Madre mía, 12 días, y lo que más miedo me da es que me pase lo que me pasó el año pasado, lo peor que me puede pasar es que una gastroenteritis me rompa el trabajo de los últimos meses, pero estas fechas son así, comidas y cenas de Navidad, y más comidas, y más cenas, un sin parar, y entre comida y cena, algo me puede sentar mal, y zas, fuera la San Silvestre.

Esta semana se me está haciendo especialmente dura, mucho trabajo, tanto en el hospital, como fuera de él, buscándome la vida y preparando el 2014, con algún proyecto interesante, pero en fase emprendimiento, eso que parece que mola tanto y que esta de moda, pero cuando llevas tantos años emprendiendo, quieres ser más empresario, y menos emprendedor, pero bueno, seguro dde que queda cada vez menos.
Pues eso, días de mucho jaleo, tampoco estoy entrenando por la mañana por que a Alvaro le hemos cambiado de cuarto, y ahora se despierta más temprano, con lo que no salgo a entrenar a primera hora, y he cambiado el horario a última hora de la tarde, cosa que también me vendrá bien, para adecuarme al horario de la San Silvestre, todo suma.

Ayer y hoy han sido días de series, series que he tenido que hacer en cinta, y en las cuales me he encontrado muy bien, y muy cómodo, creo que he entrado en el ciclo bueno y espero que me aguante 12 días que quedan hasta la San Silvestre.

Me veo bien, me gusta entrenar en la cinta por que me obliga a ir a una velocidad, y me sorprendo trabajando a ritmos, que hace no mucho eran impensables, ayer hasta para hace 10 series cortas, la velocidad de la cinta se me quedo corta, ya que no pasa de 20 km/h.

En resumen, quedan pocos días, y cada día que pasa lo tengo más claro, lo voy a hacer.

Vaaamoooosssss

Anuncios