Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

trabajo

¿Cuáles son los pilares de nuestra vida?

Photo by Christina Morillo on Pexels.com

Siempre he defendido que los pilares de nuestra vida son 3:

  • Familia
  • Trabajo
  • Ocio

Ahora mismo, me doy cuenta de que se quedan bastante corto con sólo estas 3 patas.

Si bien, son los más importantes, debemos empezar a planear nuestra vida, a hacer hueco a otros 3 que van a ser igual de importantes o más

  • Formación
  • Espiritualidad
  • Medioambiente

Te puede sonar raro, pero voy a intentar explicar brevemente cada uno de ellos

Formación

Una formación continuada en diferentes aspectos de la vida, y no me refiero con esto a estar al día de las RRSS, si no programar tiempo en el día, a seguir creciendo y a tu desarrollo como persona, tanto en el ámbito profesional, como en el personal.

Está confirmado, que en la vida pasamos por diferentes niveles de conciencia, el ir avanzando, muchas veces son lecciones de la vida, pero otra forma son aprendizajes que podemos ir desarrollando nosotros por nuestros propios medios, sin tener que pasar por miserias o penas de la vida.

Espiritualidad

Si bien es un concepto que a día de hoy, aún suena como exotérico, todas las personas que hablan en el mundo sobre el desarrollo personal, sobre el sentido de la vida, sobre la plenitud en esta vida, introduce el concepto de espiritualidad, y si apoyo en el desarrollo.

Todos sabemos que hay una práctica que está por encima de todo, y que nos ayuda a crecer espiritualmente, que es la meditación, otro aspecto que debe estar en nuestra agenda diaria, la cumplamos o no, pero yo personalmente, tengo 3 horas al día, en las que durante 15´hago que pare todo, para dedicarlo a la meditación, no siempre lo puedo cumplir, pero siempre está ahí, para ser recordado.

La meditación, nunca debe convertirse en un elemento de estrés.

Medio ambiente

Ahora parece que está de moda el cuidado del medio ambiente, pero en los próximos años, esto formará parte de nuestro día a día y de nuestra forma de vivir.

Si entendemos los puntos anteriores, y llegamos a entender que non sólo somos parte del universo, si no que cada uno de nosotros somos el universo, debemos empezar a cuidar ese universo que tenemos más cerca, que es el medio en el que vivimos.

Buen día y tengan cuidado ahí fuera.

Photo by Pixabay on Pexels.com

APROVECHAR EL VERANO PARA ESCUCHAR TU CUERPO

Buenos días.

Comparto con tod@s este post que he subido a la web de adidas

“El verano tiene un punto negativo para los runners, que es el calor, y que nos obliga a entrenar en las horas que menos calor hace, o huyendo de los intensos rayos del sol.

 

Pero tiene otro aspecto muy positivo, que es, que en condiciones normales tenemos un poco mas de tiempo, bien por que estamos de vacaciones, por que los días son más largo, o por que en verano debemos tomarnos todo con más calma.

 

Si la dinámica normal durante el invierno es calzarnos las zapatillas a toda velocidad, salir, correr y volver rápido a la ducha, por que tenemos obligaciones, trabajos y demás, o por que hace frío…, en verano debemos aprovechar el pre y el post entrenamiento.

 

Dedícate tiempo, disfruta de cada momento, disfruta de elegir la ropa adecuada, la más bonita, la que mejor te siente, disfruta de ponerte las zapatillas, de cómo te sientan, visualiza el recorrido que vas a hacer, siéntete con energía y con ganas, cierra los ojos antes de empezar a correr, y haz un recorrido por todo tu cuerpo, desde los dedos de los pies, a los tobillos, pasando por la planta del pie, sube después a las rodillas, fíjate en su paso por los gemelos, sigue subiendo, cuadriceps, isquios, caderas, glúteos, piramidal, y así por todo el cuerpo, columna vertebral, etc.

 

Dedica el tiempo que quieras a esta práctica, y fíjate en esas pequeñas zonas con molestias, con dolores, observa cómo es ese dolor, y que te indica.

 

Una vez hecho esto, empieza a correr, disfrutando del espacio por el que estás corriendo, abre los ojos más que nunca, y los oídos, intentando escuchar lo que antes no escuchas, el viento en los árboles, otras zancadas de otros corredores, o simplemente el silencio.

 

Una vez terminado el entrenamiento, vuelve a sentir tu cuerpo, lo que ha cambiado respecto a la salida, y tú emocionalmente como has cambiado, disfruta de ese momento mientras incluyes una dinámica de estiramiento, sintiendo tu musculatura, como gana elasticidad, si sufrir, sólo alargando lo que te pide.

 

El verano es para disfrutar, y para disfrutar corriendo.”

