Hoy ha sido un día importante para mi. No ha empezado fácil, ayer por la noche, a eso de las 22:30 ya estaba durmiendo, el día de gastroenteritis había hecho pupita y Celia y yo estábamos malos, por lo que para que alargar más la agonía, a las 22:30 como angelitos a dormir, pero vivimos con otro angelito, un angelito que a eso de las 3:00 de la mañana “aquí estoy yo, y mis dientes”. Estábamos hechos polvo, al final mientras Celia le intentaba dar el biberón y yo estaba tumbado, de repente oigo unos pases en la habitación, y era mi hijo que venía andando como si fuera ET pidiendo sitio. Seré un mal padre, le estaré mal criando, pero disfruto yo más que él cuando se mete en la cama contigo, a pesar de que no me deje dormir por que respira fuerte y no para de moverse, y me deja un mini espacio en el que no estoy cómodo. Al final, a las 4 pasadas le lleve a su cuna para intentar dormir un rato más.

Entre el episodio de la gastroenteritis y la noche de Álvaro, hoy no he ido a entrenar por la mañana, además Celia estaba más afectada que yo por el virus, y me he encargado de llevar al peque a la guarde.

El resto del día, como el de el resto de personas, jaleo en el Hospital, por la tarde jaleo de ir a por las bicis para las 24 horas non stop de Moralzarzal, dejar al peque en casa de mis padres, ir a por unas camisetas, ir a por la carpa, gracias a Runin y Bike Room por toda la ayuda por cierto, y luego vuelta a casa de mis padres, he dejado las bicis y la carpa allí, he recogido al peque, y para casa. He llegado casi a las 20:00, tiempo justo para bañarle, a las 20:30 está bañado, estoy destrozado, aún con la resaca de la gastroenteritis, he dormido mal, y a penas he comido, aún algo afectado por la gastroenteritis, pero aquí es donde quiero mostrar el espíritu de este blog!!!! Lo fácil que hubiera sido quedarme en casa, la cena del peque y a dormir, y quedarme relajado en el sofá, ver la tele, cenar algo tranquilo, pero no, sabía que hoy tenía que entrenar, voy con retraso, y tengo que hacer cosas, me he vestido, he vencido a la pereza y me he tirado a la calle a hacer 50´ de carrera continua.

Ahora ya he cenado, y estoy a punto de irme a dormir. Salir a correr a las 20:30, una persona que se acuesta a eso de las 22:30/23:00 y que se levanta a las 5:00, es como si saléis a correr cualquiera de vosotros a las 23:00, que muchos os acostareis a las 12, o a las 1, una pereza enorme, por que además no estoy acostumbrado a entrenar a esas horas, pero ahora muy a gusto y deseando que sea mañana para recuperar la normalidad.

La carrera continua ha estado bien, saliendo de casa y llegando a IFEMA y vuelta, pasando por los parque de Machupichu y el pinar de la A2, es un recorrido muy agradable y con poca subida.

Buenas noches a todos, hoy a descansar, que las 24 horas son pasado mañana.

Anuncios