Ayer fue un día duro, otro día duro más, a sumar y a seguir…

La mañana en el hospital se me hizo complicada ya que llevamos una semana implantando un sistema informático, deshaciéndonos de los papeles, y está costando bastante, y mucho personal, con las complicaciones de cada uno….

Terminé en el hospital, ya cansado, y me fui pitando a grabar más clases de Spoortool, que empieza mañana, y que destinaré mi post de mañana a esto, por fin Spoortool.

Cuando terminé de grabar fui corriendo a por el peque, siempre en mi afán de no ser el último padre en recoger a su hijo, por que me da mucha pena pensar que me está esperando sólo, aunque la realidad sea que está jugando tranquilamente, y que no pasa nada, pero conseguí llegar en hora y no era el último niño.

Llegué a casa, estaba destrozado, un  poco mareado, y me tumbé…, no sé en qué momento perdí el conocimiento, y me quedé dormido. Me desperté al poco, 30´, que me vinieron bastante bien, pero aún así seguía mareado…

Me levanté de la cama, y me preparé para ir a entrenar, me tocaba paliza, 20×200 a tope…, no voy a poder, fue lo primero que pensé, tardé más que nunca en vestirme, me costaba mover el cuerpo, pero conseguí vestirme, salí de casa, casi no podía correr, me costaba dar las zancadas, y seguía un poco mareado. Y si me perdono el entrenamiento, y si troto un poco y voy para casa?! No podre descansar, por que tengo una reunión a última hora, pero por lo menos no me canso más…, esto se me pasó por la cabeza, pero entre pensamiento y pensamiento, mis piernas iban entrando en calor.

Tiré hacia el Bernabéu, el fondo norte mide los 200 metros de las series que tenía que hacer, así que listo, a hacer las series, parece que me encuentro mejor, y empiezo a machacarme, serie tras serie, con descanso entre las series, parece que cada vez las series se me hacen más largas y el descanso más corto, pero no, clavo serie tras serie el mismo tiempo.

Lo curioso del entrenamiento, es que de repente llegó un grupo de futbolistas de un colegio de al lado, que fueron con el entrenador a entrenar, bueno, si a eso se le puede llamar entrenar, dando vueltas al estadio, a una velocidad poco mayor que andar rápido, o ni eso… Cada vez que se cruzaban conmigo, o que les adelantaba, una risita, o un comentario tonto, absurdo, ni si quiera me molestaba, por que eran niñerías, pero me pareció curioso, la cantidad de runners con los que me cruzo, nunca nos decimos nada, como mucho una mirada de complicidad, los dos estamos sufriendo, pero llega un grupo de niñatos futboleros, y se piensan superiores, así va este deporte, el futbol, y lo mejor de todo es que acabarán todos siendo runners, seguro, y seguro que respetan más al resto de runners. Además ayer iba vestido de nike de arriba a abajo, gracias a la generosidad de nike, jeje, por lo que no tenía mucha pinta de globero, pero ni con eso, poco respeto….

Terminé las 20 series, cansado, volvió a mi la sensación de fatiga y de mareo, ahora tenía que hacer 2 kilómetros por debajo de 4.00, pienso que ni de coña, que ahora me vuelvo a casa tranquilo, y así hago, subo Concha Espina, y bajo por Ramón y Caja, de repente me marca el Garmin que he hecho un kilómetro, miro,, y me marca que lo he hecho a 3:52, qué bueno, jeje, al final voy a completar el entreamiento, así que me fijo más en el garmin, y hago el siguiente kilómetro también al ritmo que tenía que hacerlo.

Llego a casa cansado, destrozado, pero con la buena sensación de haber hecho bien el trabajo que tenía marcado para ese día, otro día más, suma de kilómetros, y de entrenamiento, a seguir entrenando que queda poco para el objetivo!!

Vamoooossssss SanSil!!!

Anuncios