km 0

Pues sí, ya es oficial, y es una realidad, dentro de 7 meses, un poco menos, disputaré el primer Ironman en Madrid, el km 0.

Será especial, muy especial, pero no sólo por que vaya a ser en Madrid, mi ciudad, ni por que haya cambiado mi estilo deportivo, en el que este año no competiré casi nada, y simplemente me dedicaré a conciencia a preparar esta prueba, si no por lo que hay alrededor de esta prueba que ahora mismo os voy a contar.

Lo bueno que tienen las redes sociales es que uno puede llevar a vida “que quiera”, lo pongo entre comillas, por que no te puedes invitar una vida, pero si jugar con los estados de ánimo.

He de reconocer, que el año pasado fue uno de los años más difíciles de mi vida, ya que estoy arrastrando problemas generados del pasado, con son como una losa sobre mi espalda, y que poco a poco voy solucionando, de la única forma que sé, que es con trabajo y con esfuerzo, pero si es verdad que hay rachas, en las que ves que no puedes con todo, y que te dominan estas situaciones, seguro que sabéis de lo que hablo.

El año pasado, los últimos 6 meses, decidí desaparecer de muchas cosas, de muchos entornos, incluso dejar de lado a amigos, necesitaba intimidad, meterme en mi mundo y luchar yo sólo.

Pero es en estos momentos difíciles cuando aparecen los amigos, y esta vez me habéis llegado de verdad al corazón, me sigo emocionando cuando pienso en los dos detalles que habéis tenido conmigo en los últimos meses.

El 29 de enero, el día del cumpleaños de mi hija, se presentaron por sorpresa en mi casa mis amigos, todos, todos los que pudieron y los que no me llamaron, fue una visita simplemente para decirme que ahí estaban, y así la entendí, me conmovió, y me emocionó, y todavía me emociono cuando lo pienso.

Poco después, y dado que este año no sabía como plantearme mi “vida deportiva”, también ellos, mis amigos, me lo han solucionado, ya que me han hecho un regalo anticipado de cumpleaños, y me han inscrito en “Km 0”.

Por todo esto, y por mucho más, este año, sé que va a ser especial, ya lo está siendo, y ya puedo mirar las cosas con la amplitud con las que las veía hace años.

Este año, cada metro nadado, cada kilómetro corrido, y cada entrenamiento sobre una bici, va dedicado a vosotros, mis amigos, no os voy a dedicar sólo la carrera. sólo ese Ironman, eso sería mínimo, os voy a tener presente cada día, en cada entrenamiento, cuando no tenga ganas ni motivación, seréis vosotros los que me empujéis a la piscina o a la calle a correr, y os dedicaré cada gota de sudor, cada dolorcillo, y cada serie, estos 7 meses que ya han empezado, va dedicado a vosotros.

Sólo pido que circunstancias y lesiones me respeten, y estoy seguro que así va a ser para llegar el 27 de septiembre al Ironman de Madrid, como nunca he llegado a una carrera, y poder exprimirme para poder tomarme una cerveza en condiciones con vosotros en la Puerta del Sol.

Sin más, OS QUIERO!!!

Anuncios