Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

ironman

Ayuno de 76 horas

Hola a todos.

Durante esta semana varios me habéis preguntado que por qué ayuno, y por qué ayuno tanto tiempo.

Os voy a dar las explicaciones de por qué lo hago, y por su puesto, no intenten hacer esto en su casa, jajajaja. Yo simplemente cuento lo que hago, y lo que me funciona, lo que no me funciona también lo cuento, pero no todo.

Hace 3 años, cuando empecé a competir un poco más en serio, terminaba las carreras de 10 km destrozado, con ganas de vomitar y con descomposición. Lo daba como algo normal, por el esfuerzo, y por la intensidad a la que me obligaba.

Comentándoselo a un amigo, me dijo que por que no ayunaba un día a la semana, que podía ser por el hígado. No busqué más explicaciones, simplemente cuando me lo dijo, me encajó, y empecé a hacer ayuno.

El primer día, me costó, pensaba demasiado en la comida, ese día pasé hambre, pero lo aguanté. Pensaba que me iba a despertar al día siguiente con ganas de comerme una caja entera de cereales, pero no fue así, me despertaba con menos necesidad de desayuno que otros días.

Poco a poco, fui notando como el día de ayuno no me alteraba mi día a día, ya no se me hacía duro, y era capaz de hacer entrenamientos con normalidad durante ese día, y durante el día posterior.

No sé si por esto, o por otra cosa, pero ese año que ayunaba todos los martes, fue el año en el que mejor me encontré, y en el que mejores resultados tuve.

Dejé de hacer ayunos, me metí en el Mundo Ironman, y parece que todo es poco. Come todo lo que puedas, entrena todo lo que puedas, se intenso todo lo que puedas….

Este verano me ha hecho reflexionar sobre la batalla que he tenido los dos últimos años contra los Ironman, y he decidido volver a mis métodos, los que me funcionan.

Llevaba cosa de dos meses, en los que me encontraba cansado, fatiga constante, dormía mal, y me despertaba cansado, incluso durmiendo más de lo que duermo normalmente, y tenía dolores musculares y tendones, cosa que por suerte no suelo tener, y este domingo, tras una comida familiar, lo vi claro, quería ayunar, y quería ayunar lo que el cuerpo me pidiera, necesitaba una cura…, y así ha sido.

Una de las explicaciones que doy, es que cuando tienes u a comida copiosa, el cuerpo te pide echarte una siesta. Si llevas una temporada comiendo mal (todos, comemos mal aunque queramos comer bien, los alimentos están manipulados ;-)) el cuerpo tiene esa sensación constante de necesitar siesta, de no descansar, de no llegar….

Por otro lado, cuando te encuentras mal, tienes gripe, o estás enfermo, y no tiene por que ser de tripa…, el cuerpo pide no comer, parece que el no comer ayuda a recuperar el cuerpo.

Por estos motivos hago el ayuno, y a mi me funciona. Mucha gente me dice que no aguantaría ni saltarse una comida, pues que no se la salte, y que no haga ayuno.., no hay que enfrentarse a las cosas por que otro lo haga y te diga que es bueno, aquí no hay nada ni bueno ni malo, somos todos diferentes, y lo importante es que lo que hagas te ayude y te aporte.

Por otro lado, a mi me ayuda a desarrollar mi parte espiritual, no lo hago por perder peso, y más que una desintoxicación, lo considero una curación.

Para cualquier duda, a vuestra disposición 😉

Vaaaaamoooooosssss

BACK TO BASICS, ON THE WAY TO MARATHON #BeRunin

Muy buenas a todos, aquí vuelvo de nuevo, con ganas de dar mucha guerra.

Después del verano, que me he tomado para hacer unas reflexiones, no para meditar, eso es otra cosa, he llegado a la conclusión de que vuelvo 4 años hacia atrás para volver a encontrar mi camino.

Efectivamente, vuelvo a los orígenes, a aquella Maratón de Valencia, que en el año 2012 me cambió la vida, me vio nacer como deportista, y empezar a creer que si quieres puedes.

En aquella ocasión fui a Valencia con desconocimiento total de lo que era una Maratón, este año voy sabiendo lo que es, aunque sólo he hecho dos Maratones puras, el resto han sido en Ironman, o en carreras que he pasado de los 42 km, como en la Wings for Life, pero Maratón, sólo dos Valencia 2012 (2h51´) y Sevilla 2013 (2h46´)

Aunque he tenido que poner tiempo marca que espero hacer, voy sin expectativas, voy a disfrutar de los entrenamientos buscando la agonía, que ya lo estoy haciendo, y voy a volver a sentirme runner, no os creáis que para abandonar el Triathlon,  ni mucho menos, esto es un back to basics, para buscar, el año que viene de nuevo Mi Ironman.