 

IMG-20170423-WA0004

Veeengaaaa, que viva el estrés…

Así empieza el Titular “estrés: es la característica que más se valora en los negocios hoy en día…”

Que viva el estrés! que no le falte a nadie…, ya no es una enfermedad, ya no es un estado…, es la máxima de a productividad, yuju!!! Cómo?! Que no tienes estrés?? Nunca llegarás a ser consejero delegado…, pringado!!

Dónde quedó aquel diagnóstico de estrés, sí, diagnóstico…, hace unos años, estar estresado era motivo de baja laboral, era una enfermedad, ahora se ha convertido en lo contrario, si no eres una persona estresada, no vives al ritmo de esta sociedad, no molas, no eres productivo en el trabajo…, pruébalo, pregunta en tu entorno…, qué tal en el trabajo? la mayoría contestará con un “puff!! estresado” y tú pensarás, “seguro que este es un tío importante…, mírale…, tiene pinta de estresado…” y sin embargo preguntas a otro y te contesta “bien, tranquilo…” piensas “pobre…, o no tiene trabajo, o le van a echar o es un vago…”

Pero cuál es la realidad? Cuál de los dos es mejor trabajador? De verdad queremos vivir con la etiqueta de estresado? con una etiqueta de enfermedad? Recordemos que estas etiquetas alteran las moléculas de agua, su forma, su consistencia, su color, su organización…, y nosotros somos 80% agua…, queremos ser enfermos sin serlo??

Yo lo tengo claro, aunque me lo vendan, yo quité de mi vocabulario hace tiempo la palabra estrés, y se lo recomiendo a todas las personas que trato.

Feliz día, fuera de la zona de estrés 😉

La era de la información…, y la desinformación

wp-1457950776021.jpeg

Estamos en un momento increíble en la vida, con la posibilidad de tener toda la información que queramos a nuestro alcance, pero ha llegado una nueva era, la de la selección de la información que queremos recibir.

Hace ya un tiempo, que decidí dejar de ver las noticias en la tele, y me he sorprendido por que este fin de semana viendo una charla, veo que hay prescriptores de motivación que lo empiezan a recomendar. Esto no quiere decir que esté desinformado, de hecho, lo primero que hago  al amanecer bien prontito es descargarme la prensa del día, pero ahora no hago el análisis que de ella hacía hace tiempo, simplemente paso las páginas, viendo lo que pasó ayer, y lo que pasará hoy, pero sin juzgarlo, y sin que me altere emocionalmente, por que el 99.9% de las cosa que dice la prensa, no tienen por que alterarme mi día a día laboral, familiar ni de ocio.

Y por este motivo no veo las noticias, selecciono bien lo que me llega de las RRSS, y aquello que es nocivo, que no me aporta, o que me podría alterar, lo desecho, y procuro que mi vida esté más en equilibrio, y creo que lo está, por mucho que se piense que estoy perdiendo la cabeza 😉

Y este trabajo de selección de información, es el gran trabajo que tenemos que hacer con las nuevas generaciones. Ellos van a tener aún más acceso a la información, y su éxito hacia la felicidad (no laboral), dependerá de cómo manejen, y como les altere o no, toda la información que reciben.

Así que ese es mi consejo, a seleccionar la información que nos llega, quedarnos  con las buenas cosas, y desechar las malas, y si esto no te gusta, me desechas 😉

vaaaaamoooooosssssssss

Trabajo, familia y ocio

tomelloso_running

Parece que todos tenemos claro que el deporte forma parte de nuestro ocio, o por lo menos así surgió cuando empezamos a hacer deporte.

La vida, o el día a día lo dividimos en 3 partes, no es la famosa regla de los tres 8, ni mucho menos, si no es que tenemos que repartir nuestro tiempo entre trabajo, familia y ocio.

Siempre que el deporte no nos reporte dinero, debe ser considerado ocio, y el ocio está relacionado con disfrutar.

Cuando nos equivocamos, y empezamos a exigirnos con expectativas no reales, en el deporte, este empieza a ocupar zonas que no son ocio, y empiezan a sacrificar puntos del trabajo y familia, robando emociones que estos nos generan, como ansiedad y “estrés”, por tanto, lo que empezó como ocio, para huir de esas emociones, lo hemos convertido en un elemento más, que nos aleja de la felicidad, parece contradictorio, verdad? pero así es.

Por tanto no perdamos el norte, disfrutemos del deporte, como si de una reunión de amigos tomando una cerveza se tratase, y eso no quiere decir que nos aleje de nuestros tiempos, marcas, u objetivos, ya que si emocionalmente estamos “enchufados”, los resultados viene con buen trabajo.

Vaaaaaamoooooosssss

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