Así empieza el Titular “estrés: es la característica que más se valora en los negocios hoy en día…”

Que viva el estrés! que no le falte a nadie…, ya no es una enfermedad, ya no es un estado…, es la máxima de a productividad, yuju!!! Cómo?! Que no tienes estrés?? Nunca llegarás a ser consejero delegado…, pringado!!

Dónde quedó aquel diagnóstico de estrés, sí, diagnóstico…, hace unos años, estar estresado era motivo de baja laboral, era una enfermedad, ahora se ha convertido en lo contrario, si no eres una persona estresada, no vives al ritmo de esta sociedad, no molas, no eres productivo en el trabajo…, pruébalo, pregunta en tu entorno…, qué tal en el trabajo? la mayoría contestará con un “puff!! estresado” y tú pensarás, “seguro que este es un tío importante…, mírale…, tiene pinta de estresado…” y sin embargo preguntas a otro y te contesta “bien, tranquilo…” piensas “pobre…, o no tiene trabajo, o le van a echar o es un vago…”

Pero cuál es la realidad? Cuál de los dos es mejor trabajador? De verdad queremos vivir con la etiqueta de estresado? con una etiqueta de enfermedad? Recordemos que estas etiquetas alteran las moléculas de agua, su forma, su consistencia, su color, su organización…, y nosotros somos 80% agua…, queremos ser enfermos sin serlo??

Yo lo tengo claro, aunque me lo vendan, yo quité de mi vocabulario hace tiempo la palabra estrés, y se lo recomiendo a todas las personas que trato.

Feliz día, fuera de la zona de estrés 😉

Anuncios