En esta semana en la que tengo el cuerpo torcido, después de las 24 horas non stop de este fin de semana, lo normal es que me tomara la semana con más calma, pero con el mes de junio que me he preparado, no puedo bajar el ritmo, y estoy entrenando bien.

Entrenando bien, pero con cabeza, que no hay que volverse loco, y hay que saber escuchar al cuerpo. Estoy entrenando bastante, pero estoy metiendo mucha natación, que para mi es lo menos agresivo, y haciendo un día bici y otro running, pero tranquilo.

Ayer volví a la piscina por la tarde, otros 2.000 metros, y cada vez mejor. 

Por la mañana hoy no he podido entrenar por que Álvaro se ha despertado justo cuando me estaba preparando, y me he quedado con él, es díficil no caer en sus encantos, cuando se despierta, te llama y te echa los brazos, y cuando le coges se te pega como un koala, y a ver quién de esta forma le deja y se va a entrenar, desde luego, yo no!!

Esta tarde me toca apretar la agenda lo máximo posible para poder entrenar, y además quiero hacer estática y volver a nadar, en total 90´ de entrenamiento, pero quiero hacerlo para llegar lo mejor posible al fin de semana.

El domingo compito con los élite, como me dicen los expertos…”di que si, con dos huevos”. No estoy a su nivel, ni mucho menos, pero competir con gente que sabes que te va a exprimir es de los mejores entrenamientos que me puedo programar.

Si alguien se anima, el domingo a las 9:00 de la mañana puede disfrutar del espectáculo en la Casa de Campo, y después saldrán los Gómez Noya y compañía.

Buen día a todos

Anuncios