De momento, en apenas dos semanas que llevo entrenando centrándome en la carrera a pie, pues lo normal, dolores, dolores y algún que otro dolor. He pasado de a penas pasar de los 30 km a a la semana, a la semana pasada llegar a los 70 km, y esta semana espero acercarme a los 100.

Os iré contando, Valencia está esperando, a sólo 8 semanas y unos días, motivación, a saco!!!

Vaaaaaaaamooooooosssssss

Una vida incondicional

Había oído hablar de Amor Incondicional…, me sonaba a película romántica, algo tipo amor eterno, cuando conoces a esa pareja perfecta, con la que quieres compartir la vida, que la juras amor eterno.

Entonces pensé, que si el amor eterno es para alguien que conoces a lo largo de la vida, el amor incondicional, es para quien ya conoces cuando llegas a esta vida, tus padres, tu familia, etc.

Pero no, me di cuenta de lo que era el Amor Incondicional el momento en el que nació mi hijo, mi primer hijo, y es difícil de describir.

El momento en el que tuve esa criatura entre mis brazos, el universo me mando un nuevo estado de vida, y una nueva posibilidad, Amor Incondicional. Suena a cuento, te voy a amar toda la vida, sin esperar nada a cambio…

Eso es lo que he prometido al Universo, por el regalo que me ha hecho de mis dos hijos…, les voy a amar toda la vida, sin esperar nada a cambio.

Sin esperar nada a cambio, es lo que diferencia cualquier tipo de amor con el Amor Incondicional. No esperar que tus actos, tengan un retorno en ningún momento de la vida, como dice mi gran amigo Carlos Mascias, sin expectativas, ese dar sin recibir nada a cambio.

Ahora, que han pasado casi 5 años desde que nació el primero de mis hijos, empiezo a valorar la siguiente opción, una vez que tengo asimilado este roll de Amor Incondicional…, ¿por qué no vivir una Vida Incondicional?

Que supondría esto…, vivir, disfrutando del día a día, sin esperar nada a cambio.

Veo que muchos conflictos que generamos en el día a día, es por esperar recompensas de nuestros actos…, si trabajo mucho, espero un aumento de sueldo, un aumento de responsabilidad…, si te trato bien, espero que me trates bien…, si te quiero, espero que me quieras…. si te paso el balón, espero que me lo devuelvas…., si te enseño, espero que estés conmigo siempre….

Y si nos dedicamos a hacer las cosas, simplemente por el mero de hecho de hacerlas, y disfrutarlas, sin esperar nada a cambio?! Simplemente por disfrutar del momento?!

Como siempre, y volviendo al deporte, lo que me gusta, me ha pasado en ocasiones, que me creo expectativas…, si he entrenado bien, y me encuentro bien…, me tiene que salir bien la carrera, y lo daba por hecho…., pero las cosas no son así.

Ahora estoy centrado en la Incondicionalidad de las cosas, entreno por que me gusta, y disfruto de los entrenamientos, y compito por que me gusta, y disfruto de la competición, el resto vendrá como tiene que venir, por que no someterme a condiciones me hace libre.

Feliz día!!

Ser yo mismo

Hoy he pasado un momento por casa. Cuando sales por la mañana a toda velocidad para ir a trabajar, no te das cuenta de los detalles, pero al llegar a casa, y estar sólo, es un buen momento para parar el tiempo y disfrutar de estos pequeños detalles.

Nada más mirar hacia la mesa, me he encontrado la escena de la mesa, un dinosaurio, y la taza de archiconocida por todos los padres de niños de menos de 5 años “La Patrulla Canina”.

Lo normal hubiera sido pensar el desastre de casa en el que vivo, con dos niños pequeños (5 y 2,5 años) la casa es todo menos orden, hasta tenemos las paredes y los sofás llenos de grafitis de estos renacuajos.

Pero no he pensado esto, me he parado, y he disfrutado del presente, he vivido este momento con gran intensidad, sin juzgar, simplemente disfrutando de lo que supone ahora mismo tener estas dos criaturas tan maravillosas enseñándome a diario lo que es la vida…, por que la vida es su vida, pronto crecerán, y se meterán en la “no vida”, pero de momento viven la vida disfrutando cada momento….,  como el de dejar el dinosaurio perfectamente colocado, para que sea lo primero que se encuentre cuando llegue a casa, y pueda seguir con su rutina de juegos de antes de salir, como si nada hubiera pasado durante el tiempo que ha estado fuera, aunque si han pasado cosas, aprendizaje, que le irá llegando a ráfagas.

