Aprovechando que hoy tengo un día de descanso, uno de esos cada mucho por suerte para mi, os voy a contar mis diferentes días de descanso.

Por un lado están los días de descanso obligados por circunstancias ajenas, como puede ser que el peque madrugue mucho y que no pueda entrenar por la, aunque muchos de estos días me puedo organizar y hacer algo por la tarde, o bien que me quede dormido, que me pasa también de vez en cuando, y lo suelo solucionar como antes, pero si no son días de descanso obligado.

Otros días de descanso son los programados, pero en estos son los que hago descanso activo, no me gusta descansar y si estoy haciendo deporte con objetivos de competiciones no me gusta programarme días de no hacer nada. Lo que si hago son días más suaves de entrenamiento, muchos días de estos no son programadoa si no que surgen sobre la marcha, un día que no vas bien, que no tienes buenas sensaciones y prefiero tomármelo con tranquilidad, y con menos intensidad pero siempre entrenando.

Y los días más raros son los de descanso programado, han sido pocos durante el año, quizá alguno después de la maratón o del half de Málaga y poco más.

Hoy es uno de esos días de descanso por que si, camino del Rocío a disfrutar de un fin de semana de buen comer, buen beber y gran ambiente, y pronto a recuperar la normalidad.

Buen fin de semana a todos.

Anuncios