Pues unos lo llamarán locura, otros trastorno, pero la verdad es que cada vez me encuentro mejor con los pequeños cambios que estoy haciendo en el tema de la alimentación.

Este año, como todos sabéis empecé con los ayunos, un día a la semana, todos los martes, como hoy, hago ayuno, sólo como unas piezas de fruta durante el día, y nada más. 

La evolución ha sido espectacular, este año me siento físicamente mejor que nunca, y estoy encontrando bastantes cosas positivas en los ayunos.

Para seguir con las “taras” la semana pasada me quité los lácteos, cosa que llevaba pensando durante mucho tiempo, ya que siempre he leído que los lácteos no son buenos, y finalmente me he decidido a sacar los lácteos de mi alimentación. Desde el principio he notado que me viene bien, sobretodo por dos cosas. Me tomo los cafés sin leche, y tomo menos cafés, así que ya sólo por esto, el tema es bastante bueno.

Lo que hago es vigilar el resto de lácteos que tomo, no me voy a volver loco, y si tengo que tomar algo de queso que me encanta lo voy a hacer, pero siempre intentando vigilar un poco más los lácteos.

Os iré contando qué tal va mi evolución, jeje

Vaaaaaamoooooooooooooooossss

Anuncios