Este momento me ha servido para pensar en mi mismo, y hacer una pequeña meditación mirándome desde fuera, y viendo si lo que soy ahora mismo es lo que quiero que mis hijos aprendan de mi. NO, pero no pasa nada, por que estoy en el camino de ser Yo, mi Yo, el que quiero ser.

Pienso trabajar día en día en encontrar mi auténtico Yo, ese Yo que te hace feliz. Una de las cosas por las que voy a empezar es por el deporte. Después de Lanzarote me he obsesionado un poco, perdiendo mi Yo, en que tengo que entrenar y entrenar y entrenar para luchar contra la distancia Ironman, cuando yo realmente no soy así. Mi mayor capacidad es mi cabeza, no mis entrenamientos, aunque hay que hacerlos, y hay que seguir, pero no voy a poner como centro de mi preparación las horas de entrenamiento, si no las horas que dedicaré a ser quién yo quiero ser en el deporte.

Poco a poco iréis viendo los cambios, yo os los contaré, y si crees en mi, sube que te llevo, jejejeje, y sobretodo, empieza a disfrutar el momento presente, sin juzgarlo, todo lo que te rodea es maravilloso.

Crónica de Lanzarote

EL Ironman de Lanzarote era mi 4º Ironman, y 4ª vez que me pasa lo mismo, y a la misma altura de carrera.

Han sido 4 carreras diferentes, 3 años diferentes, y en los 4 casos, la experiencia ha sido la misma, llegadas las 5 horas de carreras, me vacío, se me va la vida, aparece un agujero de gusano, y viajo a otro multiverso, en el que no soy yo, en el que no me funciona nada, ni las cabezas, ni las piernas…, entro en emergencia, y no me encuentro…, y me viene un único pensamiento a la cabeza…, cruzar la meta, aunque sea a arrastras.

Después de reflexionar levemente sobre lo que pasó en Lanzarote, y con la ayuda de que sólo una semana después haciendo un Half me volví a encontrar a mi mismo, creo que tengo definido qué es lo que me pasa en los Ironman.

Probaré en septiembre si he encontrado la fórmula.

Sé que el problema está en mi interior, y que en Lanzarote fallé yo, por que tenía toda la ayuda externa…, Jaime, Nutrien3, Drink6, TomTom, Retrocycling, Poc, y un largo etcétera de personas que me han ayudado…, hasta Salinas que me dejó, de nuevo, su bici.

Aunque parezca lo contrario, en ningún momento me he obsesionado con la carrera, sigo viendo esto como una diversión, y me sigue divirtiendo mucho, pero mucho mucho.

Quizá me despisté bastante con los Universos, y me confié, falté un poco el respeto al destino, y por eso mínimamente voy a hacer un trabajo de vuelta a lo terrenal…., y voy a buscar un nuevo pequeño hobby,…., sin tener que levantarme 30´ antes todos los días…, voy a empezar a jugar en bolsa…, qué hay más terrenal que eso…?!?! y con 30´ al día, a ver que consigo…, de momento me voy a formar…, voy a asistir a un par de cursos, y os seguiré contando….

Pues nada.., os diría que a seguir, pero no, es a empezar, por que cada día nuevo es un comienzo.

Qué seáis felices y gracias!!!!

A falta de 2 meses para Ironman Lanzarote

Hace casi 5 meses que tomé la decisión de competir en el Ironman Lanzarote, y ahora estoy a dos meses del evento.

En este tiempo estoy aprendiendo mucho, y también disfrutando.

Aprendiendo con los entrenamientos, sin duda no es lo mismo entrenar por cuenta y RIESGO de uno, que con una planificación, en este caso, siguiendo los pasos de Luarca. Antes de asegurarme de ir a Lanzarote, estuve preguntando, y parece que todo el Mundo, o casi todo, coincide en que Luarca era la mejor opción para preparar esta prueba, y 5 meses después, estoy de acuerdo, y no sólo por la planificación de los entrenamientos, que no ofrece discusión, si no por la conexión, telepática en muchos casos, pero es que cuando conectas, sobran las palabras, jejejeje.

Las sensaciones, a pesar de todo, no dejan de ser raras, acostumbrado a entrenar según cada día lo que me apeteciera, y haciendo auténticas burradas, me siento lento en casi todo, en la natación, por su puesto, aún sabiendo que saldré del agua en el tiempo que tengo en la cabeza, en la bici, me falta darle el último achuchón en estos dos meses que quedan, para disfrutarla en Lanzarote, y corriendo.

