Ayer a media mañana llegamos a Candeleda. Según las noticias de hoy ha sido donde más litros de agua por metro cuadrado llovió ayer, y así debió ser por que no paró de caer agua en todo el día.

Con ese panorama nos dedicamos Celia y yo a disfrutar de un día de turismo gastronómico, con comida y cena en sitios típicos de pueblo, con buena carnaza, buenas tapas, buen vino y espectaculares postres.

La casa rural en la que estamos alojados también es un sitio idílico de montaña, un eapacio perdido en el monte sin televisión, donde sólo puedes descansar y encontrarte con la naturaleza.

Para hoy teniamos planeada una excursión, Celia en bici y yo corriendo, pero visto el día que hizp ayer nos acostamos con cierto temor.

Durante la noche he oido que llovía, pero nos hemos levantado con un día de sol espectacular. Hemos desayunado en el salón de la casa rural, atendidos por Ricardo, el propietario, con una gran chimenea, mucho café y tostadas.

Con el día tan bueno que hace le preguntamos por una ruta para hacer hoy. Nos indica un buen camino hasta un lago y nos ponemos manos a la obra.

Estamos a los pies de la sierra de Gredos, nevada y espectacular, empiezo a correr y Celia en la bici, vamos disfrutando de los paisajes de la zona, ríos, árboles, y nuevos acompañantes, gallinad y ovejas.

Cada poco hablamos y comentamos la maravilla del paisaje, decimos que deberiamos hacerlo más amenudo y pensamos que cuándo podremos hacerlo con Alvaro, seguro que dentro de poco.

Hemos disfrutado del fin de semana, pero de forma directamente proporcional nos hemos acordado de Alvaro y le hemos echado de menos.

Llevo corriendo una hora, Celia aguanta en la bici como una campeona a pesar de los problemillas de salud que ha tenido durante los dos últimos meses. Veo que no me cuesta correr, que no me cuesta respirar, que cada bocanada de aire que doy reparte oxígeno de la naturaleza por todo mi cuerpo, no noto el corazón, no se acelera.

Paramos a hacernos una foto en el lago, nos queda otra hora de vuelta. Seguimos hablando y disfrutando, hoy podría haber estado corriendo durante todo el día, hoy no entrenaba para nada, ni maratón, ni ironman ni nada, hoy disfrtutaba del deporte con Celia, y ha sido una mañana espectacular.

Al final 2 horas corriendo, unos 27 km y un recuerdo para toda la vida.

#vamosahacerdeporte

20130120-143618.jpg

Anuncios