Aunque llegues el último en una carrera, siempre tendrás por detrás a los que no se atrevieron a correrla.

Este es el mensaje que debe tener en la cabeza constantemente el emprendedor. Sus actos son actos de valentía, de coraje, hay muchos que lo intentan, incluso que se acercan mucho al momento de crear una empresa, de hacer realidad su idea, pero pocos son los que finalmente lo hacen, y consiguen que su vida gire alrededor de esta idea.

El deporte es igual, es constancia, es sacrificio, es entrenar un día y otro día, para que llegue el momento de la carrera, y te puede salir bien o mal la carrera, peor la haces y la terminas, cosa que otros ni lo intentan.

Ahora que está “de moda” lo de ser emprendedor, hay muchos que hacen el amago de crear una empresa, pero ser emprendedor no es un estado transitorio, es un medio de vida, una forma de ver la vida, y de vivirla, siempre atento a todo, siempre observando, con mucho sufrimiento y sacrificio, muy parecido al deporte, plantearte unos objetivos, como una marathon, y sufrir, sufrir, y sufrir entrenando, para conseguir hacer la carrera, y terminarla, y da igual si eres el primero o el último, lo importante es que has hecho algo en lo que crees, y en muchos casos, que sólo tu creías que podías hacer, y has demostrado a todos los que tienes cerca que se puede hacer.

Si eres emprendedor, lucha, pelea por lo que crees, da igual que fracases, por lo menos lo intentaste. Vivir es despertarte por la mañana y luchar por lo que crees.

Anuncios