Corriendo es donde más raro me siento, estoy corriendo mucho menos que en los últimos 4 años, pero no me preocupa, ni lo más mínimo, por que tengo el conocimiento de que estoy entrenando la maratón que correré el 21 de mayo, después de 3,8 km de natación, y de 180 km en bici.

Otro acierto, es la parte de coaching y de nutrición por parte de Nutrien3, cosa que hasta la fecha no había hecho tampoco, y considero una ayuda muy importante.

En estos dos últimos meses, de recta final hasta la prueba, estoy totalmente centrado, y cuidándome la alimentación, y para colmo, me he propuesto cuidarme el otro punto débil que tengo, el descanso 😉

No sé que tiene Lanzarote, pero me pongo nervioso sólo de pensar en el día, sabiendo que ese día ya ha sido, y que sólo me queda disfrutarlo, y de todas las posibilidades infinitas, escogeré la mejor 😉

Vaaaaaamoooooossss

Me pongo al día…

 

Hacía mucho, pero mucho que no pasaba por aquí. Parece que cuánto más te propones para hacer algunas cosas, más lo abandonas, jejejeje, o por lo menos eso me ha pasado en los últimos meses con el blog, pero no pasa nada, nos ponemos al día en un momento.

Lo primero, asimilando bastante bien los entrenamientos de Luarca, y notando ya algunos resultados.

Por otro lado, adaptado al tema nutrición, pero metiendo una marcha más a partir de ahora, gracias a los cuidados de Nutrien3, no sólo en la alimentación, si no en todo el apoyo de coach que me dan en cualquier momento.

A falta de casi 3 meses para la fecha señalada, la del 21 de mayo en Lanzarote, lo más importante es lo bien que me he adaptado a los entrenamientos. He de reconocer que estoy nadando, pero que en las dos últimas semanas por viaje y trabajo, no he podido nadar, pero en seguida me pongo manos a la obra de nuevo.

El resto, veo que me ha venido bien bajar el ritmo, echo de menos las palizas anárquicas que me daba, y que me volveré a dar, pero ahora el objetivo está claro.

Bueno, de momento esto, rápido para recordar que el blog escribe, y retomar de nuevo la rutina.

Vaaaamoooossss

Correr con 10 kilos menos

Esto es Alter G, una cinta casi normal, en la que puedes reducir tu peso corporal hasta el porcentaje que quieras.

Tuve la oportunidad de probarla hace unos días. En estos momentos en los que los ritmos de entrenamiento son suaves, sobretodo en carrera, tenía ganas de subirme a esta máquina, a ver si podía agilizar un poco las piernas.

Y efectivamente, sólo tuve que quitarme unos 10 kilos, o poner la máquina quitando un 15% de mi peso, y así fácilmente poder mover las piernas a ritmo cercano a las 3:00 minutos el km.

Creo que esta máquina tiene grandes utilidades, tanto para la salud como para la mejora en el rendimiento, y que pronto se extenderá su uso.

De momento, a seguir corriendo con 10 kilos más, jejeje

Vaaaamoooosssss

Por qué en equipo?!

Hasta hace poco era un corredor independiente, hoy sigo siendo un corredor independiente, pero dentro del equipo X3M.

Siempre he entrenado sólo, mis horarios, mis trabajos, tiempo, familia, hace que la gestión de los entrenamientos sea o pronto, muy pronto, o cuando tengo un hueco improvisado, y por este motivo, creía que pertenecer a un equipo iba a ser de poca aportación por mi parte.

Cosas del destino, he tenido la suerte de caer en manos del X3M. Trabajar con Martín Giacchetta que forma parte de este equipo, y que Jaime Luarca sea el entrenador, después de que coincidiésemos estudiando en el año 96 y trabajando de camareros haciendo extras en el Pizza Jardín, hace que las fuerzas del destino, en las que yo creo, me decidiese a formar parte de este equipo, y he tenido la suerte de que me han acogido.

Hasta ahora no me podía imaginar lo que un entrenador te podía aportar, aunque sea “en la distancia”, y viéndonos de vez en cuando, y sobretodo no sabía lo que me iba aportar pertenecer a un colectivo igual, o casi igual de pirados que yo, y que somos muy diferentes, pero que nos une una gran cosa, el deporte y en concreto el Triatlón.

En la actualidad, por tanto, sigo siendo un corredor independiente, pero con la sensación de que ya no entreno sólo, y que de vez en cuando entreno con los X3M.

No quiero olvidarme de Carlitris…, gracias por hacerme llegar a este grupo.

Nos queda mucho viaje por delante y lo vamos a disfrutar!!!

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