poder, fue lo primero que pensé, tardé más que nunca en vestirme, me costaba mover el cuerpo, pero conseguí vestirme, salí de casa, casi no podía correr, me costaba dar las zancadas, y seguía un poco mareado. Y si me perdono el entrenamiento, y si troto un poco y voy para casa?! No podre descansar, por que tengo una reunión a última hora, pero por lo menos no me canso más…, esto se me pasó por la cabeza, pero entre pensamiento y pensamiento, mis piernas iban entrando en calor.

Tiré hacia el Bernabéu, el fondo norte mide los 200 metros de las series que tenía que hacer, así que listo, a hacer las series, parece que me encuentro mejor, y empiezo a machacarme, serie tras serie, con descanso entre las series, parece que cada vez las series se me hacen más largas y el descanso más corto, pero no, clavo serie tras serie el mismo tiempo.

Lo curioso del entrenamiento, es que de repente llegó un grupo de futbolistas de un colegio de al lado, que fueron con el entrenador a entrenar, bueno, si a eso se le puede llamar entrenar, dando vueltas al estadio, a una velocidad poco mayor que andar rápido, o ni eso… Cada vez que se cruzaban conmigo, o que les adelantaba, una risita, o un comentario tonto, absurdo, ni si quiera me molestaba, por que eran niñerías, pero me pareció curioso, la cantidad de runners con los que me cruzo, nunca nos decimos nada, como mucho una mirada de complicidad, los dos estamos sufriendo, pero llega un grupo de niñatos futboleros, y se piensan superiores, así va este deporte, el futbol, y lo mejor de todo es que acabarán todos siendo runners, seguro, y seguro que respetan más al resto de runners. Además ayer iba vestido de nike de arriba a abajo, gracias a la generosidad de nike, jeje, por lo que no tenía mucha pinta de globero, pero ni con eso, poco respeto….

Terminé las 20 series, cansado, volvió a mi la sensación de fatiga y de mareo, ahora tenía que hacer 2 kilómetros por debajo de 4.00, pienso que ni de coña, que ahora me vuelvo a casa tranquilo, y así hago, subo Concha Espina, y bajo por Ramón y Caja, de repente me marca el Garmin que he hecho un kilómetro, miro,, y me marca que lo he hecho a 3:52, qué bueno, jeje, al final voy a completar el entreamiento, así que me fijo más en el garmin, y hago el siguiente kilómetro también al ritmo que tenía que hacerlo.

Llego a casa cansado, destrozado, pero con la buena sensación de haber hecho bien el trabajo que tenía marcado para ese día, otro día más, suma de kilómetros, y de entrenamiento, a seguir entrenando que queda poco para el objetivo!!

Vamoooossssss SanSil!!!

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