Así es, como cada martes desde que empezamos este año 2014, hoy toca ayuno, y cada vez lo tengo más integrado, y cada vez se me hace más llevadero, si en algún momento no lo fue.

La verdad es que las personas que me rodean o que saben que hago ayunos me miran como un loco, pero cada vez es mayor el número de personas que lo dicen que lo van a probar.

Y eso que lo que más echa a la gente atrás, no es lo bueno o malo que pueda ser, si no lo difícil que les parece pasar un día sin comer, pero no sé si es sólo mi caso, o si es lo normal, pero los martes no paso nada de hambre, puede ser que tenga algún rato, igual que otros días en los que tengo hambre, pero los martes a diferencia de otros días, cuando tengo hambre me como una manzana, suelen ser 2/3 al día, y sin embargo los días que no hago ayuno, y tengo hambre, aguanto hasta la comida, y tengo durante más tiempo esa sensación de hambre, es curioso, pero me da la impresión de que paso más tiempo con hambre un día normal, que los días que hago ayuno.

Desde hace un par de semanas, además, los entrenamientos que hago en el día de ayuno, que siguen siendo suaves, son cada vez un pelín más intensos, pero como digo siendo suaves.
Hoy si va todo bien trotaré tranquilo durante una hora, y trotar tranquilo durante una hora después de llevar todo el día en ayunas, de verdad que es un buen entrenamiento. Cuando lleguen esos momentos de vacío en una competición, estoy seguro que estaré mejor preparado que como lo estaba antes.

vaaaaamoooooooooossssss

Anuncios